Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Lyc escriba una noticia?

4 motivos para no querer un TV 3D

08/03/2011 16:01 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

image

imageNo hace más de 10 años que los televisores CRT fueron dando paso a los primeros de plasma y, con ello, el inicio de la era de los TV planos de grandes dimensiones. Con la promesa de ofrecer imágenes en alta definición, término que comenzó a difundirse a comienzos de la década pasada, cada vez más personas incorporaron a la sala de la casa, a pesar de su alto precio, un equipo de este tipo.

Pero el reinado a las pantallas plasma les duró poco y pronto llegó LCD, una nueva tecnología que colonizó espacios que los plasma nunca pudieron llenar, con televisores más pequeños, costos más bajos para la época, mayor duración de la pantalla y menor consumo de energía. Y cuando muchos aún no habían terminado de pagar su televisor LCD, los fabricantes de estos dispositivos decidieron traer al mercado los avanzados equipos LED, que descrestan por su extrema delgadez, menor consumo de energía, colores impactantes y alto contraste. Hoy nadie duda, si cuenta con el dinero, en elegir un LED sobre un plasma o un LCD.

No obstante, desde el año pasado, más exactamente desde la feria de tecnología más importante del mundo –el Consumer Electronic Show (CES) que se realizó en enero en Estados Unidos–, una nueva invención ha querido apoderarse (si lo permitimos) de los centros de entretenimiento en el hogar. No obstante, esta vez no se trata de algo completamente funcional y operativo, que a simple vista represente un cambio en calidad y experiencia para los usuarios, como lo fue en su momento el cambio de plasma a LCD.

La realidad, a los ojos de este espectador, es que la tecnología 3D en los televisores no ha sido inventada por completo, le falta madurar, ofrecer imágenes que no se vean borrosas o distorsionadas. Así mismo, es necesario que las decenas de mejoras realizadas constantemente a estos equipos (gafas pasivas, gafas activas, sin gafas, tecnología antiparpadeo) eviten pensar que es una tecnología aún en desarrollo y que, al comprar un televisor de estos, en pocos meses será obsoleto y habrá productos superiores. Como están las cosas, son los consumidores los que pagarán el precio del 'ensayo-error' de los fabricantes.

Un año después del inicio del auge 3D, en un esfuerzo por compartir mi experiencia en el CES 2011, (y consciente de ir en contra de las esperanzas de las compañías involucradas en la tecnología 3D), doy mis motivos para evitar a toda costa un televisor 3D.

1. ¿Cuál tecnología es mejor?

LG Electronics quiso llamar la atención de todos los visitantes a su stand en el CES 2011 al promocionar unas gafas pasivas similares a las de las salas de cine (no requieren sincronización con el televisor), que permitían ver las imágenes 3D en cualquiera de los modelos de TV de la empresa. Pasar al stand de Sony significaba ponerse una gafas más grandes y pesadas que 'hablan' con el televisor para apreciar el contenido (de hecho tienen un botón de encendido). Al visitar a Toshiba, su producto destacado consistía en televisores que no requerían gafas para apreciar el efecto 3D. Y así sucesivamente en los espacios de Panasonic, JVC, Samsung y otros no tan conocidos.

Entonces, ¿cuál es la idea con esto? ¿Confundir al máximo? ¿Tentar con televisores sin gafas o decir que se utilizan las mismas del cine? ¿Decir que la mejor calidad se obtiene con gafas activas, como las de Sony? Todavía no hay voces definitivas al respecto.

2. Precios a la '3D' potencia.

Algunos fabricantes han mencionado que sus televisores 3D tienen el mismo valor que los que no incorporan esta tecnología, por lo que la opción 3D viene como valor agregado. Sin embargo, basta con visitar una tienda de tecnología y darse cuenta de que los precios de los 3D son astronómicos. ¿Vale la pena? Una gran parte de los consumidores ha comprado su televisor LCD o LED en los dos últimos años. ¿Estarán ellos dispuestos a pagar por un equipo adicional solo por el hecho de que ofrece 3D? Los que no han comprado, en vista de la diferencia, creo optarán en su mayoría por los tradicionales LCD y LED.

A esto hay que sumarle un equipo que permita reproducir contenidos almacenados en formato 3D, que puede ser un teatro casero 3D, un reproductor Blu-ray 3D o una consola PlayStation 3. Por lo tanto, más costos para poder disfrutar de esta experiencia.

3. No es una buena experiencia.

Es curioso, pero siempre que alguien prueba un televisor 3D su conclusión está relacionada con dos frases: 'se ve bien' o 'no se ve bien'. Lo ideal sería juzgar el contenido, no la forma en la que este se aprecia. Y para comprar un TV 3D, no creo que sea bueno someterse a que funcione o no funcione, pues lo ideal a la hora de adquirir tecnología es que cumpla lo que promete. En el CES del año pasado, y también en el del 2011, probé decenas de televisores, pero ninguno me convenció. La experiencia me ha dejado mareos después de pocos instantes de ponerme las gafas (la organización Consumer Reports dice que cerca del 15 por ciento de las personas que ve una película sufre de dolor de cabeza y cansancio de la vista), imágenes borrosas, incomodidad con las gafas y un deseo por disfrutar un mejor efecto 3D.

4. No hay mucho para ver.

Si compra un televisor 3D, ¿se conformaría con ver decenas de veces el demo y la película que le 'enciman', mientras espera que alguien le haga el favor de traerle algunos títulos de Estados Unidos o los pide por correo? Esta es la realidad para Colombia y muchos países latinoamericanos de los contenidos en tres dimensiones. Lo cierto es que no hay tiendas donde se consigan y en E.U. es posible adquirir ciertas películas, pero la variedad no es mucha.

En otros países podría considerarse adquirir los canales 3D que ofrecen, a través de televisión por suscripción, cadenas como ESPN; a Colombia esto todavía no llega. ¿Compraría usted un televisor 3D, así costara igual o menos que un LED? ¡Yo no!

Visto en: Enter


Sobre esta noticia

Autor:
Lyc (1430 noticias)
Fuente:
elcuartodelyc.blogspot.com
Visitas:
362
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.