Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Galdo Fonte escriba una noticia?

6D: Reminiscencia del franquismo

01/12/2017 17:08 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Inversamente a lo que se proclama desde la oficialidad, la constitución de 1978 no fue para nada una apertura a la vía democrática sino la continuidad del régimen franquista, de ahí el endémico impedimento a su variabilidad

Un año más,   el próximo  6 de diciembre se conmemora con toda solemnidad  el aniversario de la Constitución del 78,  sin que a pesar de  su  obsolescencia en el transcurso de  sus 39 años de vigencia el PP y el PSOE que en alternancia  condujeron la gobernanza del país, afrontaran  un nuevo proceso constituyente  que se antoja  tan necesario para la salud democrática como el aire que respiramos.

Una nueva redacción  de arriba abajo, que no solo incluya preceptos que den respuesta al conflictivo asunto del modelo territorial, sino que asimismo integren    en su contenido el reconocimiento y la  solución  de las  nuevas realidades que han surgido  en España en las últimas cuatro décadas.  

Aún así y a pesar de su evidente falta de voluntad reformista los autoproclamados constitucionalistas, al acercarse el aniversario de la Carta Magna suelen dar la apariencia contraria, exteriorizando para la ocasión su predisposición a cambiarla;  una proclamación de apariencia   que  pasado el día  de celebración  declinan por completo para incorporar de nuevo el asunto a la agenda de las recurrentes tareas que siempre quedan por resolver, y todo, porque frenando  la reforma de la Constitución alcanzan  su verdadera finalidad, que no es otra  que satisfacer su sentido patrimonialista de la política  y con ello cumplir su principal objetivo,   tal es, perpetuarse en el poder.

Pero sobre el particular  existe un trasfondo de mayor calado,  pues  el rechazo  a tocar la Constitución  tiene directas connotaciones con  su propia génesis, desde el punto y hora que su aprobación en 1978 más que ser la expresión de la transición modélica a la democracia que se nos cuenta, realmente   fue  la continuación y prolongación del antiguo régimen que bajo la forma política del parlamentarismo heredó todo lo sustancial del franquismo, con el único propósito de lavar la cara al  régimen dictatorial y así aparentar una nueva legitimidad ante la opinión pública que facilitase la definitiva integración del Estado español en el sistema internacional, y más concretamente posibilitase su incorporación  a la Comunidad Europea.

Con tal  simulacro, además de oficializar la primacía de la derecha se abrió interesadamente la integración  de fuerzas políticas  hasta entonces clandestinas, sin que tal apertura mudase cambios sustanciales  en el  sistema,  debido  esencialmente a que la constitución de 1978 impidió radicalmente la intervención  de la sociedad civil en los procesos de resolución política, que al igual  que durante el franquismo, se mantuvo en manos de la misma minoría dirigente contando con la permisividad de los cooptados  miembros que anteriormente fueran  oposición al régimen.

Y eso fue así  porqué  en su  mayoría  los ponentes de su redacción no los  eligió  el pueblo sino  que vinieron impuestos desde las filas del franquismo  en donde previamente hicieran carrera política, siendo por ello  que el cometido que tenían programado de antemano no era otro distinto a  garantizar que el orden constituido prevaleciese con la asumida subordinación de los integrantes que hasta entonces se habían agrupado en la llamada oposición al franquismo.

El régimen constitucional en vigencia, no es más que la reproducción del régimen franquista en un contexto histórico diferente

Si así no fuera  y resultara que  con la constitución del 78 se instauró ciertamente   un orden político no continuista con el franquismo, entonces alguien debiera explicar porque su  élite  sigue capitaneando el país y dominando los altos estamentos  del poder establecido; máxime, cuando todo viene a corroborar  que el soporte  jurídico a dicha secuencia no es otro  que el marco  constitucional de referencia.  

Incógnita  que no tiene más respuesta que  asumir que  el actual  régimen constitucional en vigencia no es otra cosa más  que la metamorfosis del régimen franquista en un contexto histórico diferente, que  como tal  permitió que el sistema subsistiese manteniendo sus  relaciones de explotación y autocracia, al mismo tiempo  de perpetuar  por relevo generacional  la continuación jerárquica  de  las familias que integran la elite dominante y que siguen  a mantener  en sus manos los principales resortes de poder del Estado.

De ahí que  en  cumplida reciprocidad cada 6 de  diciembre aprovechan la festividad del día para vestirse de gala y celebrar con pompa y boato la liturgia constitucional que más allá del contexto de su  oficialidad, sigue siendo  la representación real y efectiva de la pervivencia  del franquismo a través de la Constitución del 78, por mas que los oficiantes del santoral constitucional  nieguen la evidencia  e intenten revestirla  como referente  de esplendor y prosperidad. 

En tan  enrevesada coyuntura, con una Carta Magna anacrónica y cautiva, un Congreso y un Senado instituidos por las Cortes de Franco, los representantes del poder de Estado connotados con el antiguo régimen  en el contexto de un sistema concebido especialmente para la Restauración de la Monarquía e invalidado por tanto    para solucionar   los graves problemas de la  ciudadanía.

Ante tamaño despropósito, sobra decir  que toda iniciativa  dirigida a la apertura  de un proceso constituyente o hacia la revisión integral de la misma, por derivación   de    sus propios extravíos  sea  un objetivo de imposible consecución 

Por tanto quien ejerza de demócrata, el día 6 de diciembre, siendo consecuente  nada tiene que enaltecer

 


Sobre esta noticia

Autor:
Galdo Fonte (335 noticias)
Visitas:
4913
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.