Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Xi, un acercamiento con Macri y se aleja de Maduro

31/01/2018 23:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

China, nada que ver con Venezuela

La Tecla Fértil

 

A pesar de que China viene avanzando en el campo electrónico y, es uno de los países más fuertes en empresas digitales a nivel mundial, su tecnología está por debajo de Estados Unidos de Norteamérica y, solo tienen una caracterología en común, la robotización y el uso de la inteligencia artificial

 China sea la cuna de más de un tercio de los 263 unicornios (empresas de base digital valuadas en más de 1.000 millones de dólares) que existen en el mundo. Alibaba (segundo sitio de comercio electrónico del mundo, después de Amazon), Tencent (productora de servicios de Internet) y Baidou (el Google chino”) son el trípode impulsor de este boom digital. En conjunto, su valuación accionaria ronda los 900.000 millones de dólares. Financian el 42% del capital de riesgo destinado a las “startups” (nuevas pequeñas empresas digitales) de alta tecnología y en 2017 fueron responsables de 32 adquisiciones de compañías “hight tech” (alta tecnología) fuera de China, la mayoría de ellas en Estados Unidos.

Lo más importante es, que el país asiático viene realizando grandes inversiones en tareas de investigación y desarrollo del proceso industrial. Importa subrayar que la Asociación Manufacturera Norteamericana estima que en Estados Unidos hay alrededor de cuatro millones de empleos industriales que no han sido cubiertos por carencia de un mercado de trabajadores con suficiente calificación. Esta restricción estructural constituye un cuello de botella que tiende a agravarse. Más allá de la excelencia de sus universidades, entre las que se encuentran las diez mejores del mundo, la educación estadounidense está lejos de adecuarse a los niveles de exigencia que plantearán los adelantos tecnológicos que se avecinan. Este desfasaje entre la demanda y la oferta de trabajo, que adelanta un desafío de carácter mundial, se verá acrecentado por el giro copernicano en la economía norteamericana que supone la reciente reforma impositiva promovida por el gobierno de Donald Trump, que al reducir drásticamente el impuesto a las ganancias sobre las empresas estadounidenses provocará una masiva repatriación de capitales de las corporaciones multinacionales, que incluyen por supuesto a las firmas de alta tecnología. Apple va a repatriar más del 80% de los 241.000 millones de dólares que tiene en el exterior con el pago del 14, 5% establecido por el nuevo régimen fiscal. Prevé destinar esa gigantesca suma a la promoción de empresas manufactureras de alta tecnología, capaces de convertirse en proveedoras de sus equipos en Estados Unidos, sustituyendo a la tarea que realizan sus contratistas en China. La complejidad de este escenario se multiplica porque China, erigida en la primera fuente de inversión extranjera directa, por encima de Estados Unidos, está decidida a invertir masivamente en la economía norteamericana para aprovechar también los beneficios fiscales promovidos por Trump. Existen numerosas firmas chinas radicadas en Silicon Valley, la Meca de la tecnología informática mundial. Los norteamericanos temen que esa previsible penetración de los capitales chinos en las empresas estadounidenses de alta tecnología posibilite al coloso amarillo la captura de conocimientos que ayude a sus compañías (siempre estrechamente ligadas al Estado), a inclinar a su favor la balanza en esta competencia por el liderazgo. Esa prevención inspiró el veto de Washington al acuerdo en ciernes entre el gigante de las telecomunicaciones AT&T y Huawei, la tercera fabricante mundial de teléfonos Los datos suelen ser poco alentadores y el futuro se presenta como un lugar gris y sombrío en donde las máquinas y robots dominan un planeta con altas tasas de desempleo. Los informes del Banco Mundial y algunas cifras de lo que sucede en algunas regiones, son una muestra irreversible de esta situación. Por ejemplo, según el informe del año 2016 de la Federación Internacional de Robótica (IFR, por sus siglas en inglés), para el año 2019 el número de robots industriales instalados en el mundo se incrementará a unos 2, 6 millones de unidades, cerca de un millón más de los que había en 2015. En este contexto, el cambio tecnológico produciría un desplazamiento del empleo y la consiguiente pérdida de puestos de trabajo.  No obstante, muchos expertos coinciden que existe una contrapartida a este escenario: los robots, que reemplazaron muchas de las tareas que antes llevaban a cabo personas, generan ahorros, aumentan la productividad y liberan el talento humano necesario para producir nuevos niveles de valor en sectores de mayor rentabilidad, impensados hace algunos años. Por ejemplo, la medicina a distancia y los diagnósticos automatizados, por mencionar algunos, permiten que los expertos médicos atiendan a muchas más personas, aún a la distancia, en zonas donde hasta hace no mucho tiempo era imposible realizarlo por falta de profesionales.

La automatización no se limita simplemente al uso de robots. La inteligencia artificial es parte de esta tendencia y los sistemas de tecnología cognitiva están produciendo grandes transformaciones en áreas hasta hace poco insospechadas, entre ellas: la gestión del talento. Los sistemas cognitivos nos ayudan a mejorar nuestros ámbitos de trabajo. Según datos de IBM, las capacidades que proveen las tecnologías cognitivas pueden transformar la adquisición de talentos a través del reclutamiento inteligente. Asimismo, simplifica los complejos procesos de recursos humanos y fortalece el talento existente colaborando con el aprendizaje personalizado y el desarrollo profesional.

 No se trata de simple retórica. La consultora Goldman Sachs consigna que en China ya existen unas 700 empresas de inteligencia artificial, que en el último año registraron 16.000 patentes. En ese rubro, China ya constituye el segundo ecosistema, detrás de Estados Unidos.

, China es ya de lejos el principal mercado en el mundo de Internet, con una cifra de 780 millones de usuarios. 695 millones de chinos utilizan teléfonos inteligentes. En Estados Unidos, los usuarios de Internet móvil son 262 millones. Un rasgo demográfico distintivo de los usuarios chinos es que los nativos digitales (menores de 25 años), que son los que marcan las tendencias del futuro, son 282 millones, contra 75 millones en Estados Unidos.

, once veces más que los que se hacen en Estados Unidos.

En este sentido, Argentina comenzó a funcionar a pleno con China en un programa satelital con diez técnicos para desarrollar programas de investigación que tienen que ver con la Luna y Marte, además de los ejes territoriales argentinos con Latinoamérica.

Un informe de la consultora McKinsey señala que los pagos realizados por ciudadanos chinos a través de celulares ascienden a 790.000 millones de dólares

El gobierno de Xi, viene desprendiéndose de Venezuela y solamente se dedicado a la deuda contraída por Nicolás Maduro Moros con los chinos.

La estación espacial instalada cerca de la localidad neuquina de Las Lajas comenzó a funcionar a pleno. Desde hace tres meses se encuentra en funcionamiento una “antena satelital de avistaje del cielo profundo con 35 metros de diámetro”, informó a la prensa la Embajada de China en Argentina y anunció que pronto llegarán más representantes de la Satélite Launch and Tracking Control General.

Argentina tendrá acceso al 10 por ciento del proyecto por medio de la Comisión Nacional de Actividades Especiales (CONAE), lo que significa que técnicos locales podrán utilizar 2 horas y 40 minutos diarios de la información que recabe la estación espacial ubicada en el paraje Quintuco, 300 kilómetros al Noroeste de la capital de Neuquén.

El plan de acción para los próximos años consiste en “mandar un satélite a la Luna para hacer un mapeo detallado del territorio y obtener información específica de la superficie”, aterrizar con una sonda o robot “para caminar el territorio y extraer muestras de las rocas” y regresarlo a la Tierra “para investigar” ese material, detalló la diplomacia china. (Fuente: Télam), desde Argentina.

La complejidad de este escenario se multiplica porque China, erigida en la primera fuente de inversión extranjera directa, por encima de Estados Unidos, está decidida a invertir masivamente en la economía norteamericana para aprovechar también los beneficios fiscales promovidos por Trump. Existen numerosas firmas chinas radicadas en Silicon Valley, la Meca de la tecnología informática mundial. Los norteamericanos temen que esa previsible penetración de los capitales chinos en las empresas estadounidenses de alta tecnología posibilite al coloso amarillo la captura de conocimientos que ayude a sus compañías (siempre estrechamente ligadas al Estado), a inclinar a su favor la balanza en esta competencia por el liderazgo.

Esa prevención inspiró el veto de Washington al acuerdo en ciernes entre el gigante de las telecomunicaciones AT&T y Huawei, la tercera fabricante mundial de teléfonos Los datos suelen ser poco alentadores y el futuro se presenta como un lugar gris y sombrío en donde las máquinas y robots dominan un planeta con altas tasas de desempleo. Los informes del Banco Mundial y algunas cifras de lo que sucede en algunas regiones, son una muestra irreversible de esta situación.

Las tecnologías cognitivas se pueden utilizar, entre otras tareas, para que las empresas encuentren y contraten el talento adecuado para su negocio, y también para optimizar el desarrollo de sus colaboradores. Los sistemas de cognitive computing tienen la capacidad de aprender de fuentes de datos internas y externas y analizar los perfiles de los colaboradores de una organización para desarrollar un plan de carrera acorde a sus necesidades, inquietudes e intereses.  Hace unos meses el área de gestión del talento de uno de los bancos más importantes de la Argentina utilizó esta tecnología para uno de sus proyectos. A partir de un texto libre redactado por un colaborador de la institución, el sistema elaboró un reporte con el perfil de personalidad y su proximidad a un grupo de “perfiles ideales”, con el objeto de ayudarlos a definir el plan de desarrollo profesional más adecuado para esa persona. Esto mismo se aplica también para la búsqueda y selección de nuevos talentos, ya que logra establecer el “match ideal” entre candidatos y posiciones a cubrir. El potencial de soluciones como esta permite también realizar sugerencias para el armado de grupos de interés, establecer vínculos más personalizados con los colaboradores y descubrir nuevas competencias en las personas que son necesarias para los nuevos roles que surgen en el mercado.

Ahora, nos preguntamos, ¿Por qué Xi se distancia de Maduro y se acerca a Mauricio Macri, Debemos reflexionar

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (1229 noticias)
Visitas:
5486
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.