Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

Los alemanes de Rumanía, una minoría en vías de desaparición

18/11/2014 05:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Deportados tras la II Guerra Mundial, reprimidos bajo el comunismo o emigrantes por voluntad propia, los alemanes de Rumanía, la comunidad a la que pertenece el presidente electo del país, Klaus Iohannis, se han convertido en una minoría en vías de desaparición.

Entre las dos primeras guerras mundiales, había cerca de 800.000 alemanes, llamados también sajones o suabos, según su origen. En 2011, solo quedaban 36.000.

Sus ancestros, colonos que venían de la actual región de Luxemburgo, se instalaron en Transilvania en el siglo XII. Les siguieron en los siglos XVIII y XIX los alemanes de la región de Stuttgart, que se instalaron en el oeste y el norte de Rumanía. Durante la II Guerra Mundial, 63.000 rumanos de origen alemán fueron enrolados a la fuerza en el ejército germano. Después del conflicto, cerca de 75.000 miembros de esta comunidad fueron deportados a la Unión Soviética y obligados a trabajos forzados.

"Mis abuelos formaron parte de los deportados, me acuerdo que me contaban el calvario que vivieron", explicó a AFP Wiegand Fleischer, de 38 años, un empresario y consejero local de Sibiu (centro) de origen alemán.

Entre 1968 y 1989, los sajones y los suabos se convirtieron en una "mercancía". Aprovechando la voluntad de Alemania de ayudarles a volver, la Securitate ?la policía política del régimen comunista de Nicolae Ceausescu? vendió cerca de 230.000 personas por precios de entre 2.000 y 10.00 marcos, según Heinz Günther Hüsch, que ejerció de intermediario. "Cada persona tenía un precio, en función de su estatus y de su educación", explicó a la prensa rumana.

Tras la caída del régimen comunista, en diciembre de 1989, el éxodo de rumanos de origen alemán, continuó y cerca de 200.000 abandonaron el país en tan solo dos años. "La mitad de los alumnos de mi clase se fueron en pocos meses", recuerda Wiegand Fleischer.

Entre los que eligieron irse estaban los padres de Iohannis, el ganador por sorpresa de las elecciones presidenciales del domingo. "En dos ocasiones, bajo el régimen comunista y después de su caída, me pregunté si tenía que irme o quedarme. Decidí quedarme porque aquí estoy en mi casa y porque pensé que tenía una oportunidad única de contribuir al desarrollo de Sibiu, mi ciudad natal", explicó recientemente Iohannis a la prensa.

En esta ciudad de 137.000 habitantes, de la que Iohannis es alcalde desde el año 2000, solo el 1% de la población pertenece a la minoría alemana. "Hoy en día, la mayoría de sus miembros son muy mayores", lamenta Wiegand Fleischer.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
1314
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.