Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que seletieneguardado.blogspot.com escriba una noticia?

8 años, edad en la que descubres lo que quieres.

30/07/2009 06:39 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

A mi algo si me ha quedado claro y es que el que va a ser gay, lo demuestra desde niño. Quién al menos tuvo la oportunidad de patearle la lonchera a una niña y no lo hizo, es porque definitivamente no le iban a gustar las niñas.

No hay que llegar al bachillerato, no hay que esperar a que ellas vayan mostrando sus desarrollos corporales, a los 8 años (en mi caso) ya sabía que lo que me gustaba eran las dignas representantes del género femenino, sin ningún riesgo a equivocarme, aunque antes no tuve esa duda.

Yo ya empecé a relacionarme con niños de por la casa, ya veía el fútbol a voluntad propia y jugaba en la calle, cosas que no hacía antes, ya que mi prioridad era el estudio y la TV.

Yo y mis amigos de barrio de la niñez, fuimos demasiado locos, jugabamos a fútbol, entre hombres y mujeres. Siempre ganábamos. Jugabamos lo que se habían inventado y lo que no existía todavía, hasta la tarde, cuando apenas nos daba tiempo de bañarnos y ver luego "Los Power Rangers", la primera versión que salió, con Zack, Jason, Trini, Kimberly, Billy y Tommy. La única villana era Rita Repulsa y el jefe era Zor...xD. No recuerdo bien si en ese tiempo también ya daban por TV supercampeones, lo que se es que también me lo ví todo.

Un día de terminar la jornada del juego, se nos ocurrió algo. Jugar por la noche. Una condición que nos ayudó mucho y la cual aprovechamos, es que eramos el mismo número de hombres y mujeres en el grupo, así que en las noches nos reuníamos a practicar coreografías de bailes ridículos para bailarlos en diciembre. Ya nos sabíamos todos los pasos de todas las canciones, no sabíamos que hacer en el intermedio entre el noticiero y los Power Rangers.

Nosotros éramos de los niños que a pesar de jugar todos esos juegos, dignos del buen infante, no tuvimos inocencia. Cuando cumplí 8 años, a la niña que tenía 12 y le escribí alguna vez una carta.. le hice el intento de "comérmela" jejejej.. pues todo muy básico con el clásico "mete y saca", yo sólo estaba emocionado hasta que me cansé y me levanté a ver fútbol Italiano ese domingo del 93. El resto del día transcurrió normal.

Mis amigos no eran tampoco inocentes al respecto. No recuerdo como nos enteramos de la farsa de la cigüeña, el hecho era que sabíamos la verdad.

Ese día en la mañana sin planes en la tarde noche, nos programamos algo que nunca habíamos hecho y era jugar algo que llamamos el "Escondio americano", así y con entonado acento de la Costa Caribe colombiana.

El juego consistía en una modificación al juego donde las mujeres se esconden y el hombre que encuentre a una mujer le da un beso. Nosotros decidimos que el beso no era ningún premio, por que además que no sabíamos como darlo, no lo considerabamos algo bueno. Así que en nuestro juego, el hombre que encontraba a la mujer, procedía a ejecutar el clásico mete y saca.

Un juego muy tonto, pues cada quién ya sabía a quién iba a encontrar y ellas lo sabían también. Eran las ocho de la noche y cada pareja encontrada fue haciendo fila para entrar en el viejo baño del patio inutilizable de mi abuela y ejecutar tan buena acción.

A mí me toco con Jessica, digna trigueña de la costa, muy hermosa en su niñez. Lastima como fue quedando después. Otra que estaba ahí, la mayor de todo el grupo, era Luzmilla, quién se lo dió a todos, pues como que quedó hambrienta.

No fue la primera vez que mi pene entró en una vagina, pero si fue el primer día que en verdad lo disfruté y cuando de verdad dije que lo que me gustaba (las mujeres) era lo más... y que quedaría esclavo de tal goce toda la vida.

Al parecer no me he equivocado y pienso no quedar privado nunca de dicho placer. Hasta ahora no ha resultado entre mis amigos ningún gay, así que ese día todos definimos lo que queríamos.

Al final, como cualquier día, vimos Power Rangers. La verdad ni me dí cuenta si Jessica perdería la virginidad ese día. No ví sangre por ningún lado, por lo que concluyo que cuando sos niño, lo metes por dónde no es, o es tan pequeña que no rompe nada, la verdad no conocía mucho de las partes nobles de la mujer en ese entonces, así que no diré nada al respecto.


Sobre esta noticia

Autor:
seletieneguardado.blogspot.com (18 noticias)
Visitas:
302
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.