Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Agustín Burgos Baena escriba una noticia?

Apoyando la incultura financiera

31/05/2017 04:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hola amigos, hace unos días leía que el Informe PISA ha desvelado una realidad que duele: 1 de cada 4 jóvenes suspende en el ámbito financiero, es decir, un cuarto de la población adolescente, concretamente el 24, 7%, es propensa a que lo tanguen con algún producto financiero o simplemente le cobren más en el recibo de la luz el día de mañana y se queden tan panchos. Lo único que salva a nuestros chavales es el hecho de poder llevar a cabo decisiones simples acerca del gasto diario. Ante esta situación, como Poncio Pilatos, cada cual se lava las manos. ¿De quién es la culpa?

El informe coloca a España en el puesto 10 de los 15 participantes del estudio realizado (ni diploma olímpico conseguiríamos), situándonos por debajo de la media (489) con una puntuación de 469. Estimados lectores, 20 puntos es demasiado y ante tal hecatombe solo nos queda entonar el mea culpa. Personalmente creo que el sistema educativo actual flaquea muchísimo en este aspecto. Queremos en nuestras aulas al próximo Antonio Machado y Carl Friedrich Gauss (aunque también dejamos mucho qué desear en Lengua y Matemáticas), pero no sé por qué no se incentiva a ningún niño a convertirse en el próximo Adam Smith. Una autentica pena.

imageLa educación financiera española forma parte del plan de estudios de Ciencias Sociales en educación primaria, mientras que, en secundaria a través de Economía, una asignatura optativa, ¡una optativa!

Con esto digo que no existe una asignatura específica en el plan de estudio para enseñar a las futuras generaciones unos conocimientos que utilizan en su día a día hasta que no deciden por ellos mismos estudiarla. Es hora de ponerse las pilas.

No pretendo con esto convertir a nuestros jóvenes en unos expertos, capaces de operar en los actuales y complejos sistemas financieros, pero sí es una llamada de atención para dar a la asignatura económica la importancia que debe de tener. Las finanzas forman parte de nuestra vida cotidiana, aunque no nos demos cuenta, y el hecho de infundir una educación financiera en la juventud es tan esencial como la matemática, literaria o artística.

Conceptos como ahorro, ingreso, gasto o déficit no tienen que sonar raro a una generación que es capaz de gestionar sin problemas 5 o 6 perfiles en redes sociales de manera simultánea o manejar sin problemas una tecnología más compleja que el transbordador espacial del Apolo XI (hablo de un smartphone).

Estamos centrados en un sistema que prima la memoria al pensamiento crítico y ese es precisamente el detonante para no conseguir unos alumnos que piensen por sí mismos, cosa esencial para llevar a cabo una buena cultura financiera.

Hay que cambiar las cosas, sin embargo, este cambio puede comenzar en nuestras casas. Los padres pueden ayudar a sus hijos a adquirir y desarrollar valores financieros tales como el ahorro o la inversión, o explicarles conceptos como el interés. Como en el mercado bursátil, nunca se sabe lo que deparará el futuro y quizás el próximo Warren Buffet sea uno de nuestros hijos. Ánimo, lo mejor está por llegar.

Mientras tanto, ¡disfrute del trading!

@jesgonval

Si quiere estar al tanto de todos los artículos que publicamos y no perderse ninguna información ni operación realizada por enbolsa.net no dude en darse de alta en este servicio gratuito y recibirá nuestros artículos en su mail. Pulse aquí para registrarse.

Advertencia legal:

Enbolsa.net o cualquier persona/empresa relacionada con este proyecto no aceptará ninguna responsabilidad por cualquier pérdida o daño en el trading como resultado de la confianza en la información suministrada en nuestra web incluyendo nuestros webinarios, cotizaciones, gráficos, etc. La operativa en Fondos de inversión o ETF son formas de inversión con riesgo de pérdida de una parte del dinero de una cuenta y no son aptas para todos los inversores. La operativa en futuros, CFDs, opciones u otras formas de especulación apalancada son las formas de inversión con riesgo de pérdida de la totalidad del dinero de una cuenta e incluso más y no son aptas para todos los inversores. Por tanto, tanto en operativa a contado como en operativa apalancada declinamos toda responsabilidad de cualquier decisión de compra o de venta de títulos, valores y/o activos cotizados en los mercados, por influencia de dichas opiniones o replicando las posiciones publicadas en la web o seminarios.

La operativa en activos de los mercados financieros requiere conocimiento y amplia experiencia. Son productos complejos y en algunos casos apalancados cuyo uso puede dar lugar a pedidas severas en el capital, pudiendo superar las pérdidas el capital invertido, por tanto el inversor deberá comprobar que los activos en los que opera se adaptan a su perfil de inversión y asumir el riesgo de su propia operativa. Enbolsa.net no asume responsabilidad alguna por cualquier pérdida, directa o indirecta, que pudiera resultar del uso de esta página web o de nuestros servicios. Los usuarios deben estar plenamente informados sobre los riesgos, gestión monetaria, apalancamiento y los gastos asociados con el trading en los mercados financieros.

El contenido de la página web y los servicios que se ofrecen no pretenden ser, no son y no pueden considerarse en ningún caso, asesoramiento en materia de inversión ni de ningún otro tipo de asesoramiento financiero, ni puede servir de base para ningún contrato, compromiso o decisión de ningún tipo.


Sobre esta noticia

Autor:
Agustín Burgos Baena (352 noticias)
Fuente:
enbolsa.net
Visitas:
1198
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.