Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Graciela Parra Chacon escriba una noticia?

Aprende a preparar tu propio CHAMPU en casa. Diferentes recetas para todo tipo de cabello

09/02/2013 05:42 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La principal razón para hacer tu champú es que es mejor que el champú que venden en la tienda. El champú orgánico está en gran demanda. El exceso de sustancias químicas en champús comerciales ha llevado a muchas personas a buscar opciones más saludables

Según un artículo publicado en la página http://remediosnaturales.about.com, l os champús comerciales contienen mucho de lo malo pero poco de lo bueno. Sus principales componentes son lauril-sulfato de sodio (que se aloja en pulmones, hígado y cerebro y se sabe que una hora de exposición irrita la piel: ¿qué efectos tendrá junto a nuestras neuronas?), metilisotiazolinona o MIT (que ha sido vinculada con casos de Alzheimer), propilenglicol, isopropilos, aldehídos, petroquímicos, sulfatos, derivados de cloro y aluminio y perfumes. De lo que tienen poco es de las mezclas frutales o herbales que anuncian en la etiqueta.

Champú hecho en casa

Para preparar un champú en casa simplemente necesitarás:

Media taza de bicarbonato

3 tazas de agua

Media taza de vinagre, preferentemente de manzana

Aceites esenciales al gusto (puedes sustituirlos por la planta también)

Puedes agregar también un cuarto de taza de aceite de jojoba, oliva, almendra, pepitas de uva, aguacate o algún otro, o mezclar varios.

Simplemente mezcla el bicarbonato con el agua e incorpora aceites esenciales, plantas (a mí me gusta ponerle ramitas de lavanda deshidratada) o lo que gustes.

Aparte, utiliza el vinagre, al que también puedes agregarle aceites esenciales, o los aceites naturales.

Si vas a usar aceites esenciales, agrega unas cinco gotas en una cucharada de alcohol y después revuelve. Usar demasiado puede causar una reacción alérgica.

Modo de uso

Para usar, agita bien la primera mezcla y aplica. Usa las yemas de los dedos para esparcir la mezcla y dar un masaje al cuero cabelludo. Usa el vinagre como parte del enjuague.

Los efectos de algunos ingredientes para incorporar a tu champú casero:

La lavanda da un efecto relajante. También puede dar a tu piel un poco de poder repelente.

La hierbabuena es vigorizante, ideal para baños en la mañana, antes de ir al trabajo o a la escuela, o de involucrarse en una actividad física. Puedes lograr efectos similares con limoncillo o naranja. También puedes exprimir un limón por media taza de vinagre.

El romero es bueno para el cabello oscuro, mientras la manzanilla lo es para el cabello claro. También puedes probar agregar bardana, ortiga y hasta esencia de canela, que te ayudarán a limpiar, mantener el PH y nutrir tu cabello.

ALGUNOS CHAMPUS PARA TODO TIPO DE PELO :

Champú Proteínico de Jabonera y Naranja

½ Litro de infusión de jabonera

2 cucharadas de jugo de naranja

2 yemas de huevo

Bata las yemas y añada el jugo y la infusión. Envase y guarde en la nevera. Este champú es muy rico para el cabello y lo deja muy sedoso.

Champú de Sándalo

25g de raíz de saponaria picada

25g de flores secas de manzanilla

250ml de agua caliente

20 gotas de aceite natural de sándalo

Ponga la raíz de saponaria y la manzanilla en un bol y vierta agua hirviendo sobre ellas. Remueva bien, tape y deje en infusión toda la noche. Por la mañana, cuele el liquido y añada el aceite de sándalo.

Champú de Lavanda para cabello rubio

El jugo de dos limones

2 cucharaditas de agua de lavanda

2 huevos

Mezcle todos los ingredientes. Aplique en el cuero cabelludo, las raíces y el cabello con las yemas de los dedos. Aclare y repita la operación. Deje que actúe durante 10 o 15 minutos.

Aclárese varias veces. Use acondicionador.

Champú de agua de rosas para el cabello moreno

2 cucharadas de vinagre

2 cucharaditas de agua de rosas

2 huevos

Mezcle todos los ingredientes. Dese un masaje suave por toda la cabeza. Aclare y repita. Esta vez déjelo durante 10 o 15 minutos. Aclárese varias veces el cabello. Termine con un acondicionador.

CHAMPUS PARA CABELLOS GRASOS :

Champú de romero

20ml de champú neutro

1 yema de huevo

5 gotas de aceite de romero

Mezcle el champú, la yema de huevo y el aceite de romero y bata todo hasta obtener una pasta cremosa. Prepárelo cada vez que vaya a utilizarlo.

Champú Cítrico

Las cáscaras de 1 limón, 1 naranja y 1 pomelo

6 cucharadas de jabón duro rallado

2 cucharadas de jugo de limón

2 cucharadas de jugo de naranja

2 cucharadas de jugo de pomelo

Vinagre de manzana.

Trocee y pinche las cáscaras. Póngalas en agua hirviendo, remueve bien y tape el recipiente. Deje reposar durante 2 horas.

Cuélelo y añada el jabón. Sin dejar de remover, manténgalo a fuego lento hasta que se disuelva, añada los jugos y siga removiendo. Déjelo reposar durante 24 hs, antes de usarlo y luego agítelo.

Después de usarlo, aclare abundantemente y dése un último aclarado con ocho partes de agua destilada y una de vinagre de sidra. Este champú es muy refrescante y es ideal para el cabello muy graso. Combínelo con un acondicionador nutritivo.

Champú de Arcilla

100g de tierra de batán

100g de aceite de coco

120 ml de infusión de manzanilla

2 cucharadas de vinagre de manzana

10 gotas de aceite esencial de menta

Este champú se recomienda para eliminar escamas de piel muerta del cuero cabelludo y para absorver el exceso de sebo.

Ponga en aceite de coco en un bol pequeño y mezcle con la tierra de batán en polvo. Mientras tanto, prepare la infusión de manzanilla con 1 cucharada de flores secas de manzanilla y una taza de agua casi hirviendo. Deje reposar 5 minutos y cuélela.

Añada a la infusión el vinagre de sidra y mézclelo cuidadosamente con el preparado anterior. Añada las gotas de menta y guárdelo en un tarro grande.

Para su aplicación, frote una pequeña cantidad de mezcla en el cuero cabelludo y deje actuar durante 5 minutos. Aclare a fondo con abundante agua templada. Aplique después un acondicionador ligero.

CHAMPÚS PARA CABELLOS SECOS:

Champú Hidratante

25g de maíz de saponaria picada

500ml de agua caliente

25g de aceite de coco

15 gotas de aceite esencial de sándalo o pachulí

Añada la raíz de saponaria picada al agua caliente. Tape y deje en infusión toda la noche. Por la mañana, saque los trocitos de raíz y cuele el líquido. En un cazo pequeño, funda el aceite de coco, añada la saponaria y agregue las gotas de aceite esencial.

Para su uso, efectúe un ligero masaje con una pequeña cantidad de esta mezcla previamente calentada, y enjuague con abundante agua caliente. Este champú rehidrata suavemente el pelo y el cuero cabelludo.

Champú de Palta (aguacate)

80 ml de champú neutro

10 ml de aceite de palta

1 yema de huevo

Ponga el champú y el aceite de aguacate en una fuente y agite con un tenedor hasta que obtenga una pasta cremosa. Este champú se conserva seis meses. Cuando vaya a usarlo mezcle dos cucharaditas de champú con la yema de huevo.

Champú de Sauco

1 cucharada de raíz de saponaria en polvo

½ litro de agua hirviendo

1 cucharada de flores de sauco

Ponga la raíz de saponaria y las flores de sauco en un bol. Vierta agua hirviendo y deje macerar durante 15 minutos. Cuele y, una vez frío, ya está listo para usar

Sobre los diferentes tipos de cabello

En realidad, no existe tal cosa como cabello grasoso o seco. Lo que ocurre es una reacción como resultado a los productos que se utilizan, que lavan los aceites naturales y obligan al cuerpo a sobreproducir.

El cuero cabelludo produce sus propios aceites para mantener en buen estado todo el cabello. Si no se usa ningún producto y se enjuaga regularmente el cabello con abundante agua y masajeando toda el área, los aceites, que ya no son invadidos por productos cosméticos, vuelven a un ciclo normal.

Si tienes cabello muy graso o muy dañado, no pienses en que un nuevo producto lo devolverá a la normalidad. Mejor, dale un respiro y deja que, naturalmente, vuelva a ser sano. Si es grasoso, lávalo menos para que no estimules la producción de aceites. Si tu cabello es seco, enjuágalo y date masaje diariamente. Imagen e información http://consumismomundo.wordpress.com


Sobre esta noticia

Autor:
Graciela Parra Chacon (714 noticias)
Visitas:
1325
Tipo:
Tutorial
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.