Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Sociedad escriba una noticia?

Los atentados de Pakistán colocan a Arabia Saudí en el punto de mira

22/02/2015 06:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Pakistán ha criticado públicamente por primera vez a Arabia Saudí, viejo aliado suyo, por sospechar que este país podría haber fomentado el sangriento terrorismo que Islamabad trata de erradicar a toda costa.

Los dos Estados islámicos de mayoría suní comparten muchos vínculos religiosos y financieros, desde el preciado apoyo financiero saudí a un Pakistán en dificultades económicas hasta la ayuda militar que Pakistán ofrece a Riad.

Sin embargo, la masacre de 150 personas, entre ellas 140 escolares, en una escuela de Peshawar (noroeste de Pakistán) en diciembre ha cambiado las tornas. Esta matanza la perpetró un comando de los talibanes suníes, cuyos atentados han causado miles de muertos en el país desde 2007. Afanado por reaccionar, Islamabad anunció tolerancia cero con todos los grupos islamistas violentos y un refuerzo del control de las escuelas coránicas (madrazas), acusadas por algunos de fabricar extremistas en cadena. Desde entonces, los medios e incluso los ministros han apuntado al papel de los saudíes en la financiación de las madrazas sospechosas y, por ende, de la violencia, lo que ha propiciado por primera vez tensiones entre los dos Estados amigos.

La semana pasada, la embajada saudí en Islamabad publicó un comunicado en el que afirmaba que todas sus donaciones a las madrazas recibían el visto bueno de Islamabad, en respuesta a un ministro paquistaní que había acusado a Riad de alimentar la inestabilidad por todo el mundo musulmán.

Por su parte, el ministerio paquistaní de Exteriores anunció que las donaciones privadas "por canales informales" serían igualmente estudiadas con lupa para agotar cualquier vía de financiación de grupos terroristas. Aunque no se mencionaba explícitamente a Arabia Saudí, el comunicado fue interpretado como un reproche velado al país.

image

Por otro lado, Arabia Saudí saltó a la primera plana de los medios paquistaníes recientemente después de que se supiera que Islamabad había autorizado a un príncipe saudí a acudir al sur del país para cazar miles de ejemplares de una especie de ave en peligro de extinción, lo que desató una fuerte polémica. Para Badar Alam, editor del mensual paquistaní Herald Magazine, esta oleada de críticas es algo inédito. "Arabia Saudí tiene grandes intereses económicos en Pakistán. Antes, nadie ponía en cuestión este tipo de cosas, pero ahora la prensa paquistaní lo hace", apunta.

Más sobre

- Financiación del terrorismo -

En 2009, cables diplomáticos americanos que se filtraron acusaban a los donantes saudíes de ser "la más importante fuente de financiación de grupos terroristas en todo el mundo". Entre los destinatarios se encontraban varios grupos extremistas suníes, talibanes de Al Qaeda y Lashkar-e-Jhangvi, autor de numerosos atentados contra la minoría chií de Pakistán.

Arabia Saudí, una potencia suní rigorista, es acusada a menudo de financiar a grupos que luchan contra la influencia de su rival iraní, primera potencia chií.

image

El pasado año, el gobierno del primer ministro paquistaní, Nawaz Sharif, anunció haber recibido un "donativo" de 1.500 millones de dólares (1.300 millones de euros) de un país musulmán amigo, que los expertos interpretaron como un préstamo saudí.

Najmuddin Cheij, antiguo embajador paquistaní, asegura que "existe un fuerte sentimiento de que una gran parte del terrorismo" que desangra al país "está financiado por estados extranjeros" como Arabia Saudí, Kuwait, Emiratos Árabes Unidos y Catar.

"Pakistán tiene que romper cualquier vínculo con los grupos armados extremistas que viene utilizando para contrarrestar la influencia de su rival indio en Cachemira y en Afganistán", añade Sheikh. "Hemos sido nosotros quienes hemos alimentado nuestra propia radicalización", opina un responsable gubernamental paquistaní que prefiere quedar en el anonimato.

Aunque el clima actual sea el de la crítica contra los saudíes, destaca él, la relación entre los dos países sigue siendo demasiado importante y beneficiosa para Pakistán como para que éste la ponga en duda. "Tanto el gobierno de Sharif como el ejército siguen siendo muy cercanos a los saudíes, y deberían seguir siéndolo", agrega.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Sociedad (16575 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
1299
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.