Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juan Sebastián Celis Maya escriba una noticia?

Auge Minero-Energético y Marco Regulatorio

24/08/2011 17:57 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Colombia atraviesa por un auge minero-energético, donde han confluido tres factores positivos en los últimos años: i) las ganancias en seguridad democrática; ii) los mejores términos de intercambio, especialmente para petróleo, gas y carbón; y iii) cambios regulatorios que han logrado equilibrar los factores de retorno-riesgo para la Inversión Extranjera Directa (IED) dedicada a las actividades de exploración-explotación en el país.

En efecto, la Agencia Nacional de Hidrocarburos (ANH) viene liderando dicho marco regulatorio desde 2003, donde el llamado Government Take (GT) se redujo, para acompasarlo con los costos que implica realizar actividades de exploración-explotación en un país que, como Colombia, carece de adecuada infraestructura y donde las amenazas de la guerrilla y la delincuencia organizada aún están lejos de desaparecer. El gran logro regulatorio ha sido separar ese GT del llamado State Take (ST), donde este último viene representado por Ecopetrol, ahora con un régimen de contratación privada y con una participación accionaria del sector privado cercana al 12.5% (tras añadirle un 2.5% a la reciente capitalización).

Como es sabido, en los últimos cinco años Colombia ha duplicado su producción, llevándola a cerca de un millón de barriles diarios (mbd). Nótese que ello se ha basado en un 90% con recuperación de pozos ya existentes, donde los elevados precios de US$85-110/barril han facilitado el flujo de caja necesario para operaciones que son relativamente costosas.

Colombia a través de Ecopetrol recalculó recientemente nuestro GT con base en los siguientes factores: tamaño del campo, precio del crudo y condiciones contractuales. Así, la ANH estableció rangos de 40% a 64% de GT para los nuevos proyectos. El nivel más bajo aplica a campos pequeños (inferiores a 5 millones de bpd), mientras que la franja alta aplica para campos con explotaciones superiores, dependiendo del tamaño del mismo. Al combinar el GT con el ST, en el caso de Ecopetrol con un proyecto totalmente suyo, se llega a participaciones del 95%.

Al comparar las asignaciones de GT a nivel de América Latina, encontramos que Colombia se ubica en un rango intermedio. En cierto sentido, Colombia encierra una paradoja petrolera: es un país con sísmica bastante pobre (producto de años de postración en exploración), pero con hallazgos y recuperaciones relativamente elevadas en las zonas ya conocidas. En este sentido, el desafío estará en poder extrapolar esos éxitos a las nuevas zonas de exploración, donde los primeros resultados en el off-shore de la Guajira han sido algo decepcionantes (salvo por el componente gasífero).

Aun así, el Gobierno estima que vendrán inversiones petroleras por valor de US$3.600 millones en el 2011.

Se ha logrado un aumento sustancial en contratos firmados y la actividad exploratoria podría triplicarse en los próximos años, logrando una mayor producción en los próximos años. Se estima que actualmente existen unas 140 compañías invirtiendo en exploración y producción en Colombia, donde 18 de ellas se encuentran en el Top-10 del Petroleum International Weekly (PIW). También existen numerosas empresas "junior", principalmente de origen canadiense y estadounidense.

En síntesis, Colombia atraviesa por un buen momento en materia petrolera, donde se están cosechando los éxitos de haber diseñado reglas estables y con criterios de largo plazo, arrojando un buen balance de retorno-riesgo. La IED bruta totalizó US$9.500 millones en el 2010, de la cual cerca del 73% se focalizó en el sector minero-energético. Para el presente año se estima que dicha IED bruta alcanzaría unos US$10.300 millones, llegando a estos sectores cerca del 71%. Ahora el desafío está, como bien lo mencionó recientemente el Presidente Santos, en replicar estos esquemas para que lleguen a otros sectores, ojalá intensivos en mano de obra, para así evitar los problemas asociados a la llamada "enfermedad holandesa" (o sea, elevado desempleo y agravamiento de la apreciación cambiaria).


Sobre esta noticia

Autor:
Juan Sebastián Celis Maya (3029 noticias)
Visitas:
120
Tipo:
Reportaje
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares
Empresas
Organizaciones

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.