Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Motorbusiness escriba una noticia?

Automotiva Test: Citroën 1.6 HDi SX

25/01/2012 16:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Publicamos en MotorBusiness el test del Citroën C4 HDi 1.6 SX, realizado por el sitio web amigo Automotiva.com.ar:

Seguramente no descubriremos la pólvora si afirmamos que los diésel -y desde hace años- vienen en picada (comercial) en la Argentina. Afortunadamente, las variantes con este combustible, si bien reducidas, son modernas y muy eficientes, pero no reciben el interés cuantitativo del mercado.

Los vehículos alimentados con este combustible en general consumen menos, necesitan un mantenimiento menor (aunque esta diferencia se ha ido licuando con las tecnologías actuales) y tienen más torque, con lo cual, su manejo es más relajado, placentero.

Y todos estos conceptos se aplican al C4 HDi 1.6 SX (cedido por Parra Automotores) que manejamos por más de 600 kilómeros por la geografía cordobesa. Actualmente la gama C4 arranca en los $ 94.400 del 1.6 16v X- y trepa hasta los $ 135.800 del 2.0 16v Exclusive BVA. Entre ellos, una sola versión ‘gasolera’, la que probamos, a $ 124.300 (precios bonificados).

Estéticamente, el C4 5 puertas (bicuerpo) resulta mucho más logrado que el 4 puertas (tricuerpo), y ha resistido mucho más estoicamente el paso del tiempo. Y realmente luce moderno y proporcionado. Y -sobre todo nuestra unidad color rojo- fue bastante mirado, como a aquellas señoras no tan jóvenes que siguen recibiendo suspiros a su paso.

El interior es moderno, aunque, personalmente no adhiero a los tableros digitales. Nada como un buen cuadrante con instrumentos a aguja; pero dejando de lado esta cuestión subjetiva, y a pesar de contar con materiales ‘duros’, el C4 posee buena calidad de terminación y un diseño agrable. Colores oscuros (los preferimos) dominan la escena.

image

Muy buen puntaje para la ergonomía. Se ha cuidado el diseño pero sin dejar de tener en cuenta que los comandos, aparte de un ‘touch’ de design, que es bien recibido, deben ser accionados, y esto también es importante. Y en el C4 todo está a mano: climatizador, radio/CD7MP3/Bluetooth, comandos al volante (radio, computadora de abordo, parte del climatizador, comandos por voz y control de velocidad crucero), además de balizas y el conjunto levantavidrios/espejos eléctricos.

Todo en su lugar, salvo el accionamiento de la bocina, no muy intuitiva. Volante de excelente tamaño y grip, al que hay aconstumbrarse por su centro ‘fijo’, pero luego de algunos metros resulta muy cómodo.

La visibilidad en general es buena, salvo hacia 3/4 delanteros, debido a un parante de importantes dimensiones. Butacas de tapizado textil, muy cómodo, con agarre mejorable (en manejo deportivo), y la del conductor regulable -y muy ampliamente- en altura, con pedalera algo cercana pero que compensa con doble regulación de volante. En síntesis, buena posición de manejo.

Varios portaobjetos permiten guardar pequeños elementos con comodidad. Como en todos los C4, el display central podría tener mayor contraste para una mejor lectura de día. El espacio interior es bueno, no impresiona pero resulta razonable, sobre todo si los de adelante no juegan al básquet.

Buen equipamiento para esta única versión diésel SX: levantavidrios y espejos eléctricos, completa -y de buen sonido- radio/CD, regulación interna de faros, dirección asistida variable, climatizador de doble vía, frenos a disco (cuatro) con ABS+AFU+REF, dos airbags, sensor de lluvia y encendido automático de luces, retrovisor electrocrómico, entre otros elementos.

image

Algunos datos técnicos más: mide 4, 26 metros de largo, y alcanza los 185 km/h, consiguiendo el ‘0 a 100″ en 12 segundos, nada mal para un diésel 1.600 cm3, y con un peso interesante. ¿Consumo? En ruta, a 120 km/h en el orden de los 6, 5 litros. Excelente. Cubiertas 205/55 R16.

Pasemos al aspecto dinámico. Y empezamos por lo -muy poco- negativo, y es el tren trasero algo seco, habitual del C4. Salvo esto, el resto aprueba y con creces. Muy buen confort de marcha en ciudad, a pesar de ser diésel pasa inadvertido, en lo que colaboran las cuatro Michelin que calza.

Con un torque interesante, los pasajes entre cambios se reducen, y el manejo, sobre todo en ciudad, resulta más relajado y plancentero. En estas condiciones, el conjunto embrague-caja es muy suave y confortable.

En el manejo deportivo, la caja podría ser un poco más rápida, aunque este C4 HDi y el perfil de cliente al que punta, no está para emular a los del Dakar. Aún así, exigiéndolo -y mucho- en curvas de montaña, responde y muy bien, a pesar de no contar con Control de Estabilidad. Gran seguridad en la tenida direccional y en curvas de baja y alta velocidad. Comportamiento muy franco. Su andar, en general, con el conjunto motor-suspensiones-caja-dirección, es para resaltar.

Como conclusión, con ubicación y tipología del tacómetro, rapidez de la caja (hilando muy fino), garantía por dos años y algo más, a mejorar, casi todo en el C4 es elogiable. Andar, confort de marcha, equipamiento, seguridad y espacio. Una opción muy recomendable para quienes buscan un modelo práctico con un excelente motor, muy bajo consumo, ausencia de rumorosidad y placer de conducción.

image

image


Sobre esta noticia

Autor:
Motorbusiness (993 noticias)
Fuente:
motorbusiness.com.ar
Visitas:
9382
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.