Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

Se aviva la controversia en España por los centros de retención de inmigrantes

02/11/2016 14:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Varios intentos de fuga y motines en las últimas semanas han reavivado la controversia en torno a los centros de retención de inmigrantes (CIE) en situación irregular en España, blanco de críticas de asociaciones de derechos humanos y partidos de izquierda que exigen su cierre.

El último incidente en una de estas siete dependencias del Gobierno donde se recluyen anualmente miles de inmigrantes sin papeles en espera de su deportación tuvo lugar en la noche del martes en Barcelona.

Unos 40 internos buscaron infructuosamente escapar del centro por la cocina durante la cena, tras lo cual 70 personas se rebelaron en el patio y provocaron destrozos, hasta que unos agentes sofocaron sin violencia la protesta, según un portavoz policial.

Los altercados en estos centros, muy criticados por ONG, que los tachan de cárceles encubiertas donde se vulneran los derechos humanos, no han parado de acumularse en las últimas semanas.

El lunes, lograron huir durante una pelea fingida cinco inmigrantes de un CIE en Murcia, de donde ya a principios de octubre se habían escapado 67 personas.

La semana pasada, unos 70 internos hicieron una huelga de hambre en Barcelona, exigiendo su libertad.

Uno de los episodios más graves ocurrió en el CIE de Madrid el 18 de octubre, cuando unos 40 inmigrantes se amotinaron, rompieron muebles y se mantuvieron toda la noche en la azotea gritando "¡libertad!", hasta que la policía logró calmarlos.

Tras el motín, organizaciones civiles como SOS Racismo denunciaron malos tratos y agresiones contra los inmigrantes.

- Detractores -

Estos centros se han ganado muchos detractores que piden su cierre, entre los que destacan los Ayuntamientos de Barcelona y Madrid, gobernadas por plataformas ciudadanas de izquierda alternativa apoyadas por Podemos.

El propio Podemos insistió este miércoles en la clausura de los centros, tras la visita a las instalaciones en Madrid que realizó una delegación de 26 diputados del Parlamento.

"El único CIE donde se respetan los derechos humanos es el CIE que está cerrado", aseveró a periodistas la diputada de Podemos Irene Montero, quien criticó que pese a haber hecho un recorrido por las instalaciones, no se les permitió hablar con los internos.

El centro "es a todos los efectos una cárcel", pero con mayor opacidad sobre su funcionamiento, lamentó otra diputada de Podemos, Ione Belarra.

image

Los representantes de otras formaciones, como el Partido Socialista y Ciudadanos, atemperaron sus críticas y se limitaron a pedir mejoras en los centros.

Mientras los socialistas cargaron contra la escasez de policías en los CIE, a su juicio a causa de los recortes presupuestarios por las políticas de austeridad del Gobierno, Ciudadanos pidió que pasen a depender de ONG o fundaciones sin ánimo de lucro.

El gobernante Partido Popular aseguró que "hay un respeto absoluto a los derechos humanos" en los centros, señaló el diputado Rafael Merino, presidente de la comisión de Interior del Congreso de los Diputados.

El director general de la Policía, Ignacio Cosidó, destacó que de 11.325 personas que pasaron por los CIE en 2012, el número se redujo a 6.930 personas en 2015, gracias a criterios más restrictivos, mientras el tiempo de estancia se ha reducido de 25 días hace cinco años a 21 en la actualidad (por ley pueden estar un máximo de 60 días).

- Maltratos -

Pero las asociaciones de derechos humanos denuncian retenciones arbitrarias, maltratos físicos y psicológicos y vulneración de derechos tales como la asistencia letrada o el adecuado acceso a tratamientos médicos en estos centros.

Según un informe de la Defensora del Pueblo, de las 6.930 personas internadas en 2015, sólo un 41, 43% fueron finalmente deportadas.

"Los CIE forman parte de una política migratoria y de extranjería que es racista y discrimina las personas", afirmó a la AFP Alba Cuevas, portavoz de la organización SOS Racismo, que reclama el cierro de los centros.

Los internos "están en condiciones peores que en las prisiones", señaló Cuevas, que criticó que sean privados de libertad sólo por no tener papeles.

"Al final los CIE acaban siendo elementos de castigo preventivo y para atemorizar a este colectivo (al decirles): 'si no tienes papeles, cuidado, porque acabarás en un CIE'", agregó.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
1531
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.