Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que David Camargo escriba una noticia?

Breves casos de evasión y corrupción tributaria, aduanera y cambiaria

16/12/2013 15:36 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Son muchas las maneras como se evade

 

Caso 2 : EL tramposo termina siendo descubierto por alguien más ingenioso.

Hay empresarios que se valen de la tecnología para ocultar información, que por efecto de su misma actividad deben mantener disponible. Para tal fin contratan expertos en informática, quienes colocan claves secretas para restringir el ingreso a archivos en los discos duros, siendo dificultoso detectarlos. Sin embargo en oportunidades se logran evidenciar gracias a la denuncia de quienes por alguna circunstancia han sido despedidos de las compañías y tienen conocimiento de cómo acceder a dicha información.

Dramatizado:

A don Computín se le conoció como el genio del fraude porque utilizaba los sistemas informáticos con claves secretas, para llevar doble contabilidad de su empresa. Cuando recibió la inspección de los funcionarios del ente fiscalizador y revisaron su servidor, no hallaron evidencia de alguna anomalía, porque la información estaba muy bien oculta en archivos de programa. El contador de la empresa era el único que tenía conocimiento del fraude, sin embargo don Computín había tenido cuidado en no enterarlo de las claves. En cierta ocasión se presentó una discusión muy fuerte entre los dos y el contador fue despedido dando pie para que lo denunciara ante la administración tributaria, y aunque ignoraba las claves sabia el nombre del archivo y la ruta donde se hallaba, facilitando dicha información. Don Computín recibió nuevamente la visita del ente fiscalizador confiado en no ser descubierto y aunque no colaboró, los ingenieros investigadores lograron descifrar las claves y don Computín fue sancionado con toda severidad. En este caso el evasor no hubiera sido desenmascarado de no ser por la ayuda del contador, quien no solo lo denunció sino que dio algunos indicios que permitieron evidenciarlo frente a las autoridades fiscalizadoras. 

Caso 3: Una mala atención desenmascara al defraudador. 

Caso en el cual no se da adecuada atención a un consumidor que se acerca a un almacén a efectuar una reclamación por algún producto que ha adquirido, el cual presenta deficiencias, siendo denunciado su propietario ante la administración tributaria por expedir recibos a cambio de facturas.

En cierta oportunidad un comerciante de electrodomésticos fue denunciado ante la administración tributaria por un cliente, que compró un producto en dicho almacén, el cual salió defectuoso y al ir a pedir cambio no lo aceptaron. El usuario indignado lo acusó de no expedir factura, situación que no se hubiera presentado si su reclamación hubiera sido atendida, al fin y al cabo al usuario no le interesaba la factura sino que el producto fuera cambiado o le reintegraran el dinero. 

Los funcionarios fiscalizadores atendieron la denuncia no sin antes reconvenir al usuario por no solicitar la factura, luego hicieron seguimiento a varias personas que se acercaron a comprar, interrogándolos sobre la expedición de la factura y al corroborar que el propietario dell establecimiento entregaba recibos de caja y de vez en cuando tal cual factura, lo abordaron en su domicilio fiscal y le impusieron una sanción sugiriéndole que corrigiera su comportamiento. Este fue uno de los casos en que por una mala atención fue detectado el evasor.

Dramatizado:

Buenas tardes. ¿Qué vale éste equipo de sonido?- el vendedor lo enteró del precio- ¿me hace la demostración por favor?. Por supuesto que sí. –Lo hizo funcionar entregándole un recibo por el valor de la mercancía comprada. – El usuario llegó a su casa, lo ensayó en compañía de su familia sin ningún inconveniente. Transcurridas varias semanas uno de sus hijos lo fue a prender y no funcionó. Papá el equipo se dañó. ¿Cómo así que se dañó si lo acabamos de comprar?. Voy a que lo cambien.-Salió rumbo al almacén- buenos días señor, vengo a devolver este equipo que compré hace varias semanas y no funciona. – Me da pena pero aquí se le hizo la demostración el día que lo adquirió y funcionaba. ¿Entonces para qué es la garantía?. Lo siento pero no puedo hacer nada. ¿Por qué?. La garantía no opera sino por quince días. ¿Entonces quien responde?. No se. ¿Dónde está el propietario? El no se encuentra. ¡Estafadores voy a denunciarlos!- se retiró indignado del almacén con los resultados conocidos.

Caso 4: Cuando alguien es "delatado", no hay amistad, no hay nada, cada cual coge por su lado. 

Caso en el que un contribuyente es allanado en su domicilio fiscal por evadir impuestos, gracias a la denuncia instaurada ante la administración tributaria por alguien interesado en que fuera descubierto y al enterarse los demás comerciantes del sector corren a ocultar las evidencias que los comprometa. 

Un propietario de almacenes que comercializaba partes para vehículos fue denunciado por no facturar. Una vez recibió la visita de los funcionarios fiscalizadores, los demás comerciantes del sector se enteraron de lo que estaba sucediendo y procedieron a ocultar las evidencias que los harían objeto de sanción en el evento de ser investigados. El comerciante visitado protestaba porque lo investigaban únicamente a él y no a otros que también tenían sus "culpas", los funcionarios fiscalizadores lo invitaron a que los denunciara. 

Cuando se investiga a un evasor los demás se ponen al corriente ocultando las pruebas. En este caso la denuncia puede venir de la competencia o de algún usuario que se ha visto afectado en sus intereses.

Dramatizado:

Señor Pérez venimos de la administración tributaria a efectuar una inspección. ¿Y por qué a mi?. Nos hemos enterado de presuntas anomalías de carácter tributario y queremos verificar si son ciertas. Yo estoy pagando cumplidamente mis impuestos. No se preocupe, nosotros verificamos la denuncia y si es infundada no hay problema. Al rato de iniciar la diligencia llamaron al propietario. Señor Pérez hemos encontrado pruebas de que usted no está cumpliendo correctamente con sus obligaciones fiscales. ¿Por qué dice eso?. El funcionario le explicó mostrándole algunos documentos. ¿Qué debo hacer entonces? (se puso pálido). Corregir . Y porqué solo a mi, ¿cómo al dueño de la bodega de la esquina no lo investigan?. ¿Evade?. Claro que sí. Entonces instaure la denuncia. Que saco con eso si a estas alturas ya tuvo que haberse enterado de su visita a mi compañía y debe haber ocultado las pruebas. Además ustedes no lo van a investigar en este momento, ¿ no es cierto?. Así es señor Pérez, se requiere primero formalizar la denuncia para obtener una orden de allanamiento. Ya para qué –dijo el señor Pérez con disgusto. Los funcionarios levantaron el acta respectiva citando al contribuyente a la administración tributaria para fijar el monto a corregir y se retiraron del lugar. 

Caso 5: El evasor utiliza la modalidad del traspaso como forma de evitar el fracaso.

Se trata de aquella denuncia instaurada ante la entidad fiscalizadora por un usuario en la cual manifiesta que hay una empresa que evade impuestos. Cuando los funcionarios van a investigar se llevan la sorpresa que el propietario ha cedido sus instalaciones a otra persona que realiza la misma actividad quien ha cambiado la razón social, sosteniendo vínculos económicos no registrados con su anterior dueño. En este caso el evasor se libra del registro del inmueble, pero se continúa con la investigación.

Es de esperarse que el presunto evasor de un paso en falso y evidencie las actividades que ejerce en compañía de otros, o sea propietario de algún bien para embargarlo, viéndose abocado a una muerte financiera.

Dramatizado:

Disculpe señor, ¿ésta es la empresa “X”?—dijo un funcionario de la administración tributaria al vigilante de una compañía-. No señor esta es la empresa “Z”. ¿ el gerente es don Calixto? . No señor. Entonces ¿cómo se llama el gerente?. Don Segundino. Permítanos hablar con él. Sigan. Gracias.– ingresaron.- Buenas tardes don Segundino, cuéntenos que sabe usted de la empresa “X”. Ellos se fueron de aquí hace varios meses. Pero ustedes desarrollan la misma actividad. Si señor, lo que pasa es que compramos la empresa. Permítanos el documento que lo acredita. Con mucho gusto aquí está. Gracias. ¿Sabe donde se encuentra don Calixto?. No señor. Gracias. – Verificaron que la papelería no correspondiera a la empresa denunciada y al no encontrar ningún indicio que los comprometiera procedieron a levantar el acta respectiva. El operativo había fracasado. Una vez salieron, comentó uno de los funcionarios: para mi que el propietario trabaja con él. Yo creo lo mismo, vamos a seguir investigando y si encontramos un vínculo económico lo embargamos. Entre tanto don Segundino dialogaba con su hombre de confianza: los pudimos burlar, ahora mismo voy a llamar a mi socio don Calixto para que en lo sucesivo tenga más cuidado porque están tras sus pasos.

Caso 6: El rufián su patrimonio quiere ocultar.

Es el caso de aquel empresario que fracciona su capital representado en alguna compañía que por su volumen de ventas cumple con los topes de tributación establecidos y para evitar el pago de impuestos sugiere que sus empleados constituyan sus propias empresas para que sigan trabajando con ellos sin modificar las condiciones salariales. Ante esa situación la autoridad fiscal no puede hacer nada mientras no infrinjan abiertamente las normas.

Dramatizado: 

Otoniel, el negocio de peluquería está creciendo mucho y nos acercamos a topes que nos obligan a tributar, creo que lo más prudente es fraccionarla. Me parece bien, sugiramos a los empleados que creen su propia empresa si aspiran a seguir trabajando con nosotros, de lo contrario los despedimos. Así lo hicieron y a los empleados no les quedó otra alternativa y seguir laborando en las mismas condiciones laborales en que venían, de tal forma que pudieron desagregar el volumen de ventas evitando cambiar de régimen contributivo. Se espera que la administración tributaria en algún momento encuentre vinculación económica de su actividad comercial, para aplicar las sanciones a que haya lugar.

Caso 7: Recapitular a tiempo para evitar un mayor sufrimiento.

Se refiere a aquellos evasores que una vez son hallados realizando acciones indebidas de carácter fiscal, prefieren corregir a tiempo por miedo a que profundicen en la investigación y descubran su verdadera situación económica. El evasor en estos casos se adelanta a los acontecimientos acogiéndose a lo que estipule la autoridad fiscalizadora.

Dramatizado:

Doña Arrepentina, venimos de la administración fiscal a practicar un allanamiento a su compañía, hemos recibido una denuncia en la que manifiestan que ustedes están evadiendo el impuesto a las ventas. ¿Quién me denuncio?. Lo sentimos señora, esa información es confidencial. En el día de hoy procederemos a revisar sus instalaciones, le pedimos el favor que informe al personal que no utilice los computadores porque vamos a verificar la información que contienen. ¿Ustedes tienen autorización?. Por su puesto que sí –el funcionario se la entregó para que la leyera - doña Arrepentina se puso muy nerviosa. ¿Qué debo hacer?. Por lo pronto notifíquese del acto administrativo. Si en el transcurso de la investigación encontramos indicios de evasión, nos llevaremos los documentos que sean necesarios levantando una acta como constancia. –doña Arrepentina procedió a notificarse y a esperar el resultado de la investigación. Una vez descubierta, decidió colaborar. – Reconozco que he venido evadiendo y estoy dispuesta a corregir. Los investigadores indicaron lo que debía hacer y procedieron a terminar la diligencia, luego se despidieron. Doña Arrepentina comentó con su esposo – es mejor reconocer a tiempo el error y no dejar que sigan indagando porque pueden encontrar más documentos comprometedores, y ahí si que nos metemos en un lío mayor. Si mujer, es preferible enmendar ahora y no esperar a que el problema crezca aún más.

Caso 8: Judas hay por doquier y hasta en las mejores familias se pueden encontrar.

Es el caso de aquellas sociedades familiares que no prosperan, bien sea porque uno de los socios quiere tomar ventajas sobre el otro o los otros, o porque se han presentado conflictos de intereses o situaciones irreconciliables, haciendo que cualquiera de las partes decida denunciar ante el ente fiscalizador las anomalías que se vienen presentando en dichas compañías, siendo conscientes que también se van a ver afectados. El denunciante puede ser un hermano, un hijo, el cónyuge etc.

Más sobre

Dramatizado: 

Tu tío es un egoísta – dijo Insistina a su novio Revelón- las utilidades que genera la empresa son suficientes como para que te de una buena participación de la sociedad que tienen. Así es Insistina, pero como él es quien consigue los negocios se queda con la mayor tajada y eso que no paga impuestos, que tal si lo hiciera, ahí si es cierto que no me daría nada. Es un deshonesto – dijo Insistina- tu deberías denunciarlo por evasor al fin y al cabo lo que te corresponde es una miseria. Eso es cierto, voy a hacer caso a tus consejos para que el infeliz pague por su tacañería. ¿Me acompañas?. Claro que si. – Se dirigieron a la entidad fiscalizadora a colocar la denuncia. Cuando los funcionarios hicieron la inspección, el tío de Revelón se mostró sorprendido por aquella visita sorpresiva. La investigación arrojó resultados positivos viéndose obligado a corregir por un monto considerable, después de eso la sociedad desapareció porque estaba cimentada sobre bases débiles. 

Caso 9: El empleado despedido denuncia porque está resentido.

Es el caso típico de aquellos empleados de alto o bajo perfil, que al ser despedidos de las compañías en las cuales laboran y teniendo pleno conocimiento de las actividades que estas realizan, deciden denunciar ante la administración tributaria las irregularidades que cometen, indicando en detalle la forma como evaden. El denunciante en este caso puede ser: el contador, administrador, auditor o simplemente un empleado de confianza que conoce el rol de la empresa a la cual presta o prestaba sus servicios.

 

Dramatizado:

El propietario de una fábrica textil en cierta oportunidad despidió a Fiel, uno de sus operarios de confianza por roces personales. Fiel llevaba muchos años laborando en la compañía y consideró injusto su despido. No voy a dejar las cosas así - comentó Fiel a su esposa -. Estoy de acuerdo contigo, si don Raimundo se portó así con alguien que se sacrificó todo el tiempo por la empresa, lo menos que puedes hacer es pagarle con la misma moneda y denunciarlo por evasor de impuestos. Sí, así lo haré, se cuales son sus compradores y donde están las evidencias que lo comprometen. Fiel instauró la denuncia explicando en detalle las irregularidades, lo que dio excelentes resultados a los investigadores quienes hallaron las pruebas en una caja fuerte que estaba oculta bajo una escalera y que de no ser por sus indicaciones, nunca hubieran encontrado. Los funcionarios procedieron a emplazar al contribuyente para que se acercara a la administración donde liquidaron el valor a pagar y la sanción a la cual se había hecho merecedor. De no ser así hubiera seguido evadiendo quien sabe por cuanto tiempo más.

Caso 10: El enemigo del evasor en oportunidades es su competidor. 

La autoridad fiscal en oportunidades se entera de la presencia de un presunto evasor por denuncia de alguien que se ve afectado por la competencia, al vender con precios por debajo del mercado. Cuando se hace la respectiva verificación ésta arroja los resultados esperados. 

Dramatizado: 

-Suena el teléfono.– Hágame un favor, ¿con quién puedo comunicarme para instaurar una denuncia?. Con el área fiscalizadora y le sugiero que la presente por escrito para que sea creíble. ¿Tengo que colocar mi nombre?. Sería lo mejor para darle mayor veracidad a sus palabras y no se preocupe que nadie se va a enterar porque lo que manifieste es estrictamente confidencial. Entonces ya la envío por fax. Gracias. Hasta pronto. A los pocos minutos llegó la denuncia por escrito, se trataba de alguien que pedía investigar la procedencia de los bienes de un contribuyente que vendía por debajo de los precios del mercado. Los funcionarios de la entidad fiscalizadora hicieron las averiguaciones y comprobaron que se trataba de contrabando. Los bienes del denunciado fueron incautados, además de ser sancionado por no cumplir con sus obligaciones fiscales.

Caso 11: El evasor descarado algún día termina evidenciado.

Se trata de un caso anecdótico en el cual un evasor llama a la administración tributaria y pregunta por las sanciones que le impondrían en el evento que lo llegaran a descubrir.

Dramatizado: 

- Timbra el teléfono en una oficina de la entidad fiscalizadora.- ¿Sí?, ¿en qué puedo servirle? Disculpe, llamo para saber que sanción hay para quienes nunca hemos pagado impuestos. ¿Desde cuando está evadiendo? Hace dos años. ¿Qué actividad realiza?. ¿Ofrezco mis servicios profesionales y no me he inscrito ante la administración tributaria?. Cumple con los topes establecidos. ¿Cuáles?. El funcionario explicó en detalle y su interlocutor contestó afirmativamente. Entonces debe presentar y pagar sus obligaciones atrasadas para evitarse problemas. ¿Será que se dan cuenta?. En estos dos años no he tenido problemas. Si usted no cancela, en cualquier momento puede ser detectado por cruces de información con sus clientes, lo mejor es que se inscriba y cumpla. Gracias voy a pensarlo. – Cuelga– Que desfachatez. .– Expresó el funcionario que atendió la llamada-. 

Caso 12: La empresa de papel, obligaciones puede tener.

Se trata de aquellas empresas de "papel" que se han constituido como: sociedades sin ánimo de lucro, unipersonales, de hecho, asociativas o limitadas acreditando un capital suscrito, patrimonio, abriendo cuentas bancarias e indicando una dirección fiscal para lograr alguna clase de contratación, que muchas veces no obtienen. Los nuevos responsables bien sea por desconocimiento u otras razones incumplen con la obligación de tributar. Cuando los funcionarios fiscalizadores realizan la inspección de rigor y verifican que la empresa no existe, proceden a efectuar gestiones de embargo de bienes y cuentas que posean, sin resultados positivos generando un desgaste administrativo porque la entidad invierte tiempo, personal y recursos que no siempre se recuperan en el corto o mediano plazo. (Nota: aunque no es una modalidad de evasión propiamente dicha, es importante que el caso sea conocido por el lector). 

Dramatizado:

Solamente disponemos de un mes para conformar la empresa y participar en la licitación de útiles escolares, donde salgamos favorecidos nos enriquecemos. - El problema es el capital para constituirla. Eso no importa inventamos un valor significativo, el papel resiste todo. Pero tenemos que pagar impuestos. Vale la pena hacerlo. - A las pocas semanas salió el resultado. No siendo favorecidos. – Insistieron en otras licitaciones y tampoco tuvieron éxito entonces decidieron terminar la sociedad, cada quien tomó por su lado sin efectuar la cancelación ante el ente respectivo, lo que generó obligaciones fiscales que no fueron pagadas. En cierta oportunidad los funcionarios fiscalizadores efectuaron una visita a la compañía y se dieron cuanta que no existía, en vista de ello procedieron a embargar los bienes del representante legal, los socios no se les encontró nada. Éste al enterarse se acercó a la entidad fiscalizadora. Señores nosotros no efectuamos ninguna negociación con la compañía y decidimos no continuar. Si, pero como no han hecho la cancelación contrajeron obligaciones con el Estado y usted como representante legal está en la obligación de cancelarlas. ¿Cómo?, ¿había que cancelar algo?. Por supuesto que si. Efectuaron la respectiva liquidación lo que genero un valor considerable a pagar por concepto de intereses de mora, sanciones y capital. El contribuyente se acogió a un acuerdo para sanear la deuda. Intentó obtener dinero con sus ex socios para cancelar las obligaciones, pero no logró nada porque se hallaban desempleados, al poco tiempo incumplió el compromiso, siendo rematadas sus propiedades.

Es de anotar que hay oportunidades en las cuales el contribuyente y sus socios desean liquidar la sociedad pero, como ha generado obligaciones fiscales que se deben pagar y al no hacerlo las dejan vigentes indefinidamente. Otros deciden continuar presentando sus declaraciones con valores en ceros para no incurrir en más sanciones, con la esperanza que algún día puedan lograr algún negocio.

Caso 13: Ventas de mostrador requieren mayor control.

Las ventas al público y en efectivo, por sus mismas características se prestan para que la mayoría de clientes sean ocasionales, al comprador solo le interesa que el producto sea de calidad y esté en buenas condiciones, por lo que no solicita la factura. De acuerdo con dicha circunstancia muchas ventas se efectúan sin dejar soportes dando cabida a la evasión. Por eso es necesario observar el proceder del contribuyente y para ello es indispensable contar con el factor sorpresa para verificar si las transacciones que realiza están sujetan o no a la normatividad, aunque se sabe que operan correctamente cuando se efectúan las visitas de control.

Dramatizado.

Señor, permítame ese vestido, voy a medírmelo. Con mucho gusto. -Al rato. Le queda muy bien. ¿De veras?. ¿Qué cuesta?. Tiene un precio de "X" . Me lo llevó. ¿Necesita factura?. No hay necesidad, gracias. Hasta pronto y que vuelva. Cuando llegó la visita de la entidad fiscalizadora a efectuar una inspección, los vendedores expiden facturas a las personas que ingresan a comprar, para demostrar que cumplen con dicha obligación. Por eso es que en los procesos de fiscalización se requiere analizar periodos de tiempo largos para verificar el cumplimiento de las obligaciones fiscales de los contribuyentes, haciendo visitas esporádicas para verificar el manejo de sus cuentas.

Caso 14: El empresario que cambia de localización para dar cabida a la evasión.

Hay quienes ejercen su actividad económica desplazándose de un lugar a otro, cambiando de razón social, con el objeto de evadir impuestos. En oportunidades se han detectado en cruces de información, siendo evidenciados y sancionados porque así no aparezcan como representantes de las compañías, en el seguimiento que se les hace se encuentran vinculados económicos.

Dramatizado: 

Está visto que aquí no se puede trabajar, las ventas han bajado ostensiblemente y lo peor de todo es la cantidad de impuestos que hay que pagar. Mejor nos vamos para una ciudad más pequeña y buscamos nuevos mercados. Eso me parece muy razonable don Avispardo, pero ¿cómo va a hacer para que no lo ubiquen?. Eso es muy sencillo Mariana, como usted es de mi entera confianza constituye una empresa y trabajamos juntos. ¿Y las obligaciones que contrajo con la antigua compañía? . Ya se cansaran de cobrar y en vista de que no me pueden localizar espero que se prescriban las obligaciones o se presente alguna admistía tributaria, mientras tanto seguimos ejerciendo nuestras actividades. Si usted lo dice don Avispardo, así será.

Caso 15: Perdida o destrucción de libros para no dejar indicios.

Se presenta el caso de quienes simulan el robo o destrucción de libros contables colocando la denuncia para legalizar tal situación o para ganar tiempo y ponerse al día con soportes ficticios.

Dramatizado:

Me acabo de enterar que don Rogelio el dueño de la empresa de calzado de la esquina, fue sancionado por la entidad fiscalizadora al no tener los libros contables actualizados – dijo Leopoldina a su contadora la señora Paulina.- ¿Nosotros como estamos?. La verdad doña Leopoldina tenemos varios meses de atraso por el cambio de ubicación de la empresa y no he tenido tiempo para actualizarlos, además acuérdese que tenemos mercancía sin soportes contables. Eso es cierto. Señora Paulina, guardémoslos y argumentamos que fueron robados junto con algunas cosas de valor. Pero doña Leopoldina, ¿quién va a creernos?, ¿a quiénes les puede interesar unos libros?. Esa estrategia no es creíble. Entonces los incineramos y colocamos la denuncia, con eso tenemos tiempo de ponernos al día. Eso esta mejor doña Leopoldina. – Procedieron a quemarlos en el lugar donde estaban ubicados y luego extinguieron las llamas para evitar que se propagara el fuego. Con testigos levantaron una acta y enteraron a las autoridades respectivas, argumentando que con sus propios medios logísticos habían podido superar el impase. De esa manera lograron burlar temporalmente a los funcionarios de la entidad fiscalizadora, que al efectuar la visita se vieron precisados a otorgarles algún tiempo para actualizar los libros contables. Es de esperarse que los funcionarios fiscalizadores logren descubrir bien sea por denuncia o por inspección posterior que algunos soportes son ficticios aplicando las sanciones a que haya lugar.

Caso 16: Quién compra los derechos sobre una empresa inactiva para llevar a cabo acciones delictivas.

Hay quienes compran los derechos sobre empresas inactivas y piden autorización de facturación a nombre del representante legal, para luego colocarla a disposición de quien necesite soportes para sus cuentas. La modalidad consiste en ofrecer facturas con ventas ficticias. 

Dramatizado:

Don Juan, en vista de que usted no siguió con la empresa, le compro la razón social. ¿Para que la quiere?. Voy a continuar con ella, se que tiene futuro y es cuestión de capitalizarla. En ese caso no hay problema don Torcuato, yo me cansé de este negocio, ¿cuándo hacemos l el traspaso?. Yo le aviso don Juan. Le aclaro que está inactiva. Eso no interesa. ¿Tiene obligaciones pendientes?. Ninguna. Está bien. Hicieron la negociación y don Torcuato solicitó a don Juan que pidiera autorización a la administración tributaria para facturar porque él aún figuraba como representante legal. Una vez la obtuvo don Torcuato mandó elaborar libretas de facturas con los datos de la compañía y se entrevistó con don Plutarco, otro empresario. Cuando necesite justificar costos me dice y le hago las facturas que necesite yo cobro un pequeño porcentaje por mis servicios. Gracias lo tendré en cuenta. Así siguió ofreciéndolas a otras personas que tenían sus empresas quienes aceptaron la propuesta obteniendo jugosos beneficios, hasta que en una oportunidad que se efectuó una investigación de fondo a varias compañías, los funcionarios fiscalizadores descubrieron que realizaban transacciones comerciales ficticias, al confirmar que las facturas correspondían a una empresa que hacia tiempo no operaba. Localizaron a don Juan quien figuraba todavía como responsable, quien se mostró sorprendido por lo que había hecho don Torcuato, explicando a los funcionarios lo que había sucedido. Con razón que cada vez que llamaba a don Torcuato para registrar la empresa a su nombre, salía con cualquier pretexto. ¿Sabe dónde se encuentra en este momento?. Lo ignoro por completo, de un tiempo para acá no volví a saber nada de él. Le sugiero que se acerque inmediatamente a cancelar la actividad económica para que no tenga más dificultades, porque usted va a ser el único perjudicado. Así lo hizo don Juan instaurando una denuncia penal contra don Torcuato con la esperanza de que dieran con su paradero.

ALGUNOS DE LOS CASOS COMENTADOS ANTERIORMENTE NO SE PRESENTARÍAN SIN NO HUBIERA FUNCIONARIOS CORRUPTOS DISPUESTOS A PARTICIPAR EN TALES PRÁCTICAS. 


Sobre esta noticia

Autor:
David Camargo (12 noticias)
Visitas:
1267
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.