Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Tuata escriba una noticia?

Caminan por encima del techo 3a parte

13/05/2009 12:58 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Una vida nueva, sin recuerdos pero con sentimientos.

CAMINAN POR ENCIMA DEL TECHO III

El túnel. Estrecho, áspero húmedo. El olor como a paja quemada y la manecita fuertemente asida a la mía. Solo se ve una luz adelante. Me acerco a la luz y la manecita se suelta.

 

Un sobresalto le hizo abrir los ojos a Graciela. Creyó que no había despertado o que de pronto estaba ciega. Cuando sus ojos se fueron acostumbrando a la poca luz, vio que los primeros destellos de la madrugada penetraban a través del cristal de la ventana que parecía un cuadrito mas colgado de la pared con su marco de madera y sus dos pequeñas hojas abiertas. Se dio cuenta que estaba acostada en el piso en una estera de paja, cobijada con una manta raída. De la noche anterior solo recordaba que la señora que la llevó allí la condujo por un pasillo adoquinado hacia una cocina en la que por fin pudo comer algo. Aguadepanela y pan. Había otras personas pero en su cabeza solo existía imágenes como manchones, como sombras que pasan muy rápido y al calor de la estufa de leña, se volvió a adormecer. Ahora inspeccionando con su vista aquel lugar, solo encontró sombras. Recorrió con sus ojos los contornos de las paredes y de repente

encontró unos ojos azules que la miraban fijamente.

 

Su aliento volvió al reconocer una cara familiar. Era un cuadro del Sagrado corazón de Jesús que esta justo enfrente de ella. Sabía que era el sagrado corazón porque su madre tenía uno en la casa pero más pequeño. Pero? ¿y mamá?  De nuevo su mente se llenó de relámpagos, de cielos rojos y de sombras.

 Hizo a un lado la cobija y se levantó. Ya sus ojos distinguían más el cuarto y vio la puerta alta de dos hojas que por sus hendijas dejaba pasar algo de luz. Despacio fue hacia ella, giró hacia abajo el picaporte metálico, alargado, este hizo un - clac - y la puerta se abrió con un chirrido. Asomó su cabeza y vio el corredor adoquinado de la noche anterior. El aire frió de la mañana le despertó el hambre y decidió ir en busca de la cocina en la que le habían ofrecido el salvador alimento.

Abrió un poco más la puerta y dio un paso fuera. Se disponía a dar el segundo paso cuando una mano fuerte la detuvo por la parte de atrás del cuello.

 - No vaya a empezar a hacer ruido que aquí se levantan tarde - Quedo sin aliento un rato hasta que alzo sus ojos y vio la mirada severa de una mujer. Estaba despeinada, lucia una bata sencilla y  apareció allí sin ruido.

Tenía una edad indefinida, como le pasa a la mayoría de las mujeres que trabajan desde niñas en labores físicas y cuya vida no ha tenido muchos momentos felices.

Al ver que Graciela se quedaba estupefacta, con los ojos muy abiertos clavados en ella, le dijo ? Soy la señora Elodia, trabajo aquí y me toco quedarme con usted anoche; no ve que se quedó dormida?

No olvides hacer click en mis patrocinadores.

Graciela se quedó callada y Elodia la hizo entrar nuevamente al cuarto. Ya la luz del alba iluminaba por completo el lugar. Era un cuarto mediano de techo alto, que tenia como muebles una cama alta de madera, una mesa de noche del mismo juego con algunas cosas encima como frascos y un rosario. A los pies de la cama, una estera de paja en la cual ella había dormido. En el primer instante, al despertar, no se había percatado de la presencia de la cama; por ello su estupor cuando la señora Elodia provino del mismo lugar que ella juzgaba estar ocupando exclusivamente.

 - Espere mientras me visto - le dijo mientras solamente se colocaba un delantal sencillo encima de su bata y se calzaba unas chancletas de plástico. Con su cabello, negro y lizo, solo hizo una cola que sujetó con una pequeña liga. Le dijo - Camine - yendo con una toalla en el hombro hacia una puerta que quedaba al final del pasillo y que al abrirla dejó ver el baño. La siguió y vio como con sus manos sacaba agua de un platón de metal y se enjuagaba la cara para luego secarse con la toalla. Cuando pensó que ya salían hacia la cocina, una mano recia de Elodia la detuvo tomándola por la nuca. Con la otra le echó una manotada de agua helada en la cara. Al no esperar ello sintió como aquella vez, que acompañando a pescar en la quebrada, la hermosa, le decía su padre a la quebrada, y queriendo pasar hacia el pequeño lago que el mismo hacia con piedras para acorralar a los peces, decía el, resbaló con una de ellas y cayó al pequeño arrollo. La falta de aire no fue por la cantidad o gelidèz del agua sino por la sorpresa. - No sea floja, parece que nunca se hubiera bañado la cara y bien sucia que está. -  Bueno ¿y usted como se llama? - Le dijo mientras volvían por el corredor hacia la habitación y cuando entraban de nuevo ella contestó - Graciela - Ah ¿y donde esta su mamá o su familia, por qué andaba allá sola?-

Nuevamente las voces que se mezclan, nuevamente las sombras fugaces y los cielos rojos con avalanchas de nubes que se mueven vertiginosamente. La manecita que se suelta.

- No se - contestó. - Bueno, ¿pero dónde vivía, solo para saber ? - Replicó Elodia.

Mirando a través del cristal medio empañado de la ventana sus ojos se dirigieron a la montaña que ya mostraba su verdor acompañado del canto de los pájaros que anunciaban el arribo de un nuevo día. Recordó los pollos y su casa enclavada en la montaña; señalando ese horizonte dijo - Creo que allá - La mirada de Elodia que siempre se mantenía severa, se tornó algo angustiada y mirando el punto señalado en las montañas dijo para sí como orando - ¿Allá? ¿Otra vez? Dios mío hasta cuando.

Y tomando de la mano a la pequeña le dijo ? Vamos a desayunar, después tiendo la cama-.

______________________________________________________________________________________

Si te va interesando no olvides hacer click en mis patrocinadores.          


Sobre esta noticia

Autor:
Tuata (7 noticias)
Visitas:
2519
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.