Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Valentinadiazgomez escriba una noticia?

Dos caminos, un solo fin: “Dinero y poder”

19/08/2009 02:19 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Para Sudamèrica no son buenos ni el gobierno de Chàvez ni el de Uribe. Las extremas son viciosas asi se llamen de extrema derecha o de e4xtrema izquierda. El equlibrio es lo ùnico que sirve para desarrollar un paìs

“Todo totalitarismo sea de derecha o de izquierda, capitalismo o comunismo marxista leninista, está llamado a recoger. Son malos y no funcionan. “Está demostrado que todo lo que el hombre haga creyendo que él es el centro del mundo y que sin él no hay salvación, tiene que fracasar irremediablemente. Ese es su destino final y a no muy largo tiempo. Por eso, entre los estudiosos hay el convencimiento que ni las políticas de Uribe ni las de Chávez han de perdurarse en el tiempo. Los dos tipos de totalitarismos han fracasado y no se pueden tomar como ejemplo de buen gobierno. Hay necesidad de buscar y urge encontrar un sistema con las cosas buenas que tiene el uno y el otro, pero reclamando la aplicación, primero que todo, de criterios de ética, moral, legalidad justicia e igualdad política, económica y social. Hoy el chavismo como el uribismo desde sus perspectivas de derecha o izquierda extrema, colmados de orgullo, prepotencia, soberbia y codicia no es posible clasificarlos como sinónimos de desarrollo y equilibrio social, sino caminos que llevarán a los colombianos y venezolanos a la ruina moral y económica”.

El anterior es el resultado de un ejercicio intelectual al que un sobrino mío, de 19 años, accedió después de haber leído una entrevista que publicó el Periódico 15, de la Universidad Autónoma de Bucaramanga, (pagina 12 – edición 3 al 16 de agosto), al Secretario de la Conferencia Episcopal Colombiana, el obispo, Juan Vicente Córdoba. En esa misma publicación el religioso da concejos al presidente y recorre parte de la historia del país con muy buen ceso. Asegura que hemos cambiado desde la época de Rojas pinilla pero solo “un poco”. Como lo piensan muchos colombianos, mi sobrino y el obispo, creen que los vicios fundamentales están vigentes para uso y abuso del presidente y sus ministros. Indudablemente que cuando se trata del cinismo, parece que los latinoamericanos hemos aumentado la capacidad de utilizarlo por parte de nuestros gobernantes, quienes se han convertido en verdaderos campeones mundiales y hay la pretensión de convertir este vicio repudiable en una virtud plausible. Es vergonzoso para los colombianos como para los venezolanos que se llegue por momentos a engañar a los pueblos en forma masiva de que no existe persona diferente a los presidentes actuales que puedan gobernar bien estos países y que si es necesario se use el delito como herramienta política.

El cinismo entre nuestos gobernantes latinoamericanos llegò a extremos nunca esperados y peligrosos para la sociedad

Dos veteranos periodistas de Bucaramanga señalaban que sienten cierto grado de temor, con lo que sucedió en Caracas. “Doce periodistas venezolanos resultaron heridos hoy cuando repartían volantes a favor de la libertad de expresión en una céntrica avenida de Caracas y fueron atacados por un grupo de presuntos seguidores al gobierno de Hugo Chávez… todos resultaron con golpes contundentes en diversas partes del cuerpo y a un buen numero de ellos hubo necesidad de hospitalizarlos por la gravedad de las heridas… Este comportamiento de los seguidores de Chávez, no es una demostración de respeto a los derechos humanos…”. El temor lo fundamentan en el hecho de que todo lo que haga Chávez o sus seguidores, lo copian aquí en Colombia y de un momento a otro los uribistas estarían golpeando nuestros periodistas. Hasta el momento no ha habido un ataque con características similares en Colombia, pero tampoco hay que descontarlo que suceda.

“Venezuela y Colombia ha sido demandada en varias ocasiones por casos de ataques contra periodistas ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), que ha ordenado sanciones al Estado y medidas de protección contra los afectados”. Hay que esperar de un lado como del otro, todo. En Colombia se han hecho reformas constitucionales del más puro corte y sabor paramilitar derechista, en Venezuela lo mismo pero con etiqueta guerrillero comunista. Su contenido y resultado es igual. “Poder y dinero”. Perpetuar personas que se consideran infalibles e irremplazables, arrogantes, prepotentes, impulsoras del desequilibrio social con el más grande cinismo que pueda parir la humanidad, no tiene sentido. Son políticas malas porque excluyen en un país a los ricos y el otro a los pobres, cuando lo óptimo es equilibrarlos para que haya desarrollo para todos. Un país con puros pobres no funciona como tampoco con solo ricos.¿Qué las anteriores son afirmaciones simples, carentes de complicaciones y egoísmos propios de la extremas políticas? Eso es verdad porque creemos que de la sencillez, la simpleza y participación es de donde salen las grandes cosas aquellas llamadas a perpetuarse para siempre. Hoy tenemos dos caminos, pero un solo fin cuyo final no es muy sano. En ambos casos hay veneno por dentro y el atropello al contrincante ideológico es el banquete que los produce regocijo y placer. Eso es matar la democracia.

En Colombia y Venezuela urgen en los gobiernos criterios de ética, moral, legalidad justicia e igualdad política, económica y social


Sobre esta noticia

Autor:
Valentinadiazgomez (298 noticias)
Visitas:
1832
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.