Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

Centenares de personas en capitales europeas se concentran por la unidad de España

07/10/2017 18:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

EFE

  • En Londres, 400 personas se concentraron en Picadilly Circus.
  • Varios centenares se citaron también en Bruselas con el mismo propósito.
  • En París fueron cien las personas que apoyaron la unidad de España.

image

Unas 400 personas se congregaron este domingo en la céntrica plaza Picadilly Circus de Londres para defender la "sensatez" y la unidad de España, ante la "difícil situación" que atraviesa Cataluña, informaron los organizadores de este acto.

Bajo el lema "Por una Cataluña unida dentro de España ¡Basta! Recuperemos la sensatez", la Societat Civil Catalana (SCC) en el Reino Unido convocó esta manifestación en pleno centro de la capital británica, en coincidencia con la que ha organizado también este domingo en Barcelona.

En un ambiente festivo, los manifestantes en Picadilly portaban un gran número de banderas españolas, catalanas y de la Unión Europea, al tiempo que gritaban consignas como "Viva España y viva Cataluña", "No nos engañan, Cataluña es España".

Tampoco faltaron el futbolero "yo soy español" o gritos de "visca Catalunya" en la concentración, en la que se vio, además de a numerosos jóvenes, a familias con niños.

La organización llegó a rodear la estatua del ángel que ocupa el centro de Picadilly Circus con una gran senyera, la bandera catalana, mientras se cantaba el tema Mediterráneo, de Joan Manuel Serrat, o la popular Macarena.

"Hemos querido reunirnos aquí por nosotros, los españoles, para sentirnos a gusto con nosotros mismos y también, muy importante, para mostrar solidaridad con los catalanes que se han sentido solos", explicó Toni Timoner, uno de los colaboradores de SCC en Londres.

Timoner aseguró que, después del referéndum ilegal del pasado 1-0, ha "habido mucha confusión y tristeza", por lo que es necesario, dijo, analizar la situación con "sensatez" y volver a la vía de "diálogo, negociación y legalidad" que ha marcado la política española "en los últimos 40 años".

En su opinión, actos como la concentración de este domingo en la capital británica ayudan a "clarificar puntos" y a combatir el "nacionalismo militante y agresivo" que "hace mucha campaña en el exterior" y "ha manipulado", por ejemplo, las imágenes de la respuesta policial en la citada consulta.

"En general, la gente que defiende el Estado de derecho, la unidad, no está muy politizada, pero ahora tenemos que molestarnos porque ya basta, (los independentistas) utilizan a los catalanes como escudos humanos", agregó Timoner.

También en Bruselas

Cientos de personas se concentraron en Bruselas para pedir unidad en España en una manifestación frente a la sede del Parlamento Europeo (PE) convocada por Societat Civil Catalana, a la que acudieron representantes europeos del PP y el PSOE y miembros afiliados de Ciudadanos.

Frente a la sede de la Eurocámara, en la Plaza de Luxemburgo, se congregaron durante más de media hora varios cientos de ciudadanos para dar apoyo a la manifestación multitudinaria celebrada en Barcelona con el lema "¡Basta! Recuperemos la sensatez".

Entre los manifestantes estaban el secretario general del Partido Popular Europeo (PPE), Antonio López-Istúriz, la eurodiputada socialista Eider Gardiazábal, y el embajador español ante la Unión Europea (UE), Juan Pablo García-Berdoy.

La concentración se celebró ante la posible declaración unilateral de independencia del presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en el Parlament.

López-Istúriz declaró que "frente al desafío de Carles Puigdemont, la responsabilidad de la gente, el buen hacer y el deseo de que la unidad de España no se rompa", la concentración es "un llamamiento a que cese cualquier movimiento en pro de esa ilegalidad, exigiendo a Puigdemont que no declare la independencia".

El eurodiputado afirmó que "es un clamor de la sociedad española y gran parte de la sociedad catalana" y dijo que "nunca ha habido nadie cerrado al diálogo", pero sin "mediación", porque "España es un país democrático ejemplar dentro de la UE".

"España no es como pretenden presentar algunos un país bananero que necesite cascos azules, siempre seremos un ejemplo como lo fue la constitución del 78", dijo.

Por su parte, la socialista vasca Eider Gardiazábal incidió en la necesidad de "defender la palabra, el diálogo, la negociación y un pacto".

"Frente al inmovilismo que hemos visto desde hace muchos años del Gobierno del PP y la locura secesionista que ha planteado el Govern de Cataluña creo que hay un punto intermedio", agregó.

Para la parlamentaria europea, "lamentablemente cada vez estamos viendo mas escalada de tensión y tenemos que hacer todo lo contrario; acordar y hablar es la única solución", dijo.

Entre gritos de "Yo soy español", "No estáis solos" o "Viva España, viva Cataluña y viva el Rey", la marcha estuvo teñida de banderas españolas, algunas banderas catalanas ("senyeres"), pancartas que unían ambas, así como varias banderas europeas y alguna valenciana.

Los organizadores leyeron un manifiesto en español, catalán, francés e inglés, en el que subrayaron que "los políticos no pueden ignorar que los catalanes no nacionalistas son una parte esencial de la sociedad catalana".

El portavoz de la agrupación exterior de Ciudadanos, Adrián Vázquez, dijo que "el pueblo de Cataluña no independentista deja de ser una mayoría silenciosa".

Y en París

Un centenar de personas se manifestó en París para defender la unidad de España, con banderas nacionales y proclamas en las que se indicaba a los españoles que no están "solos" y que su mensaje se escucha en el extranjero.

La protesta, que tuvo lugar junto a la sede el Instituto Cervantes, contó con la presencia del nuevo embajador de España en Francia, Fernando Carderera.

"La sociedad catalana es una sociedad plural y no se puede identificar catalán con independentista", dijo Carderera, para quien lo sucedido en Cataluña "es un golpe de Estado a cámara lenta", "absolutamente intolerable en cualquier Estado de derecho, en cualquier país democrático".

El camino para desatascar la situación "es hablar y hablar de política, una vez que se pare el golpe de Estado", agregó el embajador, que apuntó a "la gran responsabilidad del Gobierno de Cataluña" a la hora de "crispar" y "crear división".

La protesta había sido organizada a título individual, sin el respaldo de organizaciones políticas, por Miguel Ángel Castaño y Eduardo Cuña, residentes en París.

"Apoyamos a los españoles catalanes, a España, y queremos paz y que España quede unida como siempre ha estado", señaló Castaño, un empresario hijo de inmigrantes españoles y nacido en Francia hace 49 años.

En su convocatoria en Facebook, destacó que España debía saber que los emigrantes están "unidos a la nación", y que aunque no vivan allí la quieren "más que nadie".

Entre los congregados había familias con niños y jóvenes como Esteban Montcada, un catalán de 26 años que dijo sentirse "catalán y español". También confesó que vive "con preocupación y tristeza" el hecho de que una minoría, en su opinión, haya silenciado al resto.

La manifestación, en la que se corearon eslóganes como "Viva España y viva Cataluña", "No estáis solos" o "España, unida, jamás será vencida", coincidió con la media maratón de París, a cuyos corredores, especialmente al paso de alguno español, se iban lanzando ánimos.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (38437 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
1634
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.