Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Valentinadiazgomez escriba una noticia?

Un congreso sin independencia ni autonomía

26/06/2009 12:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

No es la Corte Suprema de Justicia quien haya cercenado la autonomía e indpendencia del Congreso colombiano. Eso se le debe única y excñusivamente al presidente Uribe y su ministro del interior quienes no permiten que los congresistas actúen por cuenta propia

El ministro del interior para darse un champú político ha sostenido que “El Congreso está perdiendo independencia, autonomía y capacidad de acción”. Esa afirmación es cierta desde todo punto de vista. Sus facultades las han cercenado y la capacidad de pensar y buscar por si mismo las soluciones a sus problemas y los de Colombia, castradas. Los responsables han sido, básicamente el Presidente de la República y el Ministro del Interior, entre otros integrantes del ejecutivo. No admiten bajo ningún punto de vista que los congresistas sean autónomos para tomar determinaciones, debatir, aprobar o improbar los proyectos de ley que le son presentados. Están sometidos a la voluntad del ejecutivo de la manera más aberrante al punto que han sido objeto de regaños públicos en muchas ocasiones por no seguir al pie de la letra lo que se les ordenó en los desayunos de la Casa de Nariño. Los tratan como a muchachitos incapaces, a recortados mentales a quienes todo hay que decírselo y hacérselo. Es el peor atropello nunca antes visto a la autonomía e independencia de un poder público. Los tienen como adornos, como cuadros colgados de una puntilla en la pared.

¡Qué demócrata está resultando el ministro del interior de un día para otro! Hasta hace pocas semanas arremetía con rabia y furia contra el Poder Judicial para someterlo y lo trató de debilitar hasta donde le dio la gana. En sus declaraciones de prensa lo muestra como una peste. Es el mismo criterio de todo delincuente frente a su juez cuando el peso del delito lo aplasta. Hoy sostiene que, “… el debilitamiento de cualquiera de los poderes, debilita la democracia… el Congreso está débil…” Habrá descubierto que el agua moja cuando afirma que cuando las cosas son de esa forma “empieza a flaquear la democracia y mi responsabilidad es alertar a lo que está pasando”. ¡Alerta Colombia, la democracia flaquea! Es verídico, “el Congreso todos los días pierde más independencia, pierde más autonomía y pierde más capacidad de acción”. Cierto Ministro, muy cierto, al congreso lo han avasallado por parte del ejecutivo. El remedio lógico, para que no sigan perdiendo autonomía y capacidad de determinación, es que los deje que ellos piensen y actúen solos. ¿Por qué les tiene que prepararle el Ministro del Interior las reformas para mejorar, son acaso sus amigos congresistas unos ineptos e incapaces? ¿No son competentes para pensar por si solos requieren que el ejecutivo se lo diga todo? ¿Eso no es meterse en casa ajena? ¿No son acciones para subyugar otro poder público?

El Ministro del Interior en su afán de protagonismo, luego del fracaso estruendoso de su propuesta de establecer la “impunidad” parta los congresistas, usa una invitación del procurador cuando hizo un llamado a “todos los poderes”, (incluido el ejecutivo que es el más arbitrario y urgido de concentrar poder en una sola persona), para que, conservando su autonomía y su independencia, colaboren armónicamente y que “ninguno trate de interferir en los asuntos del otro”. Creo que la afirmación del Procurador le cae al presidente Uribe y sus subalternos, como pedrada en ojo tuerto. Veremos a ver si Uribe y el Ministro del interior le permite autonomía al congreso o lo sigue citando a la Casa de Nariño a ordenarle qué y cómo hacer. ¿Los dejará que cada cual haga las cosas que les corresponde hacer sin interferencias politiqueras y partidista?

¿Por qué no dejarán que los congresistas arreglen sus problemas y los de Colombia según su leal saber y entender como orden la Institución Colombia?

En este lapsus democrático del ministro, creyendo a los colombianos que somos pendejos, sale ahora con el cuento de que el interés del gobierno y el suyo propio es “por instituciones fuertes con respeto mutuo… La verdad es que en este momento hay unas dificultades que tenemos que allanar de muy buena voluntad, en muy buenos términos, porque por encima de cualquier diferencia que pueda existir está la obligación constitucional de velar por los fines del Estado y para velar por ellos las instituciones tienen que estar por encima de cualquier consideración”. ¿Quién es el responsable de los agravios sistemáticos contra el Poder Judicial y quien es el que tiene a su servicio político personal partidista el congreso?

El objetivo que siempre ha tenido el gobierno ha sido poner por encima de todos los valores institucionales democráticos, los intereses politiqueros y personales del mandatario. No le ha importado ni ley ni constitución, para el ejecutivo el valor estriba en las montoneras irrespetuosas, orientada por el presidente sobre la institución colombiana. Han llegado a extremos de torcer las cosas a tal forma que “los falsos positivos” o las “Chuzadas del Das” las pretenden presentar y hacer creer que surgieron para “defender los grandes intereses de la Patria”. Indudablemente que palabra sinceras de demócrata de defensor de la institución y los derechos humanos no se ven que existan en boca del Ministro del Interior. Salta en forma inmediata la duda. Pero a la hora de la verdad sirven para mantener en alto una nueva alerta, por que indiscutiblemente, detrás de todo hay algo torcido, envenenado y lo tiene en transe a ser presentado como defensa a la institución. Todo lo que salga de la boca de este ministro, debe tomarse con mucho cuidado.

¿Acaso, el congreso no está débil y acorralado por culpa e injerencia directa, férrea y exclusiva del Presidente y los ministros? ¿Por qué no dejarán que los congresistas arreglen sus problemas y los de Colombia según su leal saber y entender como orden la Institución Colombia? El desprestigio del congreso no lo generaron los magistrados, fueron los mismos congresistas y el ejecutivo, los unos por someterlos y los otros por admitir esa entrega. ¡Es infantil buscar hacer creer a los colombianos que esa reducción de la independencia y autonomía del congreso se debe a una investigación que inicio la Corte Suprema de Justicia hace unos pocos días! ¿No se darán cuenta, parece que los tarados son otros, que es el presidente, Álvaro Uribe y el Ministro del Interior y de justicia son quienes han hecho hasta la imposible para que el congreso y el poder judicial pierdan su independencia, autonomía, capacidad de acción y se lo entreguen al ejecutivo?

El Ministro del Interior se volviò democrata a todo dar en las últimas horas. Sprenden que ahora defienda las instituciones sobre los intereses politiqueros y personales de Uribe


Sobre esta noticia

Autor:
Valentinadiazgomez (298 noticias)
Visitas:
383
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.