Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Chrissalan escriba una noticia?

¿Cómo convertirte de empleado a inversionista?

28/09/2018 16:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Hoy en día mucha gente está decidida a dejar su trabajo para convertirse en inversionistas y dueños de su propio negocio. Aquí te mostramos las pautas que debes de seguir para lograr tu objetivo

Alguna vez has pensado en dejar tu empleo para ir por algo más grande. ¿Con lo que ganas con tu sueldo no te basta? ¿Has pensado en incrementar tu riqueza? Si deseas alguna cosa de las anteriores, lo que debes hacer es dar el salto a través del cuadrante del flujo del dinero.

En sus libros, Robert Kiyosaki hace referencia sobre el famoso “cuadrante del flujo de dinero”. Dentro de este hay 4 opciones: empleado, auto empleado (lado izquierdo) dueño de negocio e inversionista (lado derecho). Para saber en qué cuadrante te encuentras, pregúntate lo siguiente ¿si ahora mismo dejara de trabajar, podría costear mis gastos? Si la respuesta es sí, quiere decir que te encuentras en el lado derecho del cuadrante, en cambio, si tu respuesta es no, significa que te encuentras en el lado izquierdo. Debes tener en cuenta que las personas que se encuentran del lado izquierdo del cuadrante muy difícilmente alcanzaran la independencia económica y deberán seguir trabajando duramente durante muchos años de su vida.

Una vez identificado tu lugar en el cuadrante de flujo, debes darte cuenta de la diferencia entre trabajar por dinero y hacer que el dinero trabaje para ti. Trabajar por dinero consiste en intercambiar tu tiempo a cambio de este, algo totalmente normal dentro de un empleo. Si no trabajas, no recibes tu paga. En cambio, que tu dinero trabaje para ti significa usar este para crear sistemas que generen más dinero sin la necesidad de tu presencia física o tu trabajo diario. Por lo que ser un inversionista significa a todas luces saber poner a trabajar tu dinero para ti.

Para lograr esto, lo primero que debes hacer es empezar a aprovechar el ingreso que percibes de tu salario para construir estos sistemas que te generen ingresos (negocios que no dependan directamente de tu tiempo y esfuerzo).

También es importante que dediques tiempo y dinero a tu propia educación, a esto se le puede decir a libros sobre creación de negocios, cursos sobre ventas, estrategias de negocios, idiomas, etc.

El objetivo final de la construcción de los negocios que nos proporcionen ingresos pasivos (ingresos que percibimos de estos sistemas) es lograr acumular cantidades de dinero con las cuales comenzaremos a realizar nuestras primeras inversiones. Es muy recomendable que antes de entrar a este mundo, te documentes e investigues.

Una vez reunido nuestro capital, es hora de tomar acción.

En primer lugar debemos definir nuestros objetivos. Establecer los objetivos por los cuales invertiremos en cierto proyecto. Esto puede ser para crear más capital para realizar más inversiones, obtener liquidez o adquirir un bien o servicio. Establecer objetivos te hará saber si la inversión tiene sentido, así como medir las probabilidades de éxito de ésta.

Después de esto, debemos apartar el capital necesario para realizarla. Toma en cuenta que en una inversión siempre existe riesgo y no es bueno invertir todo el dinero disponible. Para realizar una buena inversión, se debe saber invertir el dinero justo y necesario contemplando que esto no afecte a nuestro flujo de efectivo personal.

Una vez realizado esto, debes determinar el tipo de inversión que vas a realizar. Para ello se empleara lo siguiente: instrumento, tiempo y mercado.

Instrumento: Se refiere a como canalizaras la inversión (mediante la compra de acciones, certificado financiero, etc.)

Tiempo: Se refiere al periodo de recuperación de la inversión.

Mercado: El grupo de personas al que vas a dirigir tu dinero.

 

Finalmente, después de haber realizado los pasos anteriores, llego la hora de tomar acción e invertir nuestro dinero. El que no arriesga no gana. Como se menciono anteriormente, en toda inversión existe un riesgo. Y a esto es lo que juegan diariamente los inversionistas alrededor del mundo.

 

Como conclusión, para pasar de empleados a inversionistas primeramente debemos identificarnos en donde nos encontramos ahora, y con el dinero que percibamos debemos comenzar a crear sistemas que nos generen ingresos pasivos (ingresos que no dependan directamente de nuestro tiempo y esfuerzo).  Mientras tanto debemos documentarnos e investigar antes de entrar al mundo de las inversiones. Una vez juntado cierto monto de dinero, procederemos a realizar nuestras primeras inversiones, para lo cual deberemos tener en cuenta los 4 pasos antes mencionados: Objetivos, porción de capital, determinación del tipo de inversión y acción. Con un poco de paciencia y esfuerzo, podremos empezar a ver el fruto de nuestra inversión.


Sobre esta noticia

Autor:
Chrissalan (5 noticias)
Visitas:
2843
Tipo:
Tutorial
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.