Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Mamvas escriba una noticia?

Crece la oposición a los cierres de planta de General Motors

10/02/2019 10:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Mientras los despidos masivos comienzan esta semana en General Motors, la ira y la oposición está aumentando al asalto corporativo de los empleos.

Los trabajadores de la planta en Detroit-Hamtramck de GM, cuyo cierre está programado para el 1 de junio, se indignaron por el anuncio de la compañía de que había obtenido $11.8 mil millones en ganancias el año pasado, incluidos $10.8 mil millones solo en Norteamérica. La fábrica, que comenzó a operar en 1985, actualmente emplea a alrededor de 1, 000 trabajadores en un turno, una cuarta parte de los 4, 000 que solían trabajar allí.

Betty, una trabajadora veterana con 18 años, dijo que era escandaloso que la compañía estuviera recortando empleos y destruyendo las vidas de las personas mientras ganaba miles de millones en ganancias. "Le están diciendo a la gente que deben desarraigar a sus familias y mudarse a Missouri, Tennessee, Kentucky o Flint, Michigan para mantener sus empleos". Ella dijo que el sindicato United Auto Workers (UAW) no está haciendo nada para detener el cierre de la planta.

Dos trabajadores que originalmente fueron contratados por una empresa contratista para realizar el manejo de materiales dijeron que perderían sus empleos y no tenían derechos de transferencia, aunque pagan cuotas al UAW. Cientos de trabajadores temporales a tiempo parcial (TPT), quienes también pagan cuotas al UAW, tampoco tienen derechos de transferencia. Ambos trabajadores denunciaron al UAW porque los manipuladores de materiales y los TPT no califican para el cheque de $10, 700 de participación en las ganancias de GM.

GM está cerrando la planta de Detroit-Hamtramck, junto con las plantas de ensamblaje de Lordstown, Ohio y Oshawa, Ontario. Las plantas de transmisión en el suburbio de Detroit de Warren y Baltimore, Maryland también se están cerrando, y habrá despidos masivos en la planta de baterías de GM en Brownstown, Michigan.

En una llamada con los inversionistas de Wall Street el miércoles, la CEO de GM, Mary Barra, prometió que los ejecutivos corporativos reducirían los costos para hacer que haya más efectivo disponible para pagos de dividendos y recompras de acciones para sus accionistas más ricos. Dijo que GM "resolvería problemas" junto al UAW para cerrar las plantas subutilizadas e imponer concesiones más profundas en las negociaciones laborales este verano.

Cuando GM comenzó a despedir a miles de trabajadores asalariados esta semana, surgieron informes de que Ford eliminará un turno completo con 1, 000 empleos en su planta de montaje de Flat Rock al sur de Detroit el 1 de abril. GM, Ford y otros fabricantes de automóviles están llevando a cabo una reestructuración de sus operaciones globales, que amenazan los empleos de decenas de miles de puestos de trabajo en América del Norte, Europa, América del Sur y Asia.

El Comité Directivo de la Coalición de Comités de Base y el Boletín de Trabajadores Automotores del WSWS realizaron una manifestación este sábado 9 de febrero para combatir los cierres y despidos de plantas de GM. La marcha fuera de la sede mundial de GM en Jefferson Avenue, en el centro de Detroit, se organizó independientemente de los sindicatos, los cuales están a favor de la empresa.

Un foco central de la manifestación será el llamado a la formación de comités independientes de base en las fábricas para unir a los trabajadores estadounidenses, mexicanos y canadienses contra las gigantes transnacionales automotrices. Esto se opone a la campaña antimexicana lanzada por el UAW estadounidense y el sindicato Unifor en Canadá para desviar la ira de los trabajadores y ocultar la colusión de los ejecutivos sindicales con las corporaciones automotrices.

Kathy, una trabajadora de GM en el área de Detroit, dijo: "¡Ánimo a todos los trabajadores afectados y despedidos dentro y alrededor de la Ciudad del Motor [Detroit] por participar en una verdadera lucha de la clase obrera que se está formando en todo Estados Unidos, Canadá y México!

"¡Las personas están creando comités de base para unirse! ¡Para la clase obrera! Demuestra que también serás parte de la solución y lucha en conjunto contra los recortes masivos de GM. ¡No podemos permitir que nuestras familias y comunidades sean devastadas por meras ganancias!".

El miércoles, Fiat Chrysler anunció una ganancia neta récord de $4.08 mil millones para 2018, un tres por ciento más que en 2017. La compañía dijo que envió 2.6 millones de vehículos de América del Norte, también un récord. Estas ganancias masivas se han extraído de la vida y el sudor de los trabajadores, que han visto un deterioro continuo de sus condiciones.

Angela, una trabajadora de Fiat Chrysler de Kokomo, Indiana, dijo: "¡La sangría de empleos que está ocurriendo en Ford y GM es implacable y repugnante! Desafortunadamente, esta ha sido la naturaleza de la industria automotriz durante décadas. La pregunta es ¿cuándo cambiará?, ¿quién la cambiará? ¿Cómo se puede cambiar para que los gigantes corporativos ya no ejerzan el poder de diezmar las vidas de comunidades enteras, ciudades enteras, estados enteros y grandes sectores de la población en los Estados Unidos y en todo el mundo?

"Esta es una lucha de clases, una lucha de la clase trabajadora que continuará hasta que literalmente luchemos contra el poder de las élites. Nosotros, la clase trabajadora, superamos por mucho a las élites, pero necesitamos reconocer nuestros intereses comunes, nuestra similitud, nuestro poder colectivo para ser una fuerza de cambio permanente y positivo no solo para nosotros, sino para los trabajadores en todas partes".

Una trabajadora de Fiat Chrysler del área de Detroit dijo: "Iré al mitin después del trabajo. Estoy harto del sindicato. Han permitido todo esto. Es un club de "viejos amigotes". Se está volviendo insoportable en las plantas. No hay absolutamente ninguna seguridad. Los trabajadores no tienen vidas. Tú comes y trabajas, eso es todo. Cuando estoy en casa, mi esposo está en el trabajo, ya no hay tiempo para sentarnos juntos en la mesa".

Cuando se le preguntó sobre la huelga de los trabajadores de autopartes en Matamoros, ella dijo: "Los trabajadores deben unirse, esa es la única manera en que podemos ganar. Nos tienen enfrentándonos unos contra otros. Usan el credo, color de piel, religión, todo para que nos enfoquemos en estas cosas para que una persona se sienta superior a la otra. Nos alimentan estas divisiones en la televisión, la afirmación de que 'ellos' están tomando nuestros trabajos. Estamos todos juntos en esto".

Refiriéndose a la amarga huelga de 2008 en American Axle, traicionada por el UAW, agregó: "Estuvimos fuera por cuatro meses. Luego, el sindicato nos dijo que regresáramos con las mismas demandas que nos ofrecieron originalmente. American Axle cerró la planta por completo y el sindicato no hizo nada. Perdí cualquier respeto por el sindicato [en inglés, trade union] después de eso. No tiene nada de 'unión'".

Un trabajador del complejo de Jeep (Fiat Chrysler) en Toledo también expresó apoyo a la lucha contra el cierre de la planta de GM. "Los cierres de planta de GM están perjudicando a esos trabajadores y a muchas otras personas también", dijo. "Sé lo que es ser despedido. Mucha gente va a tener un tiempo muy difícil".

Al explicar por qué se inscribió en el Boletín de los Trabajadores Automotores de l WSWS, dijo: "Hasta ahora no hemos tenido ninguna fuente de información que no sea el sindicato y la empresa. Y el sindicato no ha hecho nada por nosotros. Simplemente toman su dinero y se ponen del lado de la compañía".

Al hablar sobre la huelga de los trabajadores en Matamoros, agregó: "Cuando observas la huelga en México, sabes que todos tenemos que estar juntos".

Ford también ha anunciado cifras de ganancias, reportando un ingreso neto de $3, 7 mil millones, una disminución con respecto a 2017 que la compañía atribuyó a los aranceles y también a la disminución de las ventas en China y Europa. Norteamérica sigue siendo su segmento más fuerte debido a las interminables concesiones entregadas por el UAW.

La compañía ha respondido con un plan de reestructuración que se espera que resulte en despidos masivos, mayormente en sus operaciones europeas. Sin embargo, el impacto también se está sintiendo en América del Norte.

Los trabajadores de la planta de ensamblaje de Ford Flat Rock al sur de Detroit están reaccionando con enojo ante el anuncio de Ford de que está reduciendo el segundo turno, con la pérdida de 1, 000 empleos. La compañía ha tratado de desviar la ira de los trabajadores al afirmar que más de la mitad de los trabajadores despedidos de Flat Rock serán transferidos a Livonia Transmission en los suburbios del oeste de Detroit. Sin embargo, los trabajadores temporales a tiempo parcial y de baja antigüedad serán despedidos en Livonia para dar paso a los trabajadores que vienen de Flat Rock.

"El UAW no tiene ningún valor en general", dijo un trabajador de Livonia Transmission al Boletín de los Trabajadores Automotores del WSWS. "Todos los que no tienen antigüedad van a ser despedidos. Fue un error permitir que la empresa contratara a trabajadores temporales a tiempo parcial desde el principio. Los tienen bajo su dedo para usarlos y abusar de ellos como mejor les parezca".

"Apoyo la manifestación", agregó. "Espero que haya una huelga general. No hemos tenido una desde nunca. No confío en el UAW y no soy partidario de un boicot a los vehículos de fabricación mexicana. Puedo leer entre líneas. Solo se están uniendo a Trump en un intento de dividir a los trabajadores. No puedo soportar a [la demócrata] Ocasio-Cortez tampoco. No es más que una figura pública para llenar sus propios bolsillos".

Shelly, quien trabaja en la planta de ensamblaje de Ford Oakville cerca de Toronto, Canadá, dijo que la fábrica tenía una escasez de piezas debido a la huelga de trabajadores de autopartes en México. Dio que había leído sobre la huelga de Matamoros en el WSWS y apoyó a los trabajadores en huelga. "Crecí en Sudamérica y vine aquí cuando era niña. Pasé por muchas agencias temporales, que son solo una raqueta, ¿sabes? Trabajé en tantos lugares y finalmente conseguí un buen trabajo automotor. Me siento muy afortunada, pero las cosas han cambiado mucho.

"Durante el contrato de 2016, fuimos la única planta de Ford que votó por mayoría en contra. Queríamos pelear porque estaban adicionando niveles salariales. Hay por lo menos cuatro aquí. Hay estudiantes y TPT, y las nuevas contrataciones ya no reciben pensiones. Unifor es una broma. Sólo les interesan las ganancias y las acciones, no los trabajadores ".

Los trabajadores las plantas de vehículos y partes reparables de empresas japonesas en los Estados Unidos también están sintiendo el impacto de las demandas de Wall Street de reducir costos. Un trabajador de Nissan en Mississippi le dijo al Boletín de los Trabajadores Automotores que apoyaba la lucha de los trabajadores de GM. "Ellos acaban de bajar de su cima, y ahora van a despedir gente. Eso va a afectar a muchas ciudades y comunidades, no solo a la gente de GM".

Informó que su planta había sido impactada por las huelgas en Matamoros. "Estoy con los trabajadores mexicanos. Cuando trabajas en condiciones difíciles, debes hacer lo que tienes que hacer para enfrentar las condiciones. Con suerte, en la forma en que está afectando a Nissan, tendrá un impacto".

__________

Via wsws


Sobre esta noticia

Autor:
Mamvas (4791 noticias)
Fuente:
mamvas.blogspot.com
Visitas:
2771
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.