Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Consultorartesano escriba una noticia?

Cuanto mejor definido el proceso, menos humanos trabajando

18/02/2018 22:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Es curioso asistir a esta lógica implacable: definir un proceso robusto, repetitivo, diseñado casi a la perfección, lo hace más digitalizable, menos humano y más máquina. Es una deducción relativamente simple, ¿no? Cuanto mejor diseñe el humano, cuando encuentre la secuencia adecuada, entonces será más y más prescindible. La eficiencia juega todo al mismo número y gana: si una máquina lo puede hacer mejor, que lo haga. Los humanos son recursos más complejos y menos predecibles.

¿De verdad es así de simple el futuro de, por ejemplo, una planta industrial de las que hoy colocaríamos dentro de la industria 4.0? ¿Cuántas personas realmente hacen falta en un taller con sus procesos bien definidos? Toda la filosofía lean, todo el esfuerzo que llegó del país del sol naciente, todo la obsesión por mejorar el proceso: ¿todo conduce a un final tan triste como reducir el número de puestos de trabajo ocupados por seres humanos?

E incluso parece que eso no es lo peor. Lo peor es que nos dicen que no hay otra opción, que solo hay un camino para ser competitivo en la economía actual. Curioso llegar a la meta final: ¿una multiplicación por cero del número de empleos en un taller industrial? No, no. Esa es solo una cara de la moneda. Dicen que se van a crear otros muchos empleos. Trabajos que ni siquiera hoy somos capaces de prever. Trabajos para gente competente, para una ciudadanía formada en el tratamiento de los datos, en el manejo de semejante complejidad. ¿Qué te parece? ¿Nos lo creemos?

Sin embargo, hoy cabalgamos a lomos de grandes contradicciones. Por ejemplo, en mi doctorado veo a una empresa fabril (no sé si el término aplica, la verdad) que dice de sí misma que es "artesana". Y se explica fácil. Veo un bastidor con piezas y veo a una persona que se aproxima, lo chequea y se lo "apropia". Con todo ese piecerío y una estructura base montará una bicicleta. Un objeto que podría llevar su firma. Un objeto que permite una conexión emocional curiosa. Sí, con el objeto en sí, casi único; pero también con la persona que lo ha montado. Y en este último caso sí, no hay duda: se trata de una persona única porque no hay dos iguales en este planeta. Qué cosas, las contradicciones del progreso.

La mejora de los procesos conduce a su automatización. Con excepciones, pero a su automatización. Lo digital aprieta, pero no ahoga. Ese parece el consuelo. Permite una nueva vida al viejo taller fabril, pero exige un peaje en forma de seres humanos. ¿Excesivo? Cualquiera diría que sí, pero en estos tiempos donde el estado del bienestar va perdiendo fuelle, a lo mejor hasta hay que conformarse con la pedrea.

Seguimos instalados en la paradoja. No hay manera de salir de ella. Volvemos a la casilla de salida. Que tengáis buena semana. Ánimo.


Sobre esta noticia

Autor:
Consultorartesano (1747 noticias)
Fuente:
blog.consultorartesano.com
Visitas:
1878
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.