Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Valentinadiazgomez escriba una noticia?

De culo para el despeñadero

02/12/2009 17:11 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los colombianos comenzaron a inquietarse por la suerte del país en manos de Uribe. Todo lo ofrecido en materia social y económica le estça saliendo en reversa. Hay que oir al presidente de mejico quien cree que siempre hay alguien que lo puede hacer mejor

¿Para dónde carajos Uribe piensa llevar al país? La pregunta la hizo a un grupo de amigos, un veterano del periodismo en Santander. Desempleo que aumenta todos los meses sin control de ninguna naturaleza y sueldos mínimos que no le alcanzan a la gente para satisfacer necesidades de existencia. El pueblo de Colombia está hambreado y el gobierno habla de teorías económicas que ya se probó, que en la realidad, no son verídicas, todo resulta al revés. Es falsa de toda falsedad, aquella apreciación, que concentrando la riqueza nacional en muy pocas manos, el 79 por ciento en 86 familias según el Banco Mundial, el empleo y el bienestar surgen a torrentes. La gran verdad: Uribe fracasó en el manejo económico del país, mientras que unos pocos se beneficiaron generosamente. Seguir con el mismo cuento y no tratar de girar hacia otros horizontes, sabiendo que lo desarrollado hasta el momento ha fracasado, es una simple idiotez. Sobre la tierra siempre han alguien en capacidad de hacerlo mejor que el que está.

Una de las causas del fuerte e incontrolado aumento en el número de desocupados, cifra que superó dos millones 500 mil, es la pérdida de trabajo de los jefes de hogar y la búsqueda de empleo, sin lograrlo, de los jóvenes y miembros de la misma familia para compensar esa situación. Uribe ha cometido la ligereza de entregarle todo lo que le pide el poder económico, sin exigirle respuestas reales. ¿Quién entiende eso de que están creando nuevos cargos, pero el desempleo crece mes a mes? Es exactamente como aquel estudiante de bachillerato que todos los meses y al final del año lectivo pierde todas las materias, pero sus padres aseguran que es “muy buen estudiante”. El desempleo en Colombia no va a parar con presunciones ni discursos teóricos. Al finalizar octubre subió nacionalmente al 11, 5 por ciento y nunca jamás volverá a bajar. Hace un año la desocupación estaba en el 10, 1 por ciento. En las trece principales ciudades del país la situación es crítica, el desempleo en noviembre aumentó del once coma cinco al 12, 4 por ciento. Eso se llama mal manejo, así de simple, sin arandelas ni lambonerías. Si hubiera sido una buen a gestión, la suerte de los colombianos no sería de tanta hambre y miseria. Una cuestión que no funciona ni sirve para nada, se desecha. Las justificaciones sobran ante el llanto de un niño porque su padre no le ha podido llevar comida, está desempleado y el gobierno sigue dando palos de ciego en materia económica.

Voceros de la Central Unitaria de Trabajadores aseguraron que ellos no creen en el embeleco de las estadísticas maquilladas de Uribe. “Nosotros nunca hemos confiando en las estadísticas, porque entendemos claramente que si tenemos cinco millones de colombianos en el exterior, eso significa que no hay trabajo para ellos en Colombia y se fueron, que si hay un 65 por ciento la población nacional en la informalidad se debe a lo mismo. No aparece en las estadísticas nada que demuestre esas personas son empleados”. El deterioro del mercado laboral es consecuencia de la profunda desaceleración de la economía y el menoscabo de actividades como la industria y el comercio. “Se debe elevar la calidad de vida de los colombianos, pues en la medida en que haya mejores ingresos, se dinamiza el aparato productivo y hay mayor empleo en el país”, lo afirmó la CUT. Hace unas semanas el premio Nóbel de la Economía, desde Barranquilla, en una reciente visita al país afirmó lo mismo. Se presume que ese señor, quien vino a dictar conferencias, sabe de estas cosas. El erudito se alarmó y pregunto cómo sobrevivían los colombianos de salario mínimo. Esto en la ciudad.

El desempleo paso del 12.2 por cientro en Colombia y el gobierno espera acostado a que llegue un Hada Madrina y le soluciones por él el problema con su varita mágica

Ejecutivos del sector agrícola del país aseveraron que para el año 2010 crecerá el desempleo y que además el precio de los alimentos aumentará sustancialmente. Se vendrán las dos cosas a la vez, contrario a lo que pregona el gobierno para sus improvisaciones. “Este año se controló la inflación de alimentos a costa del productor agropecuario, reduciéndoles el precio a los productores y que adicionalmente esto genera menores niveles de empleo agrícola y pecuario”. Si seguimos con las teorías oficiales y no mejora sustancialmente el ingreso de los colombianos, “la caída de la rentabilidad y una menor inversión no las detendrá nadie, lo que limitará la oferta de alimentos y eventualmente pondría en peligro la seguridad alimentaria del país”. El despilfarro de dinero por parte del gobierno, el que se vio en el reciente escándalo de Agro Ingreso Seguro, no se puede repetir. El presidente de la Sociedad de Agricultores precisó que, “hay preocupación en el sector, porque este año Colombia tendrá un crecimiento negativo y que además su proyección para el 2010 es preocupante”. Cualquier otro colombiano, con sentido común, indudablemente lo hará mejor que Uribe.

Ni en el campo ni en la ciudad, el tiro les salió por la culata al presidente y su equipo económico. El manejo no ajusta positivamente a la realidad nacional. Mientras 86 familias quintuplican sus capitales, pero no crean empleo al ritmo que necesita el país, Colombia va para atrás. Crece como el bajo de las vacas, para abajo. Así lo afirman y lo sienten los propio los industriales, los comerciantes, los agricultores y los trabajadores entre otros. Los banqueros con los únicos que se sienten esplendorosamente. Esto va mal, muy mal y lo peor de todo, que con sus ambigüedades y no hablar claro, no se sabe para donde carajos está llenado al país. Estamos a punto de una revuelta, al borde del despeñadero. Relacionemos lo sucios que han sido los políticos uribista para redondear.


Sobre esta noticia

Autor:
Valentinadiazgomez (298 noticias)
Visitas:
1632
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.