Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Kantreras escriba una noticia?

Desesperu

24/04/2011 16:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Habiendo pasado la primera vuelta de las elecciones presidenciales en Perú, el camino que queda por recorrer se torna algo irónico y limitado para muchos de los ciudadanos que desean ver un rumbo más promisorio para su país

Alan García está próximo a abandonar el poder en una nueva oportunidad, lleno de dudas propias y ajenas, quizás con menos crítica inmediata que la vivida en su experiencia anterior, pero cobijado por un calificativo, al menos, no favorable.

Por tal motivo, muchos peruanos, como ha ocurrido en muchos países de sudamérica, han demostrado su deseo de usar los beneficios democráticos para dar un giro radical al destino de su nación, siendo guiados por la desesperación más que por la razón política.

El avance significativo de los candidatos Ollanta Humala y Keiko Fujimori a la segunda vuelta ha representado para muchos un encerramiento difícil de abordar, debido a las sombras que persiguen a estos líderes.

Las posiciones son con fusas, y resulta comprensible. El propio nobel de literatura Mario Vargas Llosa tuvo un desacierto público, al comparar inicialmente a los candidatos con el cáncer y el SIDA por la dificultad que genera elegir entre ellos; y posteriormente optar por Humala, candidato de la línea política que siempre ha criticado.

Aun el propio Ulises Humala, hermano del ganador de la primera vuelta con 31.7% de los votos, dice que los peruanos están entre dos males, debiendo escoger el mal menor.

Fujimori es del partido Fuerza 2011 de tendencia derechista, con un comportamiento altamente dogmático, que la ha enfrentado con su propio padre, expresidente y actual preso, con lo cual despierta todo tipo de reacciones.

Ollanta Humala intentó acercarse a la Casa de Pizarro en 2006, con resultados poco alentadores debido a su evidente tendencia de izquierda, otrora obstáculo, y actualmente una catapulta favorable, pese al riesgo de convertirse en un nuevo tentáculo del chavismo.

Se calcula que el 50% del censo electoral peruano se encuentra totalmente indeciso respecto a los próximos comicios a celebrarse el 5 de junio del presente año. Lo más importante es que el elegido sepa corresponder honestamente a la confianza del pueblo.


Sobre esta noticia

Autor:
Kantreras (38 noticias)
Visitas:
2634
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.