Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Angelalirio escriba una noticia?

¿Donación provocada?

19/03/2016 17:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

¿Hasta dónde los ciudadanos se van a seguir comiendo el cuento de que nos están cuidando de los ladrones? O acaso, ¿estaremos asistiendo a la instauración de un nuevo modelo de corrupción, mucho más sofisticado que el conocido hasta ahora?

Por: ANGEL ALIRIO MORENO MATEUS

Por estos días en Bucaramanga hay una polémica desatada con relación al pago que por decisión del Alcalde Municipal Rodolfo Hernández, tendrán que hacer los contratistas a quienes la entidad territorial les debe por la ejecución de contratos estatales, suscritos con anterioridad a la actual administración.  Ha dicho Rodolfo Hernández, que para que los contratistas “reciban el cheque de la cuenta toca que  me traigan la donación”, enfatizando que “la empresa que construyó el Centro de Convenciones Neomundo, me entregó un cheque por $ 470 millones de pesos que serán enviados a fondos comunes para obras sociales del municipio”.   

Cuando le han interrogado sobre la legalidad o ilegalidad de la exigencia, el mandatario Rodolfo Hernández ha respondido que “como ellos roban y también es legal, como ellos se roban todo, por eso nos tiene jodido ese pensamiento y cuando uno trata de apretar es ilegal”.  Temo que estamos asistiendo a un escenario nugatorio al régimen jurídico de la administración pública para transitar el camino del populismo y de esta manera anarquizar y caotizar todo lo que tenga que ver con política y administración publica.  

Como jurisconsulto de la cosa pública, tengo la obligación de advertir que serán muchas las demandas administrativas que se vendrán en contra del Municipio de Bucaramanga, por la manera como se está violando el ordenamiento jurídico y sobre cómo se están dejando todos los presupuestos procesales para que quienes,  de manera provocada tienen que “donar” una parte de lo que patrimonialmente forma parte de su expectativa por recibir e integra esa confianza legítima reconocida por vía jurisprudencial como elemento de la órbita de derechos de los asociados, la cual debe ser respetada y garantizada por el Estado en todos sus órdenes y expresiones, acudan a la jurisdicción contencioso administrativa en ejercicio del medio de control de reparación, para pretender, dentro de dos años, no sólo que les devuelvan la “donación”, sino que les paguen los perjuicios irrogados e indexados al momento del pago de la sentencia. 

En Bucaramanga hay una polémica desatada por cuenta de la decisión del Alcalde Municipal Rodolfo Hernández

Ojo, que el Código Civil define la donación como “un acto por el cual una persona transfiere, gratuita e irrevocablemente, una parte de sus bienes a otra persona que la acepta” y nuestro ordenamiento regla que “Corresponde al notario autorizar mediante escritura pública las donaciones cuyo valor excedan la suma de cincuenta (50) salarios mínimos mensuales (…). Y ojo, que la donación es un acto solemne de la voluntad, libre de presiones y no puede terminar generando un desequilibrio en la relación, que conlleve a un enriquecimiento sin causa imputable a la administración.

El artículo 90 de la Constitución Política de Colombia establece que “El Estado responderá patrimonialmente por los daños antijurídicos que le sean imputables, causados por la acción o la omisión de las autoridades públicas” y si bien el artículo sexto de la carta establece el alcance de la responsabilidad de los servidores públicos,   en concordancia con el 124, es claro en afirmar que “En el evento de ser condenado el Estado a la reparación patrimonial de uno de tales daños, que haya sido consecuencia de la conducta dolosa o gravemente culposa de un agente suyo, aquél deberá repetir contra éste”.  Me pregunto, ¿hasta dónde los ciudadanos se van a seguir comiendo el cuento de que nos están cuidando de los ladrones? O acaso, ¿estaremos asistiendo a la instauración de un nuevo modelo de corrupción, mucho más sofisticado que el conocido hasta ahora? 

Yo no me como el cuento. Los entes de control nos deben informar que pasó con las investigaciones por los escándalos de corrupción de anteriores administraciones de Bucaramanga. Y esta administración, no nos puede construir un legado negativo en el presupuesto público, que tenga que ser pagado por las futuras vigencias por estar estructurando un discurso populista que cautiva incautos.


Sobre esta noticia

Autor:
Angelalirio (84 noticias)
Visitas:
1220
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.