Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Juan Sebastián Celis Maya escriba una noticia?

Economía campesina, la damnificada del TLC con EU

14/05/2012 20:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageLa economía campesina tendrá un impacto negativo con la entrada en vigencia del TLC con Estados Unidos y se requieren medidas de apoyo porque este capítulo quedó mal negociado, afirmaron Luis Jorge Garay, Fernando Barberi e Iván Cardona, de acuerdo con un estudio que elaboraron para medir el impacto del acuerdo y que financiado por Oxfam.

Según los autores la negociación del capítulo agrícola fue inequitativa y asimétrica ya que mientras el país norteamericano mantuvo su política de protección y estabilización a la agricultura, a través de las ayudas internas a la producción, Colombia desmontó el sistema de franjas de precios y el mecanismo público de administración de contingentes para las importaciones originarias de Estados Unidos.

Además, no fue posible incluir un mecanismo como las medidas de salvaguardia de precios con vigencia hasta cuando las ayudas internas distorsionantes de la producción y el comercio sean eliminadas en la OMC, ni se aceptó una cláusula que permitiera revisar el programa de desgravación en el caso que EU decida aumentar los niveles de ayudas internas que actualmente otorgan a sus bienes agropecuarios.

También señalaron que Estados Unidos excluyó la liberación de productos sensibles para ellos y de interés para Colombia como el azúcar y los productos con alto contenido de azúcar no listos para el consumo pero en cambio no aceptaron exclusión alguna por parte de Colombia.

Explicaron que la negociación también resultó asimétrica porque Colombia ofreció desgravar de manera inmediata un valor anual de importaciones actuales equivalente a US$839 millones, mientras que Estados Unidos sólo ofreció US$776 millones. De igual manera, mientras los compromisos de orden sanitario y fitosanitario asumidos por el país norteamericano por fuera del Tratado tienen un lenguaje condicional y poco afirmativo, las exigencias hechas a Colombia fueron muy precisas.

De acuerdo con lo negociado, a corto plazo se prevén pérdidas para el país ante la importación de bienes agrícolas, en el valor de la producción, el área sembrada y el empleo generado en el caso de los cultivos de maíz, sorgo, soya, fríjol y trigo.

En el largo plazo se presentarán también efectos negativos sobre la producción interna de arroz, con pérdidas anuales del 12% en excedente del productor e ingresos laborales; carne de pollo, pérdida del 34% en el escenario más conservador; y aceite de palma (8% en excedente y 19% en ingresos laborales).

Frente a esta realidad se proponen varias alternativas como un esquema de seguimiento del impacto del TLC sobre la economía campesina, donde el gobierno debe hacer una encuesta anual que combine parte de la información de la Encuesta Nacional de Hogares con la Encuesta Nacional Agropecuaria e incluya un modulo de comercio, incluyendo todos los productos de los pequeños campesinos; y la sociedad civil adelante estudios de caso de productos sensibles.

Las variables del esquema de seguimiento deben ser: los ingresos agropecuarios (productos que compiten con importaciones (área sembrada, producción y precios –compra en centrales mayoristas), Productos con potencial exportador (área sembrada, producción y precios); los costos agropecuarios (Insumos: semillas y agroquímicos) y el consumo (Precios al consumidor (IPC ingresos bajos – análisis de precios de productos de la canasta de los cuales hubo importaciones).

Así mismo, las medidas de seguimiento a las importaciones contemplan volúmenes y precios de importación, cumplimiento de cronogramas de desgravación, cumplimiento de contingentes, verificación del cumplimiento de los requisitos exigidos para el otorgamiento de los contingentes del arroz y los cuartos traseros de pollo: certificado de revisión de comercio de exportación, certificado de asignación de cuota, transacción de la cuota por subasta pública, imposición oportuna de salvaguardias, cumplimiento de requisitos sanitarios y fitosanitarios, sistema de muestreo en bodegas de importadores, sistema de muestreo en zona franca, operaciones en condiciones normales de competencia, verificación de la existencia de dumping y subsidios a la exportación, verificar ausencia de contrabando técnico y de contrabando abierto, y verificar si crecimiento de importaciones está relacionado con crecimiento en consumo o con reducción en producción nacional.

Caracterización de la economía campesina

- Son cerca de 6.6 millones de personas y 1.4 millones de hogares.

- Cerca de 1.8 millones de los productores agropecuarios son campesinos (89% del total) y representan el 10% de los trabajadores del país.

- El 56% se encuentra trabajando, el 40% son inactivos, con una tasa de desempleo del 6.4%.

- En promedio, cada hogar campesino se compone de 4.8 miembros con una escolaridad media de 4.7 años.

- Los productores campesinos participan solo con el 33% del área agropecuaria.

Contribuyen con el 51% del área cosechada y el 49% de la producción.

- En promedio, cada unidad productiva campesina utiliza 1.2 hectáreas en actividades agrícolas y 3.2 en pecuarias.

- El ingreso mensual promedio de los hogares campesinos en 2005 fue de $ 340.200; el 68% obtuvo ingresos por debajo a 1 salario mínimo* (76% zona rural y 44% urbana) y el 44% por debajo de 1/2 salario mínimo (53% zona rural).

- El 65% del total de los ingresos proviene del trabajo en sus unidades productivas.

- Los hogares campesinos demandan el 73% de la fuerza laboral familiar.

- Los departamentos con mayor presencia de productores campesinos son Boyacá (98%), Cauca (96%), Nariño (94%), Huila (92%) y Cundinamarca (90%).

* Salario mínimo mensual 2005 $ 381.500

Evitar espíritu apocalíptico: Minagricultura

Por su parte, el Ministro de Agricultura y Desarrollo Rural, Juan Camilo Restrepo Salazar, envió un mensaje de tranquilidad y de optimismo por la entrada en vigencia este martes del Tratado de Libre Comercio con los Estados Unidos.

Reiteró que el Gobierno del presidente Juan Manuel Santos no dejará al desamparo a los agricultores y ganaderos ni ahorrará esfuerzo alguno en materia administrativa y presupuestal para apoyarlos. "Y No vamos a dejar que se encalle el empleo rural", subrayó Restrepo Salazar.

En ese propósito el ministro informó que ya se tienen avanzadas conversaciones con Planeación Nacional y el Ministerio de hacienda para que el presupuesto del Ministerio de Agricultura correspondiente al 2013 sea fortalecido, en al menos 500 mil millones de pesos adicionales. Estos recursos serán destinados, adicionalmente a los actuales, para apoyar a los cultivos o productos más débiles y frágiles frente al TLC.

"El mensaje que queremos dar como Ministerio de Agricultura es que no debe cundir un espíritu apocalíptico que algunos están extendiendo según el cual se va a acabar la agricultura y la ganadería colombiana", indicó el jefe de la cartera agropecuaria.

Dijo que si bien las medidas internas que se han adoptado, de cara al TLC, todavía no son suficientes, los plazos de desgravación convenidos dan tiempo para que el país se prepare.

El ministro indicó que el TLC con Estados Unidos y demás acuerdos similares que se suscriban, generarán más competencia y competitividad y tendrán un efecto positivo para los consumidores que se beneficiarán por la vía de los precios y la calidad de los productos.


Sobre esta noticia

Autor:
Juan Sebastián Celis Maya (3029 noticias)
Fuente:
ape.org.co
Visitas:
6643
Tipo:
Reportaje
Licencia:
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.