Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Aicrag escriba una noticia?

¿Qué ha sido de la educación y el respeto en política?

14
- +
07/05/2019 17:42 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Se fueron por las cloacas las buenas formas que representan la elegancia y la moderación políticas, las derechas y sus periodistas pagados afean la victoria de la izquierda en las urnas para vergüenza de España en el mundo

La filosofía política de la derecha no ha cesado de sentir preocupación por lo que definen como chusma, es decir, el pueblo y por las inquietudes sociales que generan su iniciativa y su hartazgo de tanta trama y de tanta corrupción. Vivimos una época de cambio en la que se debaten todas las realidades sociales. Es la época de una verdadera rebelión de las masas. Es tiempo de avance, de progreso, de modernidad, ya ningún cacique señorito puede decir que el pueblo es un zafio o iletrado, ninguno de estos trasnochados gerifaltes puede ya dar lecciones por creerse mejor situado para darlas. Hoy, los hijos de aquellos sufridos trabajadores que en los años 70 se reventaron a trabajar desde niños tenemos carreras, tuteamos al maestro, al cura, al boticario y al alcalde por que no son más que nosotros. Tenemos el poder y no lo hemos tomado al asalto, porque este poder es el de la sabiduría. Y a esta revolución, estos cesaristas la demonizan y la llaman populismo. Quizás puedan engañar a esas gentes ingenuas y resentidas que piden seguir siendo esclavos de su amo, pero al resto de la sociedad ya no. Y eso les asusta, les causa verdadero terror.

No quieren, no pueden soportar que España sea un escenario de vanguardia para las grandes transformaciones europeas, como lo es, por ejemplo, el impulso del feminismo, que ha sentado las bases reales y teóricas de un nuevo periodo histórico. Las fuerzas más poderosas, las élites corruptas están pendientes de todo esto y no quieren que prospere el progreso. Para ellos todo esto no tiene más que una causa, Podemos, que constituye la punta de flecha de la chusma que despierta de su letargo obligado a fuerza de represión y temor.

Hace unos días leía un artículo de un tal Carlos Blanco, en un periódico que ni nombraré, porque más bien es un panfleto difamador e insolente que no he vuelto a mirar, sobre la España dañada por la chusma ignorante que quiere gobernar, que decía así: “Una civilización enferma sólo se mueve a impulsos de resentimiento. Una comunidad nacional envilecida sólo se conduce por la chusma y elige como representantes a la chusma. Cuando la chusma se apropia del poder, hablamos de oclocracia, una situación en donde no existe verdadero poder del pueblo ni estado de derecho ni soberanía nacional.” Claro, es que esos a los que este indecente fascista llama chusma nos hemos dado cuenta de cómo su “clase maravillosa” malvende y liquida lo público, cómo arruinan al país bajo el peso de una corrupción insostenible y descarada, cómo todo lo que cae en sus manos queda luego degradado, sucio y violado, cómo viven y se reparten la riqueza mientras el pueblo se muere de hambre, cómo usan las puertas giratorias para entrar en las grandes empresas mientras el trabajador no cobra ni las horas extraordinarias que le obligan a hacer, y cómo viajan a cuerpo de rey a costa del Estado, mientras el 40% de los españoles no puede siquiera llegar a fin de mes. España es un cortijo arrasado por este tipo de descuideros, una chusma verdadera y ávida de poder y dinero, acaparadora, parasitaria, aniquiladora del bienestar, la justicia y la convivencia pacífica. Chusma bien vestida y empleada de las élites ocultas, a la que le resulta útil y necesaria para sostener la pirámide de la mentira, el envilecimiento, la podredumbre y la depravación.

Es tiempo de avance, de progreso, de modernidad, ya ningún cacique señorito puede decir que el pueblo es un zafio o iletrado

No obstante hoy día, afortunadamente, los verdaderos conocedores de la realidad que vive España, es decir, la sociedad que la conforma, el pueblo, ha hablado a través de las urnas y ha decidido un cambio. Ha elegido prosperidad, avance, mejora, crecimiento, impulso, desarrollo y evolución, todo eso que el PP no ofrecía.

Hay mucho trabajo por delante, muchas reformas pendientes. Muchos dirán que este será un gobierno que pacta con golpistas y sediciosos, que liquidará el principio de unidad de España y que la arruinará. Pero lo dicen porque sólo saben odiar todo cuanto el concepto progresista invoca. Pero la verdad es que si el Partido Popular y Ciudadanos hubieran sumado con la extrema derecha de Vox, su reaccionario ideario no hubiera hecho sino aflorar el franquismo más marginal y amoral. Estas derechas nacionales, como tales, sólo pueden agitar los miedos y llenar la plaza de Colón cuando toca zafarrancho de combate. Pero, por fortuna, Vox no ha entrado en el congreso con la fuerza que esperaban y las tres derechas ahora se lamen las heridas escupiendo más veneno contra la izquierda avanzada, renovadora y reformista a la que teme y detesta, y a la que llama Frente Popular, como aquella coalición electoral española creada en enero de 1936 por los principales partidos de izquierda y que el 16 de febrero ganó las últimas elecciones en la Segunda República antes del golpe de Estado de Franco que desembocó en la Guerra Civil.

Pero el miedo como poder verdadero de esta derecha que se descompone, no asusta ya ni a los niños. Un PP dañado y degenerado tras el zarpazo de Cs y Vox, un Cs que se muestra desmedidamente crecido y que quiere apoderarse del liderazgo de la oposición como mera manipulación electoral y un Vox hemipléjico y deshinchado, sienten más presión conjunta de sus propios aparatos y estructuras que ganas e interés de ofrecer nada válido en el Congreso este nuevo ciclo legislativo. Así que no señores, no vengan ahora con la patochada absurda y desesperada de que el pueblo español está secuestrado por una chusma, porque chusma son ustedes, cuya repulsión hacia la democracia sólo les permite esta clase de descalificaciones. Ni aman tanto a España como dicen ni serán nunca más patriotas que aquellos que cada día la sostienen con su trabajo, con su esfuerzo, con sus impuestos y con su tolerancia y ganas de vivir pacíficamente y en armonía con todos. Aquellos que defendemos la igualdad, los derechos humanos, las creencias de todo tipo, las tendencias sexuales, el respeto, la tolerancia y la pluralidad. Porque eso es lo que hace grande a una nación.


Sobre esta noticia

Autor:
Aicrag (174 noticias)
Visitas:
123
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.