Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Sociedad escriba una noticia?

El Ejército paquistaní pone estrictas condiciones al regreso de desplazados tribales

18/05/2015 07:20 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Cientos de miles de personas desplazadas a causa de la guerra en las zonas tribales de Pakistán quieren regresar a su hogar, pero el Ejército las autoriza sólo si firman un compromiso de lucha contra los rebeldes talibanes.

Es la primera vez que en la llamada "guerra contra el terror" las autoridades desplazan al conjunto de una población, combaten a los insurgentes y vuelven a instalar a los habitantes con la condición de que ningún yihadista circule por la región.

Hace casi un año, en junio de 2014, el Ejército paquistaní lanzó una ofensiva en esa zona montañosa del noroeste de Pakistán, fronteriza con Afganistán, convertida en un bastión de los yihadistas islamistas desde la caída de los talibanes en Kabul en 2001.

Los combates arrojaron a las calles a centenares de miles de personas que, hoy en día, en su mayoría, viven diseminados en campos de refugiados lejos de las zonas tribales.

"Todo está destruido: los mercados, las casas, las escuelas, y no sabemos exactamente cuál es la situación en el terreno", dice Malik Khan Marjan, jefe de la alianza de tribus de Waziristán del Norte, que está harto del exilio.

El Gobierno paquistaní anunció que quería "reconstruir y rehabilitar" el conjunto de las zonas tribales, donde dos millones de habitantes, de un total de 4, 6 millones, fueron desplazados en los últimos años. Pakistán solicitó una ayuda de la comunidad internacional para financiar ese proyecto de 800 millones de dólares.

De unas 100.000 familias, lo que equivale a unas 700.000 personas, 300 ya aceptaron volver a Waziristán del Norte en marzo pasado.

El retorno del conjunto de la población debe llevarse a cabo en un plazo de dos años, en función de la evolución de las condiciones de seguridad. Para regresar a su tierra, los interesados deben firmar un "código de conducta" por el cual se compromenten a luchar contra "los terroristas".

En Waziristán del Norte, ese documento inédito se llama "Contrato Social" y en él las tribus afirman su "lealtad" total a Pakistán y asumen su "responsabilidad" en la proliferación de la insurgencia en la última década.

Más sobre

Según el documento consultado por la AFP, las tribus "no permitirán más que los terroristas, locales o extranjeros, utilicen el territorio de Waziristán del Norte" y tendrán la obligación de formar milicias de 40 hombres para impedir que los "enemigos" se instalen.

Si la tribu no cumple con esos objetivos, "tendrá que asumir las consecuencias" de las operaciones militares en el sector y "no podrá reclamar ninguna compensación" financiera por los daños causados por la guerra.

Además, el "Contrato Social" establece un control estricto de la población, que no podrá circular entre las aldeas, salir de la zona tribal o importar mercancías sin la autorización del Ejército, indican las fuentes. "Se va a necesitar un permiso para importar naranjas", ironiza una de las fuentes.

Ese "Contrato Social" indigna a los jefes de las tribus, que dicen que el año pasado aceptaron "sacrificar" sus hogares a petición del Ejército. "Estamos indefensos, el Gobierno debería protegernos", dice Malik Niaz Khan, un jefe de tribu.

"¿El Gobierno exige las mismas garantías en el resto del país? No tenemos nada que reprocharnos, ¿por qué nosotros?", se pregunta Mohamad Malik Noor, otro jefe de tribu.

El Gobierno prefiere "amonestar" a las tribus y no a los servicios secretos por la presencia de los insurgentes y obliga a la población a "firmar un cheque" en blanco, sostiene Saifullah Khan Mehsud, director de un centro de investigación independiente sobre las zonas tribales.

Para que las cosas cambien realmente, el Gobierno debe terminar con el estatuto particular de las zonas tribales, aisladas y pobres, y desarrollarlas como a las otras regiones del país, dice Malik Khan Marjan.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Sociedad (16575 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
1370
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.