Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emigrada escriba una noticia?

emigrada

11/04/2013 16:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Cuando salí de mi tierra..... para emigrar a Europa"de NADIE ME DESPEDI...." ni siquiera del perrito del barrio. Sabes cuando haces todas las cosas toda calladita, solo los familiares mas estrechos lo sabían porque si se entereba mucha gente te "maleaban" el viaje, sabes los envidiosos... la amiguita que también quería casarce con un extranjero, la que te miraba atravezada en el trabajo por tus "mejorías" económicas, el muchacho del barrio que siempre estuvo detrás de ti y que nunca le diste un chance porque tu te ibas con un extranjero.... así era por aquel entonces.... Llegué a Europa y me hicieron ver por tres meses las bellezas que afloran, me sentía como la protagonista de la película, todo como en un filme... las obras arquitectónicas que habia estudiado, las ciudades artes, limpiecita las calles, bellas tiendas, personas bien vestidas, otro idioma, etc.

LLegué a la sociedad del consumo, la máxima aspiración de un pobre: COMPRAR y compré los jeans que no tuve, los vestidos, blusas y ni hablar de los zapatos y carteras! Hubiera querido comprar casi una tienda . Era ya a los inicios del 1998 y mi pais atravezaba por una de las peores crisis de todos los tiempos. Era en pleno "período especial. En medio de esa "alucinación" no me daba cuenta que comenzaba mis desgaste moral. Desde esos primeros tiempos finjía que estaba enamorada de aquel hombre 20 años mayor que yo y hasta me lo creía, pensaba : "NO IMPORTA YO LO QUIERO PORQUE ME AYUDA Y HASTA A MI FAMILIA". Nada, que pasé por un proceso que actualmente llamo Imbecibilidad de la pobreza porque a sabiendas que en la mayor parte de los casos te están utilizando, te dejas utilizar y te acomodas sin pensar que te conviertes en esa mercancía que en estas sociedades de consumo todo el que tenga un poco dinero, ni siquiera mucho, puede comprar. Pero esto sucede no solo en casos de mujeres, también al hombre y a veces es todavía mas triste.

Este es el primer argumento de mi blog que quiero discutir contigo. Me referiré mucho a la problemática de la emigración. Seré breve y concisa. Si quieres dame tu opinón.

Sasha

image


Sobre esta noticia

Autor:
Emigrada (1 noticias)
Fuente:
emigrada.wordpress.com
Visitas:
478
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.