Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Engaño y mentidas hacia el ciudadano en Venezuela

10/12/2018 23:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Lo que trajo un cuestionamiento al gobierno y, escandalosos revuelcos

Fusión y Convivencias

 

Hemos sido engañados, Nicolás Maquiavelo, un filósofo italiano que conocía el campo político osó expresar que, “la política es el arte de engañar” y luego, de muchos siglos, la apología al engaño pone en evidencia permanente el manejo de la cosa pública. Todas las apariencias hacia un cambio radical, resultaron falsos y la estructura del Estado se fracturo, dejando fisuras en lo moral, lo que trajo a colación un completo ambiente de corrupción e impunidad hacia los amigos de este gobierno.

Lo que trajo un cuestionamiento al gobierno y, escandalosos revuelcos que llevaron a señalamientos grotescos desde el bachaquerismo hasta cualquier ente institucional.

Los inculpados deben pagar y alguien por las consecuencias y, en esta tarea es fácil identificar a los culpables políticos, actúan sin piedad sobre los ciudadanos humildes sin piedad y contemplación, construyendo el mal y negociando los minerales de nuestro país, haciendo del gobierno, un juego perverso de intereses, en donde tarde o temprano el engaño brilla.

Vivimos, una penosa realidad y debemos estar conscientes.  Tenemos que mantener una posición de lucha ciudadana por la nueva república, nuestra gente se encuentra molesta e indignada con la penosa realidad que vivimos.

Lo cierto es que gran parte de la responsabilidad recae en nuestras manos y no estamos exentos a una observación rigurosa. Sin el afán de caer en la crítica y la negatividad; todo lo contrario, considero que estamos en el deber de tomar consciencia para así poder cambiar.

Mal hacemos con solo quejarnos y acusar la ineptitud de las autoridades, existen acciones elementales que deberían ser parte de nuestra filosofía de vida. Seamos realistas hasta que suceda un milagro o el cargo de consciencia invada a muchos de los funcionarios públicos para que finalmente hagan su trabajo con entrega y amor a la ciudad, nosotros debemos hacer algo.

Qué decir de enterarnos de las novedades, noticias o participar en iniciativas en La Isabelica. Muchas injusticias han ocurrido y nosotros ni por enterados hasta cuando es demasiado tarde. Nos llamamos orgullosamente venezolanos y valencianos, pero poco hacemos por demostrarlo, botamos basura en las calles y poco nos importa cuidar los bienes públicos, aunque somos los primeros en quejarnos de la apariencia de la ciudad. Nos hemos quejado tanto del comercio informal, del caos y hasta cierto punto la inseguridad que provocan los vendedores ambulantes, pero la gran mayoría de veces somos tan cómodos que no tenemos reparo en ‘hacerles el gasto’ en lugar de ir a los mercados y ayudar a aquellos comerciantes  que legalmente pagan arriendo por un espacio para vender.

Anda a la calle. Camina, gasta la suela de tus zapatos

Ahora más que nunca nos quejamos de la situación económica y la falta de empleo, pero no tenemos problema en salir a otras ciudades para ir a comer o comprar cualquier artículo que podría encontrarse aquí. Dejamos que los pocos negocios e iniciativas en la ciudad vayan muriendo por la falta de apoyo y por si fuera poco en el fondo nos alegramos por su desgracia. Por algún extraño motivo tenemos predisposición al chisme mal intencionado y la envidia.

En la Isabelica, prefieren adquirir alimentos del bachaquerismo que ir a un mercado institucional. El nuestro, fue saqueado por inescrupulosos, y hoy no tenemos un mercado abierto y cónsono como el Madeirense.

 

 Si eres periodista y nunca has llegado a la redacción con una propuesta propia y original, pobre de ti, pero tranquilo: hay cura para ese mal. 

Pon en práctica esta famosa frase: “Desabrochen el cerebro tan a menudo como la bragueta”. Poética y cuestionadora la frase que pintaron en los muros de Francia, allá por 1968, pero ¿cómo lo haces? Anda a la calle. Camina, gasta la suela de los zapatos. Observa lo que pasa a tu alrededor. Las historias están en nuestras narices. Mira al señor que vende siempre desde las siete de la mañana, tiene una historia personal. Quizás te sorprenda lo que te pueda contar sobre su vida, pero, si no hablas con él, no lo sabrás nunca. Camina, sigue caminando. Observa. Hay más carros nuevos en la ciudad y con ello más embotellamiento. La basura se acumula y el sistema de recolección parece que está fallando. Más mendigos hay en las esquinas, muchos barrios olvidados. 

Camina, sigue caminando. Al final del día sabrás que casi nunca en el despacho del alcalde están las verdaderas historias.

Nos han engañado y saqueado.

Existe una podredumbre política que carece de credibilidad, por ello, la baja votación municipal, hay un mal manejo de los tiempos y los delitos judicializan la política y equiparan el juego político con lo delictual, es contradictorio, pero cierto.

 Escrito por Emiro Vera Suárez, Orientador Escolar y Filósofo. Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajo en El Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, columnista del Aragüeño y coordinador cultural de los diarios La Calle y el Espectador- Valencia. Hora Cero.

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (950 noticias)
Visitas:
2703
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Lugares
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.