Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Errejón, un desconocido que abraza las dunas dadas por Zapatero: el talante

21
- +
01/10/2019 18:32 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Iñigo busca avanzar en España con los votos izquierdistas y, algunas consejas de Zapatero

El Reloj del Tiempo.

Siempre en los espacios político existirá un lugar para quién se fue.  Donde Errejón no marca la diferencia y, ahora con mayor libertad busca su independencia. Pero, es lamentable que busque arañar los votos de Unidas Podemos y el PSOE. Ese espacio político ya existe y, como sabemos, toda fragmentación penaliza al contrario y aquella amistad con Pablo Iglesia se distancia el uno con el otro. Lo que, sí es cierto es que la izquierda en la actualidad se encuentra destabilizada, donde toda elección electoral se encuentra muy marcada por el hartazgo político, más no ideológico, donde todas las secuencias se encuentran estabilizadas y agitan frecuentemente el tablero.

 Este impacto castiga sobre todo a Podemos, que ya experimenta desde hace tiempo, una tendencia a la baja en las encuestas, la aparición de otro líder dispuesto a aprobar un acuerdo programático haría más difícil a Pablo Iglesias condicionar la investidura a tener ministerios. Y, de hecho, Errejón lanza mensajes implacablemente notorios contra la posición de Podemos, al comprometerse a que cada escaño suyo sirva al objetivo de un Gobierno progresista. Uno de sus lugartenientes añadía: “Si alguien no tiene el talante necesario para llegar a acuerdos que se eche a un lado”. Más País… Menos Podemos.

A un mes y escasos días de la repetición de las elecciones, el director del Máster en Comunicación Política e Institucional de la BSM, la escuela de management de la Universitat Pompeu Fabra, Toni Aira, analiza el cambio de aspecto y el tono de los líderes que aspiran a la presidencia del Gobierno respecto a las elecciones de abril. A su juicio, la irrupción de Íñigo Errejón (Más País) marca la importancia que tiene el tono en política y también la imagen. Aira sostiene que Errejón se presenta ante una parte del electorado no como una oferta política de contenido demasiado diferencial de lo que vendría a ser Podemos y Pablo Iglesias, sino como una alternativa en clave de aquello que puso de moda José Luis Zapatero: el talante.

Para ser presidente, se debe tener talante.

“¿Qué ofrece diferente Errejón respecto a Pablo Iglesias (Unidas Podemos) especialmente pero también hacia un Pedro Sánchez (PSOE) al que en las últimas semanas hemos visto más bronco en el Congreso de los Diputados? Pues un talante más propositivo de yerno entrañable con una voluntad de suma, de vayamos a entendernos, a poner paz”, afirma Aira.

"Mi opinión es que esa hipótesis no existe, no está abierta", apunta Zapatero sobre una negociación entre el líder socialista,  Pedro Sánchez, y la formación de Albert Rivera.

A su juicio, "lo razonable" -tanto por la evolución de los "hechos políticos" recientes, como por "la actitud de Ciudadanos" y por "el propio programa del Partido Socialista"- es que el PSOE mire a la izquierda.

Zapatero, cree en la pluralidad Enel poder con ciudadanos de una sola significación histórica. Las decisiones políticas son en base a una mayoría con una sola tendencia ideológica.

"Seguramente veremos después del 10 de noviembre, en mi opinión, un proceso de reflexión colectiva, que en algún momento se ha tenido que producir y que deberá decantarse", apunta. Esa reflexión pasa, según explica, por el establecimiento de una "pauta" o "norma de comportamiento" que determine cómo garantizar la estabilidad a través de acuerdos, tanto en el bloque de derechas como en el de izquierdas.

Las coaliciones son fundamentales

"Desde 2015, el mapa político de España ha tenido una alteración sustancial. De un bipartidismo muy fuerte hemos pasado a un multipartidismo y parece que la proliferación de partidos no ha terminado aún", reflexiona. El expresidente entiende la frustración que pueden sentir los españoles tras cuatro elecciones en cuatro años, pero subraya que "hay veces que los procesos sociales tardan un tiempo en sustanciarse". Aunque reconoce que es difícil por las cuestiones "muy emotivas" que se tocan, Rodríguez Zapatero llama además a "aislar" las cuestiones judiciales del debate político, "que tiene que ser necesariamente guiado por el diálogo".

 

España y el mundo hispanoamericano deben trazar su destino, de lo que ha de ser la legitimidad de la obediencia civil para solventar la grave crisis reflejada n nuestro Continente y el Mundo Europeo. Rodríguez Zapatero respalda la postura del Gobierno de no aplicar el artículo 155 al no haber elementos que lo amparen. De fondo exige de una política que vaya mucho más allá de lo que supone un artículo de la Constitución y que, sobre todo, necesita mucho diálogo", añade.

Íñigo Errejón avanza en la preparación de su candidatura para las autonómicas previstas para noviembre de 2019.Ha pasado una semana desde que Íñigo Errejón decidiera presentarse a las elecciones generales después de una leve, levísima, escenificación de aclamación militante por sus bases para pedirle que dé el paso. Tras una semana de argumentos, declaraciones, hechos, discursos y entrevistas es el momento de plantear las objeciones, críticas, preguntas y dudas que suscita la presencia de Más País en el panorama electoral en el seno de la izquierda, que de destripar cosas de izquierdas sabemos mucho y bien en el espacio poscomunista.

Más País ha virado el foco como elemento prioritario de sus acciones y de conformación de sus políticas para priorizar lo verde sobre lo morado, faltando al respeto el carácter transformador de ambos movimientos al validar las críticas injustas que se hace de la utilización de estos movimientos como mero instrumento de marketing electoral. Más allá de intentar transformar la sociedad, lo que transmite es que acompaña los movimientos vistos con más amabilidad en la gran opinión pública para lograr su favor. El feminismo ha dejado de estar en el centro de la acción política para derivar al ecologismo, el núcleo irradia verde: "Tenemos como seña de identidad entender el ecologismo como una inmensa oportunidad para la modernización económica y la justicia social. No es una candidatura a la que le sumamos lo verde como un aditivo, sino que entendemos que esa es la lucha política que más merece la pena, más urgente y que puede ser más productiva de los próximos tiempos, si lo hacemos bien".

Errejón avanza en base a su liderazgo.

"Paso corto y mirada larga" es una de las sentencias más habituales en los cometidos estratégicos que Íñigo Errejón manejaba cuando se encontraba en Podemos. Es precisamente el antagonismo a esa máxima el que provoca más incomprensión en el observador externo por el proceder de Más País. Las mayores dudas y preguntas de la aparición nacional del nuevo partido se refieren a los objetivos por los que ha dejado esa visión del largo plazo para ceñirlo todo al inmediato. Con pocas perspectivas y poca ambición de poder realista. La histórica tensión de Rosa Luxemburgo de reforma o revolución, pero con escasa reforma y nula revolución. Al final quedan humores melancólicos de Bernstein.

El argumento fundamental de Íñigo Errejón para explicar la decisión de dar el salto a la política nacional es que quiere ser responsable para sumar de cara a la conformación de un gobierno progresista y que, por eso, y para ello, solo se presentará a las circunscripciones en las que su presencia no pueda restar al bloque progresista.

El argumento es un nudo corredizo que ahoga su propio relato. Primero porque los movimientos en Murcia lo contradicen de forma flagrante. En segundo lugar, porque la escasa fuerza que esa estrategia sumará en términos numéricos no cambiará de forma sustancial la correlación de fuerzas, por lo que Unidas Podemos y PSOE seguirán necesitándose uno a otro. Más País en ningún caso evitará la ecuación que elimine a los de Pablo Iglesias del acuerdo sin presentarse en todas las circunscripciones, así que asoma una duda razonable a los objetivos que deberían responder: ¿Se presentan únicamente para minar fuerza negociadora a Unidas Podemos?

En definitiva, son muchas las dudas. La izquierda poscomunista ha sido más fuerte cuanto más se ha diferenciado del PSOE y más beligerante ha sido con los postulados débiles, moderados y de nula transformación profunda de los socioliberales. Lo fue con Julio Anguita cuando se le acusó de ejercer "la pinza" con la derecha por no conformarse con el reformismo y acabó abducida y asimilada por el PSOE con Frutos después de que una escisión como Nueva Izquierda quebrara la unidad de acción de Izquierda Unida por querer manejar posicionamientos más suaves de entendimiento con Felipe González. Ese es uno de los mayores riesgos que puede correr Más País, el de acabar integrado por el abrazo del oso de Ferraz, al no encontrarse diferencias sustanciales para considerar a Más País una alternativa necesaria que aspire a sobrepasar al PSOE que, recordemos, siempre fue la aspiración de Errejón en Podemos. Algo no cuadra. Muchas cosas no cuadran y es necesario que Más País responda todos estos claroscuros que han aparecido en su prematuro, apresurado y atribulado movimiento estratégico.

Se debe tener talante para ser político

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (1190 noticias)
Visitas:
241
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.