Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Fernando Alexis Jiménez escriba una noticia?

¿Estás creciendo en lo personal y espiritual?

09/07/2009 16:02 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Los seres humanos, por nuestra condición, somos proclives a fallar. Llegamos a la meta, con un carácter desarrollado como vencedores

Crezca a partir de los errores

Ps. Fernando Alexis Jiménez

Pasó muchas horas sentado frente al computador. No una sino en varias ocasiones, escanció hasta la última gota de café tinto del termo que colocaba en el pequeño escritorio. Incluso, al percatarse de la hora, comprobaba que era de madrugada, pero persistía. Su meta era construir una Página de Internet.

¿Le parece algo trivial? ¡Cuidado! Le estoy hablando de Ahmed, un ascendiente de árabes residente en una zona distante de Argentina. Acostumbrado a las pampas, a los cantos gauchos y al matecito, que no le resultaba muy amargo para su gusto. Y desde ese remoto lugar, con solo un computador y el acceso al ciberespacio, se propuso crear un portal en el que pudiera comentar de libros, su mayor pasión.

Lo intentó varias veces, pero además de fallar igualmente en multitud de ocasiones, aprendió en cada nuevo fallo. Por fin, pasadas varias semanas, publicó—a punta de conocimientos empíricos—una Página básica que comenzó a difundir en muchos lugares, también a través de la Internet.

--Lo que menos podía hacer, aunque por momentos me embargaba el desánimo, era darme por vencido—explicó a un periodista el día que recibió un reconocimiento extranjero por su trabajo.

Hoy tiene una Página completa. A fuerza de perseverar, logró no solo posicionar el contenido, sino incluso comercializarlo para agenciarse algún dinero. Un sueño se hizo realidad. Los errores lo condujeron a la mejora. Hoy las cosas son distintas. Comprobó la importancia de insistir y persistir.

¿Desanimado por las fallas?

Los seres humanos, por nuestra condición, somos proclives a fallar. Muchos de nuestros yerros nos traen tristeza y otros, la profunda sensación de que jamás alcanzaremos la victoria. Pero si perseveramos, llegaremos a la meta, con un carácter desarrollado como vencedores.

Con el poder de Jesucristo, podemos cambiar

Igual la vida cristiana. No experimentamos el crecimiento personal y espiritual de la noche a la mañana. Es un proceso. Avanzamos en la medida que: primero, dependemos del Señor Jesucristo; segundo, desarrollamos una sólida vida de oración, y tercero, estudiamos las Escrituras.

El autor sagrado nos enseñó que en las Escrituras encontramos adecuada orientación, y también, que una vez identificados los errores, debemos aceptar las instrucciones orientadas a aplicar cambios: "Porque el mandamiento es lámpara, y la enseñanza es luz, y camino de vida las reprensiones que te instruyen…" (Proverbios 6.23).

Usted y yo podemos cambiar. Es posible. No en nuestras fuerzas, sino con el poder que proviene de nuestro amado Señor Jesucristo. ¿Cometió errores? El hecho de identificarlos ya es un gran paso. ¿Considera que es imposible la transformación? En absoluto. ¡Usted puede! Con ayuda de Dios no hay límites para el crecimiento.

¿Cuándo comienza el cambio?

El cambio comienza con una decisión: la decisión de recibir a Jesucristo como nuestro Señor y Salvador. Dígale, allí donde se encuentra: “Señor Jesús, te recibo en mi corazón como único y suficiente Salvador. Gracias por perdonar mis pecados en la cruz y con tu sacrificio, abrirme las puertas a una nueva vida. Haz de mi la persona que tú quieres que yo sea. Amén”

Como sin duda hizo la oración, desde hoy experimentará cambios que le sorprenderán y ejercerán una poderosa influencia entre quienes le rodean. Ahora le recomiendo hablar con Dios cada día a través de la oración. Orar es hablar con Dios. Igualmente, leer la Biblia. Es un libro maravilloso que contiene principios dinámicos para el crecimiento personal y espiritual, y por último, comience a congregarse en una iglesia cristiana. ¡Su vida será diferente!¡Bienvenido al cambio!

Si perseveramos, llegaremos a crecer

Si tiene alguna inquietud, no dude en escribirme fernandoalexis.jimenez@gmail.com

© Fernando Alexis Jiménez - Contacto (0057)317-4913705


Sobre esta noticia

Autor:
Fernando Alexis Jiménez (59 noticias)
Visitas:
232
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.