Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Consultorartesano escriba una noticia?

08 Fermoselle ? Vilvestre #DueroMTB

09/08/2019 09:23 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Strava: Https://strava.app.link/CWyp5NoT0Y

Relive: https://www.relive.cc/view/gh38705165743

Fermoselle estaba preparándose para sus fiestas lo que supone acondicionar la plaza como coso taurino. Pero no con unas tribunas metálicas portátiles del montón, sino con un andamiaje de madera que lleva su trabajo. Queda curiosa la plaza con esta nueva vestimenta. No sé cómo serán los encierros en estas calles con tanta cuesta. Se me hace difícil imaginarlas con toros. Pero es evidente que todo se está preparando con ese fin y que, según parece, la tradición viene del siglo XVI. Así que experiencia tienen.

Fermoselle es el principal pueblo de la zona y encierra en su subsuelo un conjunto de bodegas y pasadizos. Esto se debe a que se encuentra emplazada sobre roca granítica. Merece la pena que alguien os enseñe las entrañas de lo que se esconde bajo las apretadas calles que se arremolinan alrededor del picón. Arriba queda, cómo no, el mirador.

A última hora de la tarde se veía mucha animación en torno a la plaza, con las terrazas a rebosar. Tuve que reservar para cenar porque solo había dos opciones y mucho potencial comensal. Me quedé muy a gusto. Fui a un restaurante que ya conocía y que, cómo no, estaba hasta la bandera. Sin embargo el servicio fue bastante rápido. Ninguna queja y la comida muy rica.

Ya había visto las previsiones: lluvia a primera hora. Pleno al quince: poco después de las siete salía hacia Trabanca, el primer pueblo de la ruta de hoy, para lo que hay que bajar a cruzar el río Tormes por el puente de San Lorenzo, que separa Zamora de Salamanca, y luego recuperar los 300 metros de desnivel que se bajan. Llovía bien, como Dios manda, pero bien bien. Eso sí, no seré yo quien me queje de estas lluvias si sirven para algo. El caso es que he bajado por la carretera y luego ya he retomado las señales de la ruta para bici de montaña. Así como bajando se pasa frío y es un tanto desagradable, la subida ha sido encantadora. Una pista en perfectas condiciones por un robledal con tremendos berruecos junto al camino. Claro que al llegar arriba a terreno despejado de nuevo arreciaba la lluvia.

En Trabanca me he tirado una hora, en un bar que estaba junto a la carretera allí departiendo con los lugareños. Todos encantados con la lluvia. Fuera 12 grados y dentro se agradecía el calorcete. Un momento, ¿no estamos en pleno agosto y en Castilla? Pues va a ser que sí, pero ayer y hoy ha llovido bastante bien a primera hora de la mañana. Sin embargo, a partir de las once cambia el panorama. Según datos de Garmin, hoy, por ejemplo, 12 de mínima y 29 de máxima. Un lujo, ¿no?

De Trabanca he ido hasta Villarino de los Aires por la carretera. Otro momento para disfrutar de nueve kilómetros de lluvia. Alegría, alegría. Seguimos luego las señales del itinerario para bici de la Senda del Duero y enseguida alcanzamos Pereña de la Ribera. La entrada al pueblo es en bajada y por una pista en perfecto estado y anchísima. Se ve que están arreglando muchas pistas de concentración parcelaria. Parece que la ruta de bici las aprovecha.

El siguiente tramo nos lleva hasta Masueco, muy cerca ya de Aldeadávila de la Ribera. Pases por el pueblo que pasas, andan enfrascados en colocar la infraestructura necesaria para las fiestas. O sea, para los toros. En Aldeadávila paso por su oficina de turismo y pregunto por si tienen información de la Senda del Duero en su versión para bici. La chica que me atiende no sabe del asunto. Ella tiene información del GR y de rutas MTB en su municipio. De lo otro, nada de nada. ¿De dónde viene? ¿Cuántos son? Pues eso, que no tienen ni idea de lo que preguntaba.

Ya solo queda Mieza antes de terminar la etapa en Vilvestre. Subebaja va, subebaja viene. Se acaban acumulando 1.250 metros de desnivel acumulado. Lo que decía ayer, estas dos últimas etapas no tienen nada que ver con las anteriores. Desde mi punto de vista, se agradece la variedad. Los Arribes del Duero exigían otro trazado y los desniveles así lo indican.

Con esta octava etapa terminamos nuestra Senda del Duero, aunque todavía se extiende algunos kilómetros más hasta Vega Terrón, en la frontera con Portugal. Nosotros nos volvemos a partir de mañana por una ruta algo más al sur de la que hemos traído hasta aquí. Seguiremos recorriendo Castilla por pistas y carreteras secundarias. No nos olvidamos del Duero porque de vuelta a Soria seguirá siendo una referencia. Ya os iré contando.

Esta noche, por cierto, espero tomar algo con un amigo. Ya sabía que sus orígenes andaban por aquí, pero la casualidad ha querido que hoy coincidamos aquí en Vilvestre.

image

image

image

image

Lee todos los artículos relacionados con esta ruta

< < Etapa anterior | Etapa siguiente >>>

Fotografías de la ruta cargadas en el álbum de Flickr.

.


Sobre esta noticia

Autor:
Consultorartesano (1747 noticias)
Fuente:
blog.consultorartesano.com
Visitas:
1043
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.