Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Nuevopolitico escriba una noticia?

¿Porque se forman los Tsunamis en Chile? Por Nelson Castro Q

01/03/2022 14:04 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Este tipo de fenomenos se debe fundamentalmente al encuentro entre dos placas territoriales de gran envergadura, que se desplazan y vuelven a su lugar violentamente, transmitiendo esa fuerza a masas de aguas marinas creando un torrente

Republicación del autor.

Los tsunamis pueden formarse por terremotos submarinos, deslizamientos de tierra submarinos o costeros, erupción de volcanes submarinos, impactos de asteroides y hasta explosiones de gran magnitud.

La palabra tsunami viene del japonés que significa ola de puerto, pero no tiene nada que ver su formación, con aquellas  olas comunes que forma el viento, que son sólo una perturbación de la superficie del mar y no provoca inundaciones en la costa.

En Chile se han registrado 28 tsunamis desde 1562 a la fecha, un tsunami cada 16 años, pero los más destructivos se han registrado cada 50 años. El tsumani como el que se desarrolló en el último terremoto de Chile en febrero 27 de 2010, de magnitud 8.8 Richter, tuvo su epicentro según USGS de U.S.A. en latitud de 35.93 S y 72.78 W, en el interior del mar, aproximadamente 10 km. de la costa de la región del Maule, con una profundidad de 35 a 50 km. (siendo inferior a 60 km., requisito necesario para desarrollar un tsunami). Tuvo el carácter de originarse por el efecto de un terremoto submarino que  deformó el fondo marino, con epicentro en los centros poblados más cercanos que son Curanipe, Pelluhue y Chanco.

En el roce de la zona de subducción de la placa de Nazca bajo la placa Sudamericana, a una profundidad de 35 a 50 km., es probable que  esta última placa, se haya destrabado de la fuerza que ejercía la Placa de Nazca, la cual se encontraba plegada contra sí misma  en la profundidad de la zona de subducción, volviendo violentamente a su posición  original, levantando el fondo o suelo marino tectónico de esa latitud o latitudes vecinas, con lo cual se origina una fuerza vertical inconmensurable, que empujó una masa de agua marina, que puede llegar a formar una ola de 100  km. de extensión desde el foco de tensión hacia la superficie, en direcciones opuestas, una mar afuera en dirección a Australia y Japón y otra hacia la costa de la región del Maule.

En el océano abierto las olas de un tsunami, pueden tener más de 100 km. de largo, pero con una altura máxima de 1 metro de altura (www.windows2universe.org/earth/tsunami2html).

En una profundidad de 4.000 metros, que es una profundidad habitual en el Océano Pacífico, un tsunami viaja a una velocidad de 713 km/hora  con una longitud de ola de 213 km., que sin embargo al llegar cerca de la costa a profundidades menores como 10 metros, se reduce su velocidad a 36 km. por hora, rebajándose la extensión de la ola a 10, 6 km. de largo, porque las olas pierden su fuerza en razón inversa a su tamaño.

A la vista, el avance del tsunami ya cerca de la costa, aparece como una serie de olas con una altura que puede superar  30 metros (lo habitual es una altura de seis o siete metros), que a medida que llega a aguas menos profundas de la costa aumenta de altura y  desacelera en velocidad  por el roce que ejecuta la plataforma continental, frente a la región del Maule, que suele en estas latitudes, tener extensiones mayores que en el extremo norte de Chile, donde un tsunami llegaría más rápido y con más fuerza.

Algunos minutos antes que el tsunami choque contra la costa, el agua superficial costera se retira mar afuera, pudiéndose ver el fondo marino, ocasión que debe tomarse como una señal de su aparición, para alejarse pendiente arriba de la cota 30 metros de altitud, si ha ocurrido un terremoto sobre 7 a 7, 5  grados Richter con hipocentro en el mar, que no permite mantener el equilibrio personal.

Generalmente, la primera ola, no es la más grande y entre 10 a 60 minutos llegaran más olas, de velocidad mayor que el correr de una persona. El peligro de la serie  de olas de un tsunami, puede extenderse varias horas después de la primera ola, presentándose generalmente hasta tres de ellas.

Olas que en el caso de Cobquecura, Dichato, Talcahuano alcanzaron una serie de tres olas, que no generó tanta energía en mar afuera o teletsunami pan-pacífico como el terremoto de 1960 en Chile, con una fuerza de 9.5 grados Richter y una ruptura de falla de 1.000 km, olas que alcanzaron hasta Japón. Incluso el alerta de tsunami en Hawai se retiró y en Japón se desarrollaron olas mayores, pero no un tsunami pan-pacífico.

La serie de tsunamis se extendió entre las costas de LLolleo (V región; 33, 5°S) hasta Arauco (Tirúa, VIII región; 38, 4°S), es decir casi toda la extensión de la zona de fractura  del terremoto (450 km.), con una distancia de 500 km. lineales aproximadamente.

En Llolleo (V región) el tsunami de 3 metros de altura, destruyó 200 cabañas costeras de veraneo de LLolleo sur e ingreso por el río Rapel, sin contar los daños a la población; Pichilemu (VI región) llegó hasta la plaza de la ciudad; en Iloca (VII región) afecto a las viviendas de veraneo y restaurantes  cercanos a la playa, hasta 150 metros al interior desde la línea del mar; en Constitución entró el tsunami además por el río Maule, distinguiéndose  3 olas entre 6 y 10 metros desde media hora después del terremoto, que fue a las 3.34 hrs.; en Curanipe, Pelluhue y Dichato todo el sector cercano a la playa fue arrasado, llegando en la  última localidad a quedar emplazados botes pesqueros en la plaza; en Tomé (VIII región) entró 8 cuadras al interior; en Talcahuano también hubo por los menos tres olas entre 3 a 5 metros de altura, que ingresaron hasta el casco de la ciudad-puerto y destruyó  el dique seco n°2 y varó un barco de gran peso y dimensiones; en Arauco la Caleta de Llico y Tubul quedaron con la mayoría de sus casas y botes destruidos.

En el sector insular como Islas Juan Fernández, que se encuentra a 600 kms. de la costa, no se sintió casi el terremoto. El tsunami llegó con gran fuerza y velocidad, porque no tiene plataforma continental que atenúe el paso de la ola, a las 4.23 horas, dejando de funcionar el mareógrafo (Evaluacion del tsunami del 27-02-2010, pag. 11. Universidad de Valparaíso), con altura de 15 metros (run-up), ingresando 300 metros al interior de Juan Bautista, produciendo una gran destrucción. En cambio Isla de Pascua por su mayor distancia, frente a Caldera (III región) sólo tuvo olas mayores de 1, 8 a 2 metros de altura.

En la historia de los tsunamis, destaca lo ocurrido hace 65, 5 m.a. atrás en el terciario inferior que limita con el Mesozoico (Cretácico, limite llamado K-T), cuando terminaba de formarse nuestra Cordillera Andina y desaparecen los dinosaurios, y probablemente gran parte (70%) de las especies animales y vegetales de la época, con el choque de un asteroide de 12 kilometros de diámetro rico en iridio, que dejó un cráter de mas 200 kms. en Chicxulub, Peninsula de Yucatán, Mexico, fenómeno que inicia la muerte masiva de estos reptiles. Se produjo un enorme tsunami de varios cientos de metros de altura, que arrasó con todo lo cercano a las costas, porque el asteroide impactó mitad en  tierra firme y la otra mitad en el mar, afectando también sus zonas de influencia geográficas como Cuba y Haití (http://axxon.com, por Marcelo dos Santos); el mayor tsunami en toda la historia, conocida por la investigación y la ciencia.

En la detección y prevención de los tsunamis, que al parecer en Chile todavía no logra aprender, de la experiencia de ser un país naturalmente sísmico que desarrollara por extensión este fenómeno, más  todavía en el Océano Pacifico (han ocurrido 1206 eventos de 2.250 catastrados; le sigue la región mediterránea con 545 eventos; eventos ocurridos desde 1628 A.C.: Fte. 154_05_Tsunamis.Pdf-puertos 128) donde ocurren normalmente más que otros océanos, por la presencia de la fosas de Subducción de Chile y Perú.

Coque de masas de agua marina contra una costa determinada por choques de placas o terremotos

Es muy importante disponer en nuestra costa, de una numerosa red de mareógrafos (International Tsunami Information Center) submarinos, que grafiquen el nivel medio del mar, como los que hay en las costas de Japón, que son localizados unos, a 50 kms mar afuera y 50 metros de profundidad y otros más cercanos a la costa, sumados a una red de sensores de presión en alta mar, boyas GPS, un centro de alertas, un satélite de comunicaciones y un satélite GPS.

La disposición de una red de mareógrafos parecida, permitiría detectar un tsunami 40 minutos o antes en los instrumentos que se encuentran más lejanos, que aquellos localizados más cerca de la costa. Dichos instrumentos han detectado, que en el desarrollo de tsunamis por terremotos submarinos, el rango de longitud de onda típico es de 20 a 300 km.

Afortunadamente desde 1949 el NOAA (National Oceanographic and Atmospheric Admistration, de U.S.A.) inauguró un sistema de detección  y alerta temprano de tsunamis del Pacífico con base en Hawai, para servicio transocéanico que provee de información a la armada de Chile.

El daño  provocado por un tsunami, lo determina la aplicación de la Escala modificada de Sieberg-Ambraseys (1962) que define 6 niveles de apreciación según daño:

1.- Muy Suave: Onda débil perceptible sólo en los mareógrafos.

2.-Suave: son ondas percibidas por los nativos de la costa que están familiarizados con el mar.

3.-Bastante fuerte: Es percibido generalmente. Inundación de costas de pendientes suaves. Embarcaciones pequeñas son arrasadas a la costa. Daños leves en material de estructura ligera.

4.-Fuerte: Inundación de la costa hasta determinada profundidad. Terraplenes y diques dañados. Estructuras ligeras son dañadas. Pequeños veleros y buques son derivados tierra adentro o mar afuera.

5.-Muy fuerte: Inundación general de la costa hasta determinada profundidad Muros de muelles y estructuras sólidas cercanas al mar son dañadas. Estructuras de material ligero son destruidas. Todo tipo de embarcación con excepción de grandes barcos son llevados tierra adentro o hacia el mar. Las personas se ahogan. Olas acompañadas de fuertes rugidos.

6.-Desastroso. Destrucción parcial o completa de estructuras artificiales a determinada distancia de la costa. Grandes inundaciones costeras. Buques grandes severamente dañados. Árboles arrancados de raíz o rotos. Muchas víctimas.

Según esta escala de tsunami, el que afecto recientemente a Chile, estaría más cercana al grado 6 que al 5, desastroso.

Los sistemas de alerta como el NOAA en U.S.A. y SHOA (Servicio Hidrográfico y Oceanográfico de la Armada) en Chile, podrían mejorarse con el sistema de innovación impulsado recientemente por Japón, donde hay conciencia sobre la gravedad de estos fenómenos, que está instalando más de 220 km. de fibra óptica en todas sus costas, que en Chile alcanzarían a 4.200 km. para innovar en esta tarea de alerta, que dispone de sensores de terremotos y de tsunamis que se comunican con un centro de procesamiento de datos para la detección temprana de estos eventos y reducirlo a sólo 2 minutos, como se hará en el futuro en Japón.

Otra idea de estos cables de telecomunicaciones submarinos es analizar la corriente eléctrica inducida. Estos campos se crean en forma de sales cargadas eléctricamente, cuando el agua de mar pasa por el campo magnético de la Tierra.

En Japón se encuentra la agencia meteorológica de Japön (JMA) que dispone de 180 sismógrafos,  que junto con el sistema de observación de tsunamis y terremotos (ETOS) son organismos encargados de la investigación, observación y prevención de desastres del país,  que entregan información actual de la posibilidad de un tsunami en solo tres minutos.

No creo que el país invierta aún en tecnología de punta para estudiar y registrar terremotos y tsunamis, aunque es absolutamente necesario. Esto pasa nuevamente por decisiones políticas que no son precisamente rápidas, maduras y previsoras.

Chile sólo dispone de  18 mareógrafos, 7 acelerografos y una red parecida de sismógrafos con comunicación satelital que deberían llegar a una meta en los próximos años,   de 65 sismógrafos y 140 sensores GPS, que fue aprobado como proyecto hace casi dos años, cuando era ministro del interior Belisario Velasco. A esto se agrega la reciente compra de telefonos satelitales para la ONEMI. Pero también se necesitan especialistas en el tema, que trabajen con la información y desde ese punto de vista nuestro horizonte está nuevamente detenido en una pausa sin fin, aunque el pais dispone de los profesionales necesarios para su contratación.

Le daremos la importancia que merece la previsión y estudio de terremotos y tsunamis, cuando sabemos  porque está anunciado para los próximos 5 o 10 años (probablemente entre los años 2015 hasta 2020), que habrá un megaterremoto sobre 9 grados Richter y tsumanis de olas de 20  metros de altura para nuestro Norte Grande y sur de Perú, y  dos de ellos, en 1868 y 1877 respectivamente, afectaron gravemente a Arica.

Atentamente.

Para

Análisis Geográfico Blog

Escrito e investigado por Nelson Castro Quintana.

Santiago de Chile, 01 de marzo del 2022.


Sobre esta noticia

Autor:
Nuevopolitico (204 noticias)
Visitas:
4881
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.