Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Cinehólico escriba una noticia?

"Funny Games" Haneke de pesadilla

01/06/2009 22:43 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El reciente ganador de la Palma de Oro en Cannes, Michael Haneke, nos lleva de la mano de vacacionistas a la visita inesperada de la violencia

La pasmosa tranquilidad con la que pareja de ángeles exterminadores intimidan y aterran hasta aniquilar a los desprevenidas familias de vacacionistas que pasan sus días de descanso lejos del mundanal ruido es el incómodo mundo del que somos testigos gracias a la cámara del inquietante director Michael Haneke.

“Funny Games” es un experimento en el que el realizador realiza un remake casi calcado de su producción alemana de 1997 once años después en EE.UU., con un reparto encabezado por la fría belleza australiana y actriz inigualable Naomi Watts quien además hace las veces de productora, Tim Roth en el rol de su esposo y el hijo de la pareja, el niño Devon Gearhart logrando un trío actoral dolorosamente victimizado en el que una familia burguesa educada y desprevenida llega a su exclusivo sitio de descanso para ser “sacrificada” por dos jóvenes “divinamente” (Michael Pitt y Brady Corbet) quienes aprovechando el estado de ánimo relajado y socialmente cordial, irrumpen en los dominios de sus víctimas con la naturalidad propia de los visitantes en un sitio de veraneo.

Herr Haneke "nos obliga" a participar de la violencia en la que los sádicos jóvenes se solazan martirizando lenta y elegantemente a sus elegidos en un juego del gato y el ratón en el que la improvisación y la respuesta inmediata a los estímulos determinan la manera como sufrirán y cual será el paso siguiente hasta lograr su cometido.

El tipo de historias a la recurre este director (recordemos la laureada "La profesora de piano", en la que la malsana relación una maestra y su alumno llega a límites insospechados) parecen buscar generar en los espectadores el rechazo y el miedo. En este caso, el rompimiento de la armonía en el hábitat burgues y privilegiado parece enviar el mensaje que nadie está a salvo. Pués es tan fácil llegar, entrar y quedarse y hacer lo que le parezca a quien decida hacerlo, sin que el escenario sufra el mínimo cambio. Elegantes propiedades solariegas con lagos y playas privadas en donde los veleros y los yates esperan por ser abordados por quienes tienen como pagar esta clase de diversiones, siguen incólumes en tanto sus moradores son atacados sin que los mecanismos de protección y seguridad sean alertados.

La estrategia de ataque es extremadamente inquietante: la apariencia y los modales de los sociópatas es exactamente igual de la de sus víctimas

La estrategia de ataque es extremadamente inquietante: la apariencia y los modales de los sociópatas es exactamente igual de la de sus víctimas. Y así en un mundo en donde las apariencias marcan el inicio de las relaciones quien podría desconfiar de dos muchachos ataviados para una partida de golf y quienes además acompañan a los vecinos de siempre y con quienes además has quedado para encontrarte el fin de semana. El modus operandi funciona a la perfección: logran ingresar de propiedad en propiedad sin que haya la mínima sospecha. Son los típicos amigos de los hijos de tus vecinos.

Pero aún más desasosegante resulta la manera como la cámara se mueve de comienzo a fin. contrapicados que remarcan las sombras, acciones fuera de plano en donde la violencia se escucha pero no se ve. Pureza visual salpicada de instantes violentos, gritos y quejidos de dolor. Minimalismo en las formas y las acciones. Manejo espacial en donde la cámara, los objetos cotidianos y los participantes están en donde resulta más aterradoramente certera la mirada del espectador.

Prestar especial atención a la escena en donde unos huevos nunca habian sido tan relevantes en el cine.

El dúo actoral de psicópatas se apoya a la perfección gracias a las caracterizaciones matizadas y complementarias de Pitt y Corbet. Tim Roth y Naomi Watts sobresalientes gracias en gran medida al contrapunto logrado con la presencia impotentemente valiente del actor infantil Devon Gearhart.

Notas:

Para no perderse la versión alemana protagonizada por el magnífico actor ya fallecido y protagonista de "La vida de los otros" Ulrich Mühe.

Curiosamente, en una de las escenas más violentas, en el televisor se ven imágenes de Nascar y allí está ni más ni menos que Juan Pablo Montoya.

El rompimiento de la armonía en el hábitat burgues y privilegiado parece enviar el mensaje que nadie está a salvo


Sobre esta noticia

Autor:
Cinehólico (19 noticias)
Visitas:
706
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.