Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Rojoynegro.info escriba una noticia?

Ganan los estudiantes en Colombia

16/12/2011 04:55 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

En Colombia, las protestas juveniles, alegres y pacíficas, no sólo lograron que el gobierno diera marcha atrás a una reforma de ley estudiantil, sino que despertaron en la población el interés por informarse en medios de comunicación diferentes a los convencionales.

La esperanza reescrita con ingenio y sin violencia

En Colombia, las protestas juveniles, alegres y pacíficas, no sólo lograron que el gobierno diera marcha atrás a una reforma de ley estudiantil, sino que despertaron en la población el interés por informarse en medios de comunicación diferentes a los convencionales.

Henry Alejandro Molano y Juan Camilo Biermann

Fotos: Véala

Bogotá, Colombia. En noviembre pasado, mientras caminábamos para reunirnos enla Plaza de Bolívar de Bogotá, evitar cierto júbilo era tarea infructuosa. Había en el aire una íntima convicción de estar participando en algo más grande que la mera celebración por el aviso presidencial de retiro del proyecto de reforma ala Ley de Educación Superior. Desde edificios, estaciones de gasolina, tiendas y autobuses atrapados por el paso de la marcha se veían carteles y se escuchaban consignas de apoyo: "¡Que viva el paro estudiantil!", "¡No dejemos privatizar la educación!", "¡Abajo la Ley 30 y su reforma!" Hasta donde la vista alcanzaba se veían marchantes, muchos de ellos disfrazados, cantando y bailando, sin que el recio aguacero menguara los ánimos. Y así como ocurrió en Bogotá ocurrió en Cali, Pereira, Medellín, Barranquilla, Bucaramanga, Tunja, Cúcuta, Quibdó, Popayán, Neiva, Ibagué, Villavicencio, Cartagena, Manizales, San Andrés... Pero, ¿a qué se debía tanto entusiasmo y tanta gente unida en torno a una movilización social?

El paro nacional había sido declarado desde la radicación, en octubre pasado, del Proyecto de Reforma número112 ala Ley30 de 1992 o Ley de Educación Superior. Este proyecto de reforma, según el gobierno, había sido debatido públicamente desde el primer trimestre del año a través de numerosos foros y charlas. Sin embargo, frente al resultado final quedaba claro que muchas de las propuestas formuladas desde diversas instancias estudiantiles y universitarias habían sido ignoradas. Así, ante la obstinación del gobierno (cuyos rostros visibles son la ministra de Educación, María Fernanda Campo, y el presidente de la república, Juan Manuel Santos) en presentar su proyecto de reforma, desdela Mesa AmpliaNacional Estudiantil (MANE) se convocó al paro nacional. Para cuando esto se estableció, ya había siete universidades públicas en paro debido a su incierta situación financiera y a los riesgos de seguridad que corren tanto profesores como estudiantes.

La Ley 30 de 1992 y su reforma

¿Qué se le criticaba al proyecto de reforma del gobierno? Principalmente la profundidad y ampliación que daba al modelo de educación superior establecido ya enla Ley30 de 1992. Exponemos algunos elementos:

- Educación entendida como servicio, condicionada por sus méritos en el mercado.

- Ampliación de la cobertura, definida por la cantidad de estudiantes matriculados y no en términos de estudiantes graduados o egresados. Para "garantizarla" se propuso un aumento presupuestal en términos absolutos, cuya destinación específica y forma de cálculo no se explicaron; en términos relativos, este aumento ni siquiera garantiza las condiciones mínimas necesarias que permitan ampliar efectivamente la cobertura en términos del gobierno.

- Un sistema de subsidios a la demanda a través del crédito bancario que garantiza el endeudamiento progresivo y creciente de quienes deseen acceder a la educación superior.

- Pese a que no se hace explícito el ánimo de lucro para las universidades, éste se reconoce al presentar a la educación superior como fuente de mano de obra con formación básica flexible, apta para el mercado internacional en el marco de acuerdos internacionales, como el recién aprobado Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos, a partir de una inversión pública que no se corresponde con el IPC[1] o con la tasa de crecimiento económico.

Ante este panorama, el movimiento estudiantil y otros estamentos sociales, incluidas voces expertas a las que suelen apelar los medios tradicionales, adelantaron algunas consecuencias:

- La consolidación de las universidades como productoras de mercancías bajo el principio de la eficiencia económica.

- Criterios de control de calidad basados en resultados cuantitativos –en particular la cobertura y la calidad estandarizada– sin que en éstos tengan verdadera relevancia temas como la autonomía universitaria, la excelencia de los programas académicos o la proyección profesional de los egresados.

- Un sistema educativo no estructurado, sin diferenciaciones ni jerarquías internas, sin definición clara de funciones propias ni articulaciones con otros segmentos del sistema educativo.

- Relaciones de competencia de mercado entre las universidades y los institutos de formación técnica por un presupuesto insuficiente, y de dependencia del sector privado al forzarlas a apelar a éste para solventar sus gastos.

- El establecimiento de una ley que no cuenta con la aprobación de los sectores educativos directamente relacionados con ella.

Movimiento en los medios

Al principio, medios tradicionales de información como El Tiempo, El Espectador, RCN (radio y televisión), Caracol Televisión o Semana cuestionaron la comprensión dada al proyecto de reforma por parte del estudiantado. "¡No te dejes engañar!", "No insistan", "Infórmate", repetía la propaganda que empezó a circular explicando las apuestas del gobierno. Ante el paro y la movilización estudiantil aparecieron las declaraciones estos medios y, aunque fueron alterando su discurso a medida que la situación cambiaba, mantuvieron una postura de defensa del gobierno y buscaron banalizar las exigencias y argumentos del movimiento estudiantil. En los debates públicos entre la ministra de educación y representantes estudiantiles se puso en evidencia lo bien informado que está el movimiento estudiantil frente al reiterativo y poco claro discurso de la ministra.

Ésta fue la primera evidencia que el movimiento estudiantil colombiano hizo emerger. En varios medios tradicionales los argumentos del gobierno flaqueaban, mientras que la presencia de los voceros estudiantiles fortalecía al movimiento. En pocas semanas algunos medios advirtieron la fortaleza del movimiento: no solo tenía las razones de las que los defensores del proyecto carecían, sino que se trataban de argumentos contundentes. Además, la construcción de un programa mínimo para discutir con la sociedad y las formas novedosas de protesta merecieron la simpatía de sectores que se habían mostrado apáticos.

Y cuando las marchas, los "pupitrazos", las "besatones" y la movilización de cientos de estudiantes en las calles por todo el país comenzaron a mostrar una forma de acción inesperada para las comunidades que las presenciaban con algo de desconcierto, risas y aceptación, los medios tradicionales criticaron las molestias que generaban las protestas públicas en cuanto a movilidad y resaltaron la cantidad de dinero que se perdía por cada día de paro y, con el tiempo, se comenzó a insinuar que simplemente los estudiantes estaban de vacaciones. No faltó la acostumbrada vinculación del movimiento estudiantil con disturbios violentos, lo que se sumó a los rumores de infiltración guerrillera en las movilizaciones y en el movimiento estudiantil mismo.

Muy poco se mencionó acerca de la participación de universidades privadas en la movilización o de los mecanismos democráticos que fueron implementados dentro del movimiento estudiantil para alcanzar consensos, organizar la movilización y tomar decisiones estratégicas. Mayor relevancia le dieron a otros hechos, como el reinado nacional de belleza, las eliminatorias al mundial de fútbol y las presumidas bondades del TLC firmado con Estados Unidos.

De todas maneras, demostrados el ingenio y la no violencia estudiantil a través de las manifestaciones realizadas, los medios tradicionales apuntaron hacia la idea de que los estudiantes no habían querido notar lo positivo que traía consigo la reforma; incluso se hizo un particular llamado a la sensatez y a la cordura, como si "movimiento estudiantil" se tratara de un problema psicológico que obedece a los ímpetus juveniles. Irónicamente, esta postura establecida frente al movimiento estudiantil –al que los medios no consideran como tal y lo denominan protesta estudiantil o paro universitario– ha despertado en la población el interés por consultar medios de información menos oportunistas para evitar los filtros que se hicieron evidentes en la comunicación, y acceder así a una información más amplia y menos sesgada. El movimiento estudiantil hizo evidente que los medios tradicionales en Colombia no solamente no son una muestra de pluralismo, sino que son algo que requiere la sociedad.

Movimiento estudiantil 2012

Tras el logro del retiro efectivo del proyecto de reforma en noviembre pasado y el levantamiento del paro (condicionado por el cumplimiento de una serie de garantías mínimas exigidas, no alcanzadas aún en todas las universidades), al actual Movimiento Estudiantil se le presentan nuevos retos. Lo primero es mantener su unidad y coherencia internas, fortaleciéndolas y ampliándolas a medida que pase el tiempo. Lo segundo, consolidar vínculos solidarios con otros movimientos sociales (campesinos, indígenas, mineros, etcétera). Asimismo, el movimiento deberá mantenerse como interlocutor participante en el debate y la definición de la política gubernamental en educación. Pero sobre todo, formular una propuesta alternativa de Ley de Educación Superior que garantice accesibilidad, calidad, permanencia, proyección profesional y respeto por la diversidad, teniendo en cuenta que lo que esto implica de fondo es la transformación del modelo de sociedad y país que queremos en el presente y para el futuro.

El movimiento estudiantil en Colombia concluye este año con algunas universidades aún en paro, debido en buena medida a que las garantías para restablecer las clases no se han dado localmente. Ello hace que la unidad del movimiento sea el aspecto que con más cuidado debe tratarse.

Tener la capacidad de reflexionar sobre lo hecho no es un reto nuevo. El movimiento estudiantil colombiano está aún a tiempo de escuchar con mayor atención las críticas que se formulan desde el propio movimiento y desde otros espacios académicos y sociales: cargar al movimiento estudiantil con las necesidades de otros sectores, pensar la educación técnica y tecnológica desde una perspectiva crítica como otras opciones de formación superior y pensar las dinámicas que han permitido, luego de 40 años, volver a conformar un movimiento estudiantil tan vinculante y amplio como el actual son sólo algunas de ellas.

Más sobre

La construcción de pensamiento crítico requiere fortaleza y las evidencias cotidianas nos dejan ver que la fuerza no ha mermado. El entusiasmo de una sociedad que se atrevió a salir a las calles, a aplaudir desde sus ventanas, a tocar las bocinas de sus vehículos al paso de los manifestantes, a fijar en el papel y con sus voces que otra forma de habitar el mundo es posible, no fue una sorpresa. Lo que muchos medios ya han mostrado es evidente para muchos de nosotros: hay una sociedad que quiere un cambio, que está dispuesta a reclamarlo y a luchar por él. Desde Estados Unidos hastala Patagoniahay una sociedad convencida de que sus orígenes están en la educación.

[1] Índice de Precios al Consumidor

__________

"Le ganamos el pulso al gobierno": estudiantes de Colombia

Las y los estudiantes en Colombia, estamos demostrando que continuamos desarrollando un papel importante, no sólo en el plano de la agitación política, sino de la construcción de propuestas, que superan lo meramente reivindicativo

Proceso Nacional Identidad Estudiantil

Colombia. El día de hoy, observamos con gran satisfacción el auge que ha tenido, y que seguirá teniendo, el fortalecimiento del movimiento estudiantil colombiano y su respectiva movilización.

El proceso comenzó en el mes de marzo, cuando las diferentes universidades concurrieron en lo que se denominó Encuentro Nacional de Estudiantes Universitarios (ENEU), allí se afirmó la necesidad de articularnos a través de un proceso organizativo que permitiera la unidad en la acción, propuesta que a pesar de haberse realizado en encuentros anteriores, encuentra su nacimiento gracias a la coyuntura. El gobierno había presentado a la opinión pública su proyecto de reforma a la Ley de Educación Superior.

De esta forma, hoy hemos podido confluir en la Mesa Amplia Nacional Estudiantil (MANE), proceso que ha permitido en aspectos organizativos, rebosar las organizaciones, colectivos, grupos de trabajo y darle cabida a todo el estudiantado que ha planteado su sentir en ellas. Para nosotros es importante mencionar que en la MANE no solo participan los estudiantes de las universidades públicas, sino también los de las universidades privadas y los de las instituciones de educación superior técnicas y tecnológicas.

Las y los estudiantes en Colombia, estamos demostrando hoy en día que continuamos desarrollando un papel importante, no solo en el plano de la agitación política, sino de la construcción de propuestas, que superan lo meramente reivindicativo.

La MANE, a pesar de estar en construcción ha mostrado su capacidad de movilización y su fuerza en los argumentos, lo cual le ha permitido dar la pelea en el debate público y en las calles a través de la movilización.

¿Qué hemos ganado?

El gobierno retiró del Congreso de la República, el órgano legislativo colombiano, el proyecto de reforma a la ley 30 de 1992, mediante la cual se organiza el servicio público de educación superior. Así mismo emitió un comunicado comprometiéndose públicamente a conformar junto con los docentes, rectores y demás miembros de la comunidad académica, una mesa de diálogo, con el fin de construir una reforma a la educación.

De esta forma, se dieron las tres condiciones exigidas por la MANE para el regreso a clases, le ganamos el pulso al gobierno, considerando esta una victoria parcial y preparatoria para lo que viene de aquí en adelante que es el poder construir una reforma educativa de manera amplia, democrática e incluyente, que garantice el derecho a la educación con cobertura, financiamiento, calidad, autonomía y democracia.

Este periodo significó para el movimiento estudiantil un constante de jornadas de movilización y presión política, siempre teniendo como bandera lo que representaba para la educación superior, no solo la reforma a la actual ley 30 de 1992, sino también exponiéndole a la sociedad colombiana la lamentable realidad de la educación que evidencia un retroceso.

A pesar de que no hemos podido superar la constante estigmatización que pretende favorecer unas minorías en Colombia, durante estas jornadas de movilización que hemos tenido desde el mes de marzo hasta este momento, hemos ganado favorabilidad y credibilidad en la opinión pública.

¿Qué se viene ahora?

A partir de este momento, se nos vienen retos de gran transcendencia, uno es el fortalecimiento del movimiento estudiantil a través de la MANE, lo cual permite una articulación nacional, y supera los sectarismos, principismos y localismos, de modo que permite construir una propuesta de contenido político que no se quede en lo reivindicativo y sea una verdadera propuesta de cambio a largo plazo.

Asimismo, debemos consolidar la construcción de mesas de trabajo locales, que nos permitan pensarnos desde lo amplio, gremial e incluyente la propuesta de reforma a la educación que tanto soñamos.

Como Proceso Nacional Identidad Estudiantil, invitamos a todos los países latinoamericanos a movilizarnos por la defensa de la educación como un derecho que es nuestro, y por el cual debemos exigir garantías para nuestro goce efectivo y pleno, teniendo en cuenta que las transformaciones sociales deben realizarse con la fuerza de un continente luchador, que no permita aplastarlas.

[1] TORRES RESTREPO CAMILO, Mensaje a los Estudiantes, Periódico Frente Unido Número 9. 21 de Octubre de 1965.

________

Por la construcción de una nueva educación en Colombia

La academia no puede seguir alejada de la realidad del país y mucho menos de las necesidades de la gente y sus luchas.

Valeria Ramírez Castañeda, José Manuel Oyola, Camilo Leal (Estudiantes de la Universidad Nacional de Colombia, CEAT –Colectividad educativa por una academia transformadora)

Fotos: Prensa Universidad Colombia. El intento del gobierno nacional por reformar la educación superior en Colombia nos ha puesto a los universitarios en el centro de la opinión pública. Nosotros, los estudiantes, profesores y trabajadores que hacemos vida en la universidad hemos salido a las calles a defender la educación pública, y hemos logrado derrotar un proyecto de ley que oficializaba y legalizaba la educación como una mercancía, y a sus estudiantes los convertía en esclavos del sistema financiero. Después del posicionamiento de la Mesa Amplia Nacional Estudiantil (MANE) en agosto, que reunió ampliamente a todas las manifestaciones y expresiones estudiantiles, comenzó el debate sobre el ¿qué hacer contra la reforma?, que llevo al paro nacional estudiantil desde el 12 de octubre, una semana después de que fue radicado el proyecto de ley en el congreso de la República de Colombia, y a la realización de jornadas de movilización y discusión nacionales y locales.

Fue así que saliendo a las calles, subiéndonos a los buses, haciendo foros, hablando con la gente, con marchas, con besos, con creatividad, trabajo y sobre todo el apoyo de todos los sectores sociales y la gente, logramos que el gobierno nacional retirara el proyecto de reforma del Congreso de la Nación; ahora la lucha por construir un nuevo proyecto de educación superior que refleje los intereses de la comunidad universitaria y de la sociedad en su conjunto adquiere una mayor importancia, el debate sobre lo que se enseña en las universidades, en los institutos técnicos y tecnológicos no solo le corresponde a estudiantes y profesores sino que es un tema que se debe discutir con toda la sociedad.

En este sentido nosotros, los estudiantes y profesores que construimos educación tenemos el deber de plantearnos preguntas sobre nuestro quehacer académico, sobre nuestro oficio, y sobre nuestra existencia como estudiantes en una sociedad profundamente desigual e inequitativa. Si pretendemos construir una universidad distinta a la que tenemos es porque sentimos que la universidad de hoy está en una crisis profunda, no solo económicamente, sino que su deber en la construcción de nación se ha puesto en cuestión, no solo desde los proyectos que intentan convertirla en una vulgar mercancía sino desde la misma sociedad que se siente ajena al conocimiento que desde ella se produce, y que cuestiona lo que se está haciendo con los recursos que se destinan para la educación superior. De esta manera comenzamos a preguntarnos lo que queremos como pueblo colombiano, y se abre el debate donde no sólo se trata de escribir una reforma o proyecto de ley desde los actores universitarios que dialogue con el gobierno, se trata también de encontrarnos con los otros sectores sociales y construir una propuesta de educación completamente nueva, amplia y popular, la academia no puede seguir alejada de la realidad del país y mucho menos de las necesidades de la gente y sus luchas.

Esta oportunidad histórica que nos impone la coyuntura, resultado de la ofensiva del capital contra el trabajo desde el último cuarto del siglo XX, y del renacer de la resistencia y contraofensiva de los explotados en el mundo, nos pone en una situación de lectura y re-lectura de la actualidad, que nos permitirá avanzar hacia una sociedad donde la educación sea un eje fundamental para el cambio y la transformación social, y de este modo hacia un futuro mejor.

¡¡Tejiendo territorio, construyendo una academia transformadora!!


Sobre esta noticia

Autor:
Rojoynegro.info (10056 noticias)
Fuente:
rojoynegro.info
Visitas:
1390
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.