Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Vanessa Lara Silva escriba una noticia?

Cómo ganar dinero realquilando tu propio coche

29/10/2017 01:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Plataformas de ‘carsharing’ y firmas de ‘renting’ se alían para ofrecer soluciones al cliente para que no deje parado el vehículo

José María Velarde, con el SUV que realquila cuando no lo utiliza. / JAIME VILLANUEVA

José María Velarde, 54 años, propietario de un club de pádel, tenía automóvil en propiedad pero, por el uso que le daba, pensó en cambiar a la fórmula del renting. Buscando ofertas por Internet se topó con una muy buena de Amovens, plataforma para compartir coche; a cambio, tendría que alquilar el vehículo a otros usuarios cuando no lo utilizara. “Durante gran parte del año me muevo en moto, y a veces viajo y dejo el coche aparcado en el garaje… Decidí probar”, recuerda.

Rodrigo Breña se dedica a las finanzas; tiene 32 años y moto para circular por la ciudad; los fines de semana alquilaba un vehículo en unrent a car tradicional, “me salía por más de 100 euros”, dice. Hasta que empezó a recurrir al alquiler entre particulares de Amovens. Hace un año, la plataforma le ofreció tener su propio coche mediante un contrato de renting. “Acepté”.

Rodrigo Breña se dedica a las finanzas; tiene 32 años y moto para circular por la ciudad; los fines de semana alquilaba un vehículo en unrent a car tradicional, “me salía por más de 100 euros”, dice. Hasta que empezó a recurrir al alquiler entre particulares de Amovens. Hace un año, la plataforma le ofreció tener su propio coche mediante un contrato de renting. “Acepté”.

TE PUEDE INTERESAR

Con el dinero que le ganan a los alquileres cuando tienen sus coches parados, José María y Rodrigo, ambos madrileños y particulares, reducen su cuota de renting y algunos meses la pagan íntegramente. Les sale a cuenta su elección.

Hace año y medio, cuando Amovens empezó con este sistema, “la fórmu­la apenas existía para particulares y había cierto escepticismo”, reconoce Mario Carranza,  consejero delegado de la plataforma. “Explicamos a los proveedores [léase compañías de renting] que ellos tenían los recursos, y nosotros, el contacto directo con el cliente del futuro. Era beneficioso para todos”, subraya. El primero en entrar fue LeasePlan,  con el que llevan realizados más de 500 contratos.“Cerraremos 2017 con 1.000 coches de renting en la calle, y el año que viene queremos llegar a 5.000, convirtiéndonos en los líderes en renting entre particulares”, anuncia el responsable de Amovens.

AL ALZA ENTRE LOS CIUDADANOSPymes, autónomos y particulares siguen tirando del renting en España, según la Asociación Española de Renting de Vehículos; los dos últimos colectivos “ya representan el 4, 20%” del total de la flota. Si en junio de 2015 tenían contratadas 9.023 unidades, en diciembre de 2016 ya eran 17.032, y en septiembre de este año, 26.330. “El crecimiento en lo que va de 2017 ha sido de 9.298 unidades, el 54, 59%”. Autónomos y particulares son el gran nicho del futuro, aunque a las pequeñas empresas aún les queda desarrollo. “El aumento del particular es más complicado, necesita atención y pedagogía”, reconoce Marian González desde LeasePlan. El ‘carsharing’ puede ser una puerta de entrada.

Plataformas de ‘carsharing’ y firmas de ‘renting’ se alían para ofrecer soluciones al cliente para que no deje parado el vehículo

La compañía trabaja para que los coches ya usados vuelvan a ofrecerse mediante renting “con un descuento muy importante”, asegura Carranza. Y hace poco más de una semana hizo público el acuerdo con otra empresa del sector,  ALD Automotive.“Observamos cómo la propiedad de un vehícu­lo privado pierde atractivo cada día, en especial para los que viven en una gran ciudad, al tiempo que el uso de servicios de movilidad compartidase incrementa”, reflexiona José Luis Hernández, director comercial de retaily B2C de la firma de renting.

DOBLE VENTAJA

“La alianza con Amovens nos ha ayudado a acercarnos al cliente particular”, incide Marian González, responsable de marketing y e-commerce de LeasePlan Go, que también tiene un acuerdo con Social Car,  plataforma de carsharing con la que David Gómez Arrebola, profesor de Barcelona de 48 años, adquirió su vehículo en renting. Como solo lo utiliza ocasionalmente (él tira de transporte público) se beneficia de su recién inaugurada fórmula Aparca y gana,  que consiste en ofrecer parkingsen Madrid y Barcelona en los que Social Car gestiona los alquileres de coches de gente que no los usa. “Nos traes el coche, nosotros nos encargamos de moverlo y tú cobras sin hacer nada”,  expresa Mar Nuevo, fundadora y consejera delegada de la plataforma colaborativa.

renting

Rodrigo Breña / VÍCTOR SAINZ

David paga una cuota de 250 euros al mes y saca de media entre 300 y 400 euros mensuales alquilándolo, según calcula el docente. Los usuarios comienzan a verle la gracia a la fórmula, aunque, más que de beneficios, hablan de ahorros en sus cuotas. “Fue nuestra propia comunidad la que empezó a preguntarnos si teníamos algún acuerdo para renovar el automóvil”,  destaca Jaume Suñol, máximo responsable en España de Drivy, que se ha aliado, de nuevo, con LeasePlan y ALD Automotive para ofrecer este servicio.

Rodrigo Breña y José María Velarde contrataron un coche por 12 meses,  un periodo menor que el habitual porque la idea era que la gente probara. El de José María fue un SUV por el que pagaba 240 euros al mes. “Lo alquilaba un montón, y prácticamente las cuotas me salían gratis”. A Rodrigo también, “los meses buenos”, aunque admite que hay otros “más flojos” en los que saca menos beneficio, o incluso prácticamente nada. “Suelo alquilarlo los días de diario. Lo tengo a 29 euros diarios [cada usuario decide su precio]; de los cuales yo me llevo 21”, explica.

Los números cantan. No hay más que ver los planes de estos dos particulares. Rodrigo repetirá su contrato por 36 meses más. Y José María ya lo ha hecho. “Siempre he tenido mucho sentido de la propiedad respecto a mi coche, pero hice cuentas: solo con el seguro ya desembolsaría 600 euros anuales. Más las cuotas del préstamo, porque la compra sería financiada; más la revisión,  y sin contar averías…,  en un bien que iría perdiendo valor todos los años. Calculé que en 10 años me habría gastado en él unos 35.000 euros. Sin embargo, con este sistema me saldría por unos 10.000 euros y tendría vehículo nuevo periódicamente”,  reflexiona el particular. “Al final, es el sentido práctico el que te hace cambiar de chip”, concluye.

 

Barcelona, 29 de octubre de 2017

 


Sobre esta noticia

Autor:
Vanessa Lara Silva (1533 noticias)
Visitas:
1870
Tipo:
Tutorial
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.