Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Redacción Política escriba una noticia?

Yemen en el caos político tras renuncia de presidente y el gobierno

22/01/2015 18:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Yemen se encontraba en la incertidumbre y el caos político el jueves en la noche luego de la renuncia del gobierno seguida de la del presidente, rechazada de inmediato por el Parlamento, y la capital Saná estaba bajo estricto control de una milicia chiita.

El presidente de Yemen, Abd Rabo Mansur Hadi, dimitió, pero el parlamento se negó a aceptar su renuncia en la noche del jueves y se reunirá el viernes para examinar la crisis política, indicaron fuentes oficiales.

"El parlamento (...) se negó a aceptar la renuncia del presidente y decidió celebrar una reunión extraordinaria en la mañana del viernes", declaró a la AFP un alto funcionario, solicitando permanecer en el anonimato.

Asesores de Hadi, un importante aliado de Estados Unidos en la lucha contra Al Qaida, anunciaron su dimisión este jueves, poco después de que se diera a conocer la renuncia del gobierno de Jaled Bahah, cuestionado por los milicianos chiitas de Ansarualá.

El portavoz del gobierno calificó esta renuncia de "irrevocable".

En su carta de renuncia, que la AFP pudo consultar, Bahah afirma que "no quiere que se consideren responsables de lo que ocurre y ocurrirá en Yemen" a los miembros de su gabinete, estimando haber hecho la posible para servir a su país desde su nombramiento el 7 de noviembre.

"Pero la situación ha cambiado (...) y hemos decidido mantenernos al margen de las aventuras políticas que no respetan ninguna ley", agregó.

image

Bahah abandonó el miércoles la residencia del centro de Saná, donde estaba bloqueado desde hace dos días por milicias chiitas, tras negociar su salida, indicó un portavoz del gobierno.

La poderosa milicia chiita Ansarualá, que intenta extender su presencia e influencia en Yemen, seguía presente en la capital el jueves pese a pactar un día antes con el presidente yemení su retirada de Saná a cambio de importantes concesiones políticas.

A pesar del acuerdo concluido con el presidente, que incluía su retirada de varios sectores de la capital, la milicia no se había movido de las calles de Saná.

Estados Unidos indicó este jueves que observan la situación en Yemen, cuyos acontecimientos han empujado al presidente yemení a presentar su renuncia, precisando que apoyan una transición política pacífica.

Más sobre

"Nuestros equipos están intentando confirmar todas las informaciones" que están saliendo, explicó la portavoz del Departamento de Estado, Jennifer Psaki a periodistas

Según ella, ninguna acción aún ha comprometido el cierre de la embajada estadounidense instalada en la capital Saná.

"Continuamos apoyando una transición pacífica. Hemos exhortado a las partes, y continuamos exhortando a las partes, a respetar (...) la paz y el acuerdo de colaboración nacional ", añadió.

El presidente y los milicianos habían acordado el miércoles "normalizar" la situación en Saná, donde por lo menos 35 personas murieron y 94 resultaron heridas entre lunes y martes, a cambio de aumentar considerablemente el poder de la milicia en la nueva Constitución.

Según el texto del acuerdo, publicado por la agencia de prensa oficial Saba el miércoles, los milicianos de Ansaruala, también llamados Huthis, se comprometían a dejar el palacio, donde habían ingresado el martes y se apoderaron de armamento, y a liberar al director de gabinete de Hadi, Ahmed Awad ben Mubarak, secuestrado el sábado.

A cambio, el proyecto de Constitución al que se oponen, debería ser enmendado, y los Huthis, como "el movimiento sudista pacífico, y todas las otras facciones políticas privadas de representación equitativa en las instituciones del Estado, tendrán derecho a ser nombrados en esas instituciones".

El gobierno de Yemen se vio obligado a aceptar la mayoría de las demandas impuestas por la milicia rebelde chiita en un intento por terminar la crisis política, había afirmado el mismo miércoles el jefe de la diplomacia de Estados Unidos, John Kerry.

Muestra de la ampliación de la crisis, cuatro provincias del sur de Yemen, región independiente, decidieron rechazar las órdenes enviadas por la capital a las unidades militares locales, y no obedecer sino a los leales a Hadi.

Responsables militares fieles al presidente yemení acusan al expresidente Ali Abdalá Saleh de apoyar activamente a las milicias Huthis desde que ingresaron en la capital en septiembre.

Saleh fue expulsado del poder tras un levantamiento popular en 2011, pero mantiene una notable influencia y contactos en el ejército y las tribus, que estableció en sus 33 años en el poder.

Yemen, un país que limita con Arabia Saudita, es estratégico en el tránsito del crudo que sale del Golfo, y sufre desde hace meses una ola de violencia, que aumenta los temores de que se convierta en un Estado fallido.


Sobre esta noticia

Autor:
Redacción Política (31941 noticias)
Fuente:
AFP
Visitas:
1936
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.