Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ordos escriba una noticia?

La guerra geopolítica del GPS

15/05/2018 02:38 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La cacareada campaña de los hackers rusos responde a una nueva estrategia de recambio de la cada vez menos convincente campaña anticomunista -caída en desuso- ya que casi nadie se reivindica como comunista, por otra de nuevo cuño: Rusia nos espía

Pero Rusia, una vez liquidado el comunismo, una vez asentada en el capitalismo, se vio obligada a defenderse  frente a la política intervencionista de los “paladines del capitalismo y la democracia” que fueron poco a poco “robándole” las antiguas repúblicas soviéticas, para metérselas en los bolsillos de los aliados.

Por lo tanto insistir en la vieja campaña del peligro comunista, carece de todo sentido cuando Rusia abraza el catolicismo ortodoxo y es una potencia comercial que va por libre, especialmente en el mercado de la venta de armas, y es uno de los socios más importantes de los BRICS, que vienen siendo una nueva versión de los países no alineados.

La venta de armas supone una cierta dependencia del vendedor, especialmente cuando de armas sofisticadas se trata, un campo en el que los rusos siempre han llevado cierta ventaja a los EE.UU. tal como ha demostrado en Siria.

Si nos trasladamos al mercado informático y el campo de la navegación, hasta ahora el sistema de navegación norteamericano GPS dominaba el mercado mundial, pero un reciente acuerdo Rusia-China, en el marco de los BRICS, va a terminar dando un giro espectacular a esta situación.

La fusión de los sistemas de navegación GLONASS (ruso) y BeiDou (chino) pretende alcanzar una precisión de 60 cm y la cobertura de toda la superficie del planeta, va a servir a un mercado de 2.830 millones de consumidores, el 42% de la población mundial representada por los BRICS, con las consecuencias económicas y militares que de ello se derivan.

Por lo tanto estamos a las puertas de una feroz guerra por la conquista de los mercados, en la que la propaganda va a jugar un papel primordial, intentando por todos los medios desprestigiar a la competencia.

Si usted mi querido lector, asocia lo arriba dicho con las campaña de los famosos bot rusos y la injerencia en las elecciones de cualquier país…la deducción es inmediata: los rusos nos espían y nos van a espiar mucho más.

Desde el espacio exterior se domina el planeta y la geopolítica

Claro que lo que se cuidan mucho de no decir los aliados es que Google ya lo hace desde hace años usando la red GPS, que es la misma que usa Facebook para saber dónde comemos o dónde dormimos, China hasta ahora venía manteniendo un acuerdo para el uso de la red GPS y participa económicamente en Galileo, pero a partir de los BeiDou-3 China contará con una red propia de más de 18 satélites.

Estamos ante una cuestión muy simple: los rusos y los chinos con comunistas, son los malos ellos tienen el BeiDou-GLONASS.

Los buenos son los Estados Unidos y sus Aliados que tienen el GPS y Galileo.

Falta por ver si Galileo se unifica con GPS, si los nuevos Smartphone adoptan los tres sistemas de navegación y sobre todo quien va a pasar a dominar el mercado de las redes satelitales.

De momento Rusia ha establecido una base de seguimiento terrestre del GLONASS en Brasil a las que seguirán las de Argentina, Cuba y Nicaragua, en una clara intromisión en la finca trasera del Tío Sam, algo que no ve con agrado el amo de la finca.

Todos sabemos que ese tipo de “instalaciones estratégicas” van acompañadas de una cierta protección y la presencia de personal “especializado”, un asunto que inquieta.

Los Estados Unidos y parte de sus aliados, se han embarcado en una campaña de propaganda, machacona, que repiten como un “Mantra” en los medios de comunicación que son capaces de controlar en todo el planeta, acusando a los rusos de espiar y sabotear las redes “occidentales” cuidándose mucho de señalar directamente al gobierno del Kremlin, mientras silencian de forma cínica el papel de Google.

La campaña se reproduce en los países del lejano oriente sustituyendo a Rusia por China, algo burdo y torpe, pero que cuenta con el soporte de las principales cabeceras de los diarios a su servicio, siguiendo el modelo de Goebbels, de repetir una mentira hasta que se convierta en verdad.

Por cierto…el primer satélite terrestre lo puso en órbita la Unión Soviética en el año 1.957 pero la gran mayoría de nuestros lectores están convencidos de que primero fueron los norteamericanos… cosas de la propaganda.

@ordosgonzalo

 

gonzalo   alvarez-lago   garcia-teixeiro


Sobre esta noticia

Autor:
Ordos (1222 noticias)
Visitas:
2801
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.