Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Emiro Vera Suárez escriba una noticia?

Hacerse daño es peligroso, alaridos en la tarde de despedida

19
- +
12/04/2019 15:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

No quiero la amistad de mis adversarios, En mi cuerpo, llevo las marcas del atropello moral de quienes residen en casa

Fuente Literaria/ microrrelato.

 

Vivo, como un cadáver que camina, contradiciéndome a mí mismo.  Antes, solía salir de noche, cuando nadie podía mirarme, es la lucha por la resistencia.  No quiero la amistad de mis adversarios, En mi cuerpo, llevo las marcas del atropello moral de quienes residen en casa, es una delatación de la mentira, en su mayoría traidores de la patria porque navegan en un inmenso río de arena, donde chocan las y se convierten en lágrimas que nos recuerda a los muertos fallecidos por la terrible mano de quienes ejercen un poderío en mi tierra por una diversidad de razones y, donde la mayoría se niegan a participar por miedo y luchar por sus ideales y libertad.

, no quiero vivir en Valencia, una ciudad embrujada llena de mutantes, en esta ciudadela, todo atrás, es lo no pensable.  Tengo que quitarme varios nombres de mi cabeza y, de verdad, no se que decir es una rutina esta ciudad, no hay caminos para detenerse y tomarse un buen café, al frente dos italianas conversan entre sí, se fuman dos cigarrillos, al voltear, están allí, detenidas en el tiempo confesándose, cocinan muy rico y me proporcionan algo de alimentos, soy un hombre solo, viudo desde hace tres años, todo se remite a telefonía, un saludo con propiedad y un adiós, es como molestar mi conciencia, solo escribo, cuatro trabajos diarios para enviarles por internet.

Me pierdo entre las sombras, aparezco en la panadería de siempre. Algunas veces siento odio por dentro al ser abandonado por mis hermanos e hijos, nunca hubiese creído tal acción. De mis amistades, no conozco a nadie, solo son encuentros cara a cara, nada a favor, es una cuestión de tiempo olvidar, somos un hechizo en el tiempo, es llenarse de paciencia. Nunca me ha gustado la idea de amantes, tengo prohibido ese papel por los Seres Superiores, nadie me puede seducir, porque eso, acarrea engaño y desesperación. Estoy muy vigilado, nunca seré libre de nuevo, los hombres solos están llenos de soledad y deseos. Pero, no es cuestión de amargarse.

Uno, tiene un destino singular y, cualquiera de esos caminos nos llevará a tener contacto con quienes lo transitan Son días del existir de un fugitivo, no estamos perdido, estamos cubiertos de extraterrestres, están aquí y se comunican con nosotros a través de la intuición, son capaces de leer nuestros pensamientos que se cruzan en cuestión de segundos. Algo perplejo y audaz, me recuerda a mi maestra de tercer grado que me llevaba a todo público, en una Ciudad Ojeda que se fortalecía en el petróleo

Ya me estoy haciendo viejo, no es para entrar en pánico, tenemos que ser gallardos para entender los éxitos y fracasos que nos rodean.

Empezamos a morir. La tormenta, nos arropa el pasado.  Vemos adelante formas y sombras, las siluetas de los espantos van delante de loa cadáveres y se materializan en las noches en nuestras alcobas. Hasta cuando ese virtual ismo. Somos víctimas de los espectros que llegan con cortinajes velados y de repente se van, para no regresar.

Pero, te visiono en lo privado.  Me he mudado al lado de tu casa, para observarte desde el cuarto y ver las manchas húmedas de tu cuerpo desnudo, allí lloras tus recuerdos. Lo cierto, es que el tiempo ha pasado y estas en un libro con mi dulce compañía.

Mientras, escucho el delirio de las mujeres, palabras de fuego, un exquisito manjar servid, aprovechando estos apagones, donde un enjambre de moscas y cucarachas revoletean a nuestro lado ya, entrada la medianoche.

Ahora, nos damos cuenta que somos pobres, sentados frente a una fogata de tela de blujean, Diesel y arena.

Afuera, resurgen las protestas, nadie desea el comunismo, es anatema delante de Dios.

Si, cada asunto a su momento. Nada es confuso, todo es muy claro y las interpretaciones se dan a la mano en la calle. La autoridad es muy cuestionada.

Necesito ingerir un baguette, poco voy a las fiestas, siempre estoy detrás del computador, para ver tu rostro y mirar tu distanciamiento.

Al frente, un hermoso jardín, lleno de matas ornamentales y flores, unos cuantos camaleones, iguanas y ardillas terminan de ambientar el lugar, La tarde, gris y el cielo oscuro, indican que es un nuevo día aciago, cuyos sueños se esfuman en la noche, dormía en el cuarto intermedio, la extraterrestre siempre llegaba a medianoche, se extendía sobre la rama de un arbusto árbol de cedro y entraba a darme masajes por la espalda, al transcurrir los días me invito a su casa, conocí a su familia adoptiva, luego de fallecer el señor de la casa, se fue al exterior donde cumple otra función enviada por los Seres Superiores.

Lo mejor para mí, es escaparme de este lugar e irme lejos, mi país recibe pertrechos de guerra de Rusia, todos quieren su riqueza energética. Aunque siempre hemos sido liberales, desde hace sesenta años nos conducen al camino del comunismo y socialismo, una mezcolanza que traen pobreza y ruina espiritual y material a cualquier comunidad internacional.

Uno abre y cierra los ojos, ve dos actos de una sola realidad

Nuestra vida es un maletón. Siempre estaremos en éxtasis con la unción divina, siempre llevaremos esas ideas con nosotros mismos, es menester reordenar la casa pata tener fidelidad y tener una manera hermosa de dejarnos llevar por la inteligencia.

El existir es eso, una caja de resonancia llena de recuerdos. No la vamos a cambiar, menos ahora por asuntos políticos, tenemos la libertad cercenada, no entiendo nada, las imposiciones de la vida, tenemos que ir construyendo nuestras vidas a retazos y sueños, toda una cuestión de riesgo.

Es el camino de todos los amores, Busquemos la estabilidad emocional, eso es vital para amar el camino que es un solo sueño, ver a nuestros nietos crecer e hijos envejecer.

Los Salicetti es mi nueva familia, ante el olvido quienes considere mis verdaderas amistades, a todos les digo adiós, no puedo ser tan hipócrita e indeciso.

¡Qué falsedad! Vosotros sois, todos hipócritas, mendigos de la verdad.

En Venezuela, mi patria todos tenemos la oportunidad de visionar, algunos hablan con la muerte, otros despiertan en una conjunción de elementos: el ambiente, convicción y el hábito. Es como levantarse bajo la figura de rostros, es un despertar con el hambre, pero observamos ese gentío en plena Caracas, ese es el problema. Un trabajo psicológico de quince años hace mella en la conciencia de los ciudadanos, en el otro amanecer, aparece el hambre y el toque de las puertas buscando alimentos.

Se ven cosas increíbles, Muchos desearían estar en Cuba, en la perla de las islas del Caribe junto a Margarita, hoy invadida por árabes y musulmanes, no se pasa hambre como en mi tierra original. Cada ciudadano tiene derecho a su porción alimenticia y se le respeta, aprendí de ellos, como sobrevivir en escasez, acá en Venezuela como estudiante universitario. Los cubanos tienen sesenta años conviviendo en Venezuela traídos por los partidos tradicionales del pasado, todos los presidentes iban a consultarle temas de interés a Fidel Alejandro Castro Ruz, luego con Hugo y Maduro. Pero, las mafias del narcotráfico escondidos en la banca universal nos atacan fuertemente y crearon los bachaqueros. Aunado, en este momento a Empresas Polar que evoluciona y se viene constituyendo en otro Dólar Today.

Nunca una vida exitosa y digna, se puede construir entre mentiras. Estamos rodeados de ciudadanos indecentes que desean asumir un liderazgo. Por no tener la verdad, poco, tienen la solución a los problemas.

De manera, que todo es un capricho y, solo resta gritar.

He comprendido que nunca debemos estar enajenados. Solo basta compartir un sentimiento y empezar a amar de nuevo, volvernos locos por la pasión, entender a la mujer que desea compartir con uno un sueño.

El tiempo, me enseño a recordar a Thais, mi esposa y madre de mis dos hijos, quererla y sentirla más, después de un pavoroso cáncer que inmoló su cuerpo a la tumba, siempre andaba a mi lado, no se zafaba de mí, ni siquiera para ir a su lugar de jornada diaria en la Alcaldía de la ciudad.

Siento pena por algunas amistades, es como el rodaje de una película.  Muchos están ciegos por una ilusión que jamás tendría una respuesta. Solo, debemos responder lo que indica el corazón.

Es menester, encontrar el amor nuevo, definitivamente no debemos mentir y, entender lo suficiente que hay un compromiso con nuestros sueños, un ciclo constante, que se viene cumpliendo bajo una realidad. Sonreír es lo mejor y ama a tu compañera, estará allí de una manera silenciosa. Es el silencio, no hay que mentirle al existir.

Me pierdo entre las sombras,

La voluntad, tiene sus altibajos, la primavera nos espera.  Aprendamos a amar y ser felices.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Sobre esta noticia

Autor:
Emiro Vera Suárez (973 noticias)
Visitas:
250
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.