Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Angelalirio escriba una noticia?

¿Hacia el parlamentarismo?

30/08/2014 10:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El principio fundamental de este sistema, es el de disolución del Parlamento, que sirve como amenaza para consolidar una mayoría de gobierno, o para dar paso a la conformación de uno nuevo, convocando a elecciones

¿HACIA EL PARLAMENTARISMO?

Por: ANGEL ALIRIO MORENO MATEUS

Quiérase o no, la eliminación de la reelección presidencial esta acordada. Todo porque la introducción del articulito de la reelección inmediata dejo al descubierto los riesgos de esta institución y ha motivado que se discuta en el contexto real de nuestra pobre democracia, sobre las debilidades del imperante sistema de balances y contrapesos. En el régimen actual, en la práctica, todo depende del Poder Ejecutivo, no existiendo disciplina de partidos, ni  mayoría legislativa afín al ejecutivo, ella es pendular, coyuntural, jamás permanente ni predeterminada, haciéndose constante la negociación, la compra de voluntades para el impulso de la agenda del presidente de turno. El diseño de la arquitectura constitucional de 1991 se ve amenazada por la ausencia de cultura política que termina siendo la principal generadora de corrupción.

La reforma estructural que plantea el gobierno y que llama “Equilibrio de Poderes” abre la discusión sobre el sistema de gobierno que conviene a Colombia, dado que existe en el inconsciente colectivo, el concepto, que la política es una actividad económica y que quien la ejerce debe buscar “legítimamente” y a todo costo enriquecerse. No es extraño escuchar expresiones como “aproveche el cuarto de hora” y “haga lo suyo, no  sea pendejo”. Expresiones absurdas y erradas, sobre todo de los mismos ciudadanos que deben demandar una administración pública honesta y transparente. Hoy se acepta y poco reproche moral tiene el que un mandatario se apropie de la entidad pública y la despache a su antojo, institucionalizándose una coima que está alcanzando hasta el 25%, que supera la justa proporción también reprochable de que habló en su momento el expresidente Turbay. La plata de la inversión social se la están robando y el dinero de las obras, solo se está ejecutando en realidad un 30%. El resto se queda en impuestos, la coima para el ordenador, el peaje del supervisor o interventor y el regalo al pagador. Es de verdad urgente una reforma estructural e integral en la que los partidos asuman más responsabilidad en la lucha contra los corruptos.

Sin democracia, el único efecto de la reforma será, la oligarquización de los partidos políticos, la promoción de personalismos y la oficialización del “dedazo”

La circunscripción mixta para la conformación del Senado de la República con un 20% de circunscripción nacional y el 80% departamental, a razón de un senador por departamento y un número adicional en proporción al de habitantes, invita a pensar que con una sola cámara bastaría para tener una efectiva representación popular especializada en los grandes temas nacionales y regionales. A ello se suma la intención de establecer las listas cerradas y bloqueadas sistema en el cual el elector tiene vedado manifestar preferencia alguna por los candidatos que se inscriban. El ciudadano, más que elegir, vota por un partido político, en un acto de fe ideológica. La lista cerrada y bloqueada fortalece el cierre de filas y la disciplina de partido, con el riesgo que si no se definen en la norma, instrumentos democráticos que garanticen la organización y  funcionamiento de los partidos y si no existen normas e instrumentos que garanticen la democratización en la confección de las listas, será un nuevo fracaso. Sin democracia, el único efecto de la reforma será, la oligarquización de los partidos políticos, la promoción de personalismos y la oficialización del “dedazo”. 

Establecer audiencias obligatorias con la totalidad del gabinete ministerial en el Congreso de la Republica, como medida de control político, es una didáctica que nos enseñará el camino hacia el parlamentarismo. Nos pone a pensar en esa institución, cuyo principio fundamental es el de disolución del Parlamento, propio de este sistema, que sirve como amenaza para consolidar una mayoría de gobierno, o para dar paso a la conformación de uno nuevo, convocando a elecciones, imperando en ese diseño institucional un sistema electoral y de partidos fuerte. Creo que para allá vamos y eso deberíamos apoyarlo.

Quiérase o no, la eliminación de la reelección presidencial esta acordada

 


Sobre esta noticia

Autor:
Angelalirio (84 noticias)
Visitas:
364
Tipo:
Opinión
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.