Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Sixtojavier escriba una noticia?

Historia de la Plaza de España, Santa Cruz de Tenerife

03/05/2017 04:30 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Por David Lorenzo

La Plaza de España de Santa Cruz de Tenerife hoy se nos presenta como un lugar abierto al mar. Uno de los espacios donde poder disfrutar de la ciudad y su costa. Incluso hoy en día se ha logrado darle protagonismo a un espacio verde e histórico como es la Alameda del Duque de Santa Elena (o Alameda de la Marina).

La creación de un parque en esta zona fue un proyecto que estaba ya planificado desde el siglo XIX. Hasta apenas unas décadas antes este espacio de la ciudad estaba orientada a la defensa de Santa Cruz. No existía la plaza de España. En la zona se encontraba el castillo de San Cristóbal, la principal línea de defensa de la ciudad y el fuerte encargado de proteger el puerto.

Ya en el siglo XIX la "desfasada" arquitectura del castillo era innecesaria. Para muchos era el momento de tirar las murallas para volver a recuperar la relación con el mar. La Plaza de España empezó a ser considerada, pero era necesario derruir el castillo. En ese momento la arquitectura militar no era especialmente valorada por la población. Se consideraba poco interesante y sin estética ninguna.

Realmente el castillo se veía como una "mancha" en el principal punto de entrada a la ciudad: el puerto. En un periodo en el que comenzaba a tener importancia la arquitectura urbanística se veían necesarias profundas reformas para modernizar la ciudad. Se estableció, de esta manera, el modelo de moda: el neoclasicismo.

También se levantan los principales edificios públicos, que debían ser de gran prestigio. La causa sobre todo era porque Santa Cruz era la capital de la Provincia de Canarias. Eso obligaba a que fuera una ciudad moderna y monumental.

Pero hasta el siglo XX no empieza a verse un verdadero interés político por renovar la fachada marítima de la ciudad. En la urbe se habían centrado en la construcción de edificios públicos como el Teatro Leal, la Recova (vieja), el ayuntamiento, etc. Ahora se consideraba que era el momento para concentrarse en embellecer definitivamente el puerto y el frente costero.

En la década de 1920 se empiezan a presentar diseños para construir una avenida marítima y una plaza. En estos proyectos ya aparece, por primera vez, la Plaza de España. Los primeros proyectos no prosperaron debido a la crítica de la población. Uno de los más polémicos fue el propuesto por el arquitecto Domingo Pisaca Burgada. Era una plaza cerrada y rodeada por edificios de mucha altura, pero que poco tenía que ver con la arquitectura canaria.

Otros arquitectos de la isla, como Marrero y Guimerá, tampoco prosperaron en sus planteamientos. Aunque sí es cierto que se empiezan a verse proyectos que se acercan más al definitivo: Se observa una Plaza de España abierta al mar, rodeada de edificios más adaptados a los gustos modernos. Ya en esta época se quería construir en esta zona el futuro Cabildo Insular.

Después de la Guerra Civil esta zona, aunque ya se llamaba plaza, no era más que un solar. Ya se había construido el Cabildo Insular, pero el proyecto de una plaza todavía no se había aprobado. El lugar era perfecto para el proyecto de Tomás Machado para erigir el Monumento a los Caídos. Además de ser un espacio lo suficientemente grande también estaba en un lugar estratégico. Tanto recibía como despedía a los que visitaban la ciudad por mar.

Antes de que empezara la década de los 50 la plaza ya contaba con este monumento franquista. Esta zona se mantuvo igual hasta 1975, cuando se hizo una importante reforma en la zona. Se decidió elevar la rasante de toda la zona (actual Avenida Marítima, Plaza de España y alameda de la Marina). De esta manera quedaban al mismo nivel que la Plaza de la Candelaria.

No hubo cambios importantes desde este momento hasta el ambicioso proyecto de Herzog & de Meuron. De él ya se ha cumplido con la primera fase (remodelación de la Plaza de España, haciéndola peatonal) y la segunda está en proceso (túneles en la zona para ampliar la plaza en superficie). La tercera fase también es importante y consiste en la remodelación del acceso a la ciudad desde el puerto y creación de una zona comercial.

Hoy la Plaza de España se abre más al mar que nunca. Las últimas obras han logrado crear un espacio verde y de calidad en el que disfrutar de un apacible descanso o para estar en familia. Uno de los símbolos de la nueva Santa Cruz.

Para saber mas:

  • González Chávez, Carmen Milagros (2017) "la Plaza de España, vestíbulo de la ciudad de Santa Cruz de Tenerife. Propuestas y proyectos urbanísticos en el siglo XX". En Anuario de Estudios Atlánticos. Las Palmas de Gran Canaria: Cabildo de Gran Canaria

Sobre esta noticia

Autor:
Sixtojavier (789 noticias)
Fuente:
revistabinter.com
Visitas:
1590
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.