Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Jmp escriba una noticia?

Historias para Entretener IX

5
- +
15/10/2019 06:46 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

"Rezar no siempre sirve para librarte del Infierno"

Inglaterra · Condado de Cheshire: Ciudad Chester · Siglo XXI · Año 2008 ·

El Padre Vialoski, de origen Ruso se mudo a Inglaterra hace muchos años por escapar de su propio infierno, era traficante de droga, vendía hacia varias mafias distintas, sin ser de algún bando en concreto, solo traficaba y vendía, no consumía, aun así al paso de los años lo dejo al hartarse de las presiones, cuando el ambiente se cargaba mucho de muertes recientes por luchas entre mafias para obtener más control sobre las drogas, en el dinero y eso le supero, no quiso en ningún momento que hubieran muertes por su trabajo, el cual dependía mucho para sobrevivir, tuvo malas influencias desde pequeño, llego a ser consciente que hacía más mal que bien, así sin pensarlo más dejo el trabajo para redimirse de sus actos buscando al creador, se mudo pues para comenzar desde cero. Pasaron los meses, sin tener problemas con nadie, se ayudo a si mismo y con ello aprendió ayudar a otras personas a salir de sus propios abismos, limpiando consciencias, pero no siempre iba a tener paz en su nuevo rumbo como padre, uno digno para llevar la Catedral de Chester, tuvo una visita interesante que jamás podría pensar. Los pasos de un misterioso hombre fueron escucharon dirigiéndose hacia el altar, mientras el Padre Vialoski estaba limpiando los asientos sonriendo, esperando a confesores o gente para rezar dentro de la Catedral, - Buenos días padre - La voz del misterioso retumbo por todas partes, los pocos que estaban dentro de inmediato empezaron a irse con prisas, con miedo en sus interiores, el padre le observo sin resultarle familiar aunque le mirara bastante - Buenos días, ¿Necesita algo? - El hombre le sonrío un poco - Una pequeña visita nada más, tengo otras almas para torturar padre, su turno es la de ahora - Padre Vialoski le resulto extraño aquello pero al mismo tiempo incluso lo entendió, - Si es una broma, no siga por favor, tengo que atender a los demás - Aunque ambos se quedaron solo tuvo esperanza que no fuese un asesino en su búsqueda, estaba incluso algo nervioso por si fuese en tal caso cosa de su pasado. - Por favor, si fuese una broma no me molestaría ni pisar un lugar sagrado padre - Le señalo con un dedo moviendo lo hacia arriba y hacia abajo - Vengo a por su alma, no me haga perder tiempo valioso - El padre dio pasos hacia atrás alzando ambas manos - Vamos, espero que sea una broma, no tiene gracia - El hombre formo una sonrisa maléfica - Tendré que hacerlo rápido, odio que me huyan - Abrió seguidamente una mano señalando le y así todo comenzó para el padre, ese hombre desapareció de su vista como si no hubiera estado ahí ante sus ojos, un mal sueño como pensó, una ilusión, despertó en su cama sudando, se tomo unos minutos para relajarse "Habrá sido por estrés" para él no paso nada en verdad, solo ese hombre diciendo que se llevaría su alma pero no hizo nada después, desaparecer. Para el padre nada más era el comienzo del infierno eterno, no se daba cuenta que si mirara por su ventana más cercana notaría los cambios, estaba la catedral sobre una montaña de cadáveres, estos gritando de agonía cada tres segundos, cosa que aun no estaba escuchando, al salir de su casa dentro de la catedral, la temperatura era muy alta y eso le resultaba extraño siendo invierno, se puso su traje para tomar un poco el sol, antes de eso si escuchaba gritos desagradables alrededor, sin saber de donde provenían, se asomo por una de las alargadas ventanas sin creerse lo que estaba viendo, un infinito desierto de arena roja, cuerpos moverse en todas las direcciones, cuerpos sobre otros cuerpos formando montañas, las paredes de la catedral manchadas de sangre reciente. - Bienvenido a tu nuevo hogar, mi padre no te ayudará a salir, tus pequeños actos no limpian tu pasado - Le susurro al oído ese hombre. . . Conocido como el diablo.  

 


Sobre esta noticia

Autor:
Jmp (33 noticias)
Visitas:
46
Tipo:
Suceso
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.