Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ddsmedia escriba una noticia?

iPad vs Samsung Galaxy Tab ¿Cuál comprar?

08/08/2012 10:40 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Se trata de las las opciones más populares a la hora de comprarse un tablet en nuestro país y ante esto, cabe plantearse cuál de las dos gamas es mejor. No obstante, como de costumbre en estos casos, la utilidad que vaya buscando darle el usuario del dispositivo determinará en gran medida hasta qué punto un terminal puede imponerse sobre el otro.

Algo con lo que se enriquece el panorama de opciones del Samsung Galaxy Tab respecto al iPad apunta a la variedad de modelos disponibles. Mientras que la gama de Apple se limita a dos terminales, con la familia de tabletas de Samsung podremos elegir entre muchas posibilidades, disponiéndose de modelos con pantalla de 7, 7.7, 8.9 y 10.1 pulgadas.

Juzgando los dispositivos por criterios de memoria, la cosa se equilibra, siempre y cuando no pensemos en la posibilidad de expandir la capacidad del terminal con unidades externas. En función de la edición delGalaxy Tab que queramos, podremos encontrar opciones de entre ocho y 64 GB, mientras que en el caso del iPad las opciones basculan entre los 16 y 64 GB. Como decimos, habrá terminales de Samsung con los que podremos incorporar memorias externas microSD, con la posibilidad de acoplar unidades de hasta 32 GB.

Empezando por la potencia de los tablets, a grosso modo, los iPad disponen de procesador de doble núcle, memoria RAM de 1 GB y autonomía de unas diez horas en uso intensivo a través de redes Wi-Fi. Los Samsung Galaxy Tab amplían la horquilla, partiendo de modelos con procesador mononúcleo hasta opciones mucho más solventes. La actual generación lleva procesadores de hasta cuatro núcleos en el tope de gama. Nos referimos a latableta Samsung Galaxy Note 10.1, que integra una unidad de 4 núcleos acompañada por nada menos que dos GB de RAM, con los que se mueven con mucha soltura los iconos de Google en su versiónAndroid 4.0 Ice Cream Sandwich.

En cuanto a la integración con el sistema operativo, los modelos actuales —Samsung Galaxy Tab 2 10.1, Samsung Galaxy Tab 2 7.0, Samsung Galaxy Tab 7.7 y Samsung Galaxy Tab 7.0 Plus— ya forman parte del listado de terminales compatibles para hacerse con la última actualización de Google.

Por cierto, un sistema de iconos adoptado por todos los fabricantes (menos Apple). La proliferación de cientos de tablets de todas las marcas con este sistema, está disparando en un tiempo récord el número de aplicaciones y prestaciones hechas por terceras marcas y va a tener un desarrollo muy superior al de los equipos de Apple en los próximos años por esta misma razón. Esto es algo que ya vivimos en los 80 cuando Apple apostó por la exclusividad y Microsoft por el entorno abierto a todos los fabricantes. El resultado de aquella pugna se dirimió hacia 1995, cuando Microsoft se hizo con el 96% del mercado mundial de ordenadores, mientras Apple apenas controlaba un limitado 3%.

Con el iPad cabe destacar la integración dedicada, algo que se sigue lógicamente del hecho de que Apple encaja piezas de forma que el perfil técnico del dispositivo explote todas las posibilidades del sistema operativo, y viceversa. Esto también le acarrea al iPad su principal debilidad. Para mejorar la integración, Apple propone que todo lo hagamos a través de sus tiendas. que compremos canciones, películas, apps, libros, videojuegos y todo lo que queramos, pero a través de las tiendas de Apple. De hecho, históricamente, la política de la firma norteamericana se ha basado exactamente en esto. Una vez que tienes la plataforma, compra todos los complementos, archivos y multimedia a través de ellos mismos y al precio único, inamovible y monopolista que fija Apple. Hay usuarios conformes con esto. No les importa pagar mucho más a cambio de la simplicidad de acceso. Para Apple, todo este sistema cerrado es la base de su enorme negocio.

En cuanto a la relación entre Android y Samsung, a la hora de amoldarse al programa de actualización de la plataforma de Google, es muy próxima. Así pues, aunque Samsung no haga el sistemas de iconos, los dispositivos de la coreana participan en la hoja de ruta de mejoras de sistema de Google con una preferencia más o menos tácita.

Otro de los planos que podemos poner bajo el microscopio a la hora de valorar si debemos llevarnos a casa un iPad o un Samsung Galaxy Tab apunta a las cosas que podemos hacer con uno u otro dispositivo. En lo funcional, ambas familias son muy versátiles. La diferencia estribaría en varios puntos. Por ejemplo, en la movilidad: los modelos de Samsung con pantallas de siete y 7.7 pulgadas son especialmente cómodos si queremos llevarlos con nosotros sin hacer demasiado bulto. El plano multimedia también marca la diferencia. Los iPad requieren de la conformidad de esa aduana virtual que es iTunes, limitando los tipos de archivo de audio y vídeo que podemos meter en el equipo. Con los Samsung-Android eso no pasa. Podríamos organizar nuestras bibliotecas como quisiéramos y, sobre todo, recurriendo a una gran variedad de formatos —por ejemplo, en los Samsung Galaxy Tab podremos reproducir películas DivX o MKV de alta definición, cosa que para hacerlo en el iPad habría que recurrir a conversores y pasos intermedios.

Habrá quien busque una potente resolución de pantalla en su equipo. En este sentido, el nuevo iPadcontempla el panel de mayor definición del mercado, distribuyendo 2.048 x 1.536 píxeles en sus 9, 7 pulgadas de diagonal.

Las pantallas de los Galaxy Tab oscilan entre los 1.024 x 600 y los 1.280 x 800 píxeles, en función del modelo que escojamos —ciñiéndose el primer valor para los modelos con panel más pequeño—. También es verdad que Samsung es la firma que ofrece una pantalla algo más grande en un equipo ligeramente más fino y ligero.

Son datos que no son definitivos para decidirse. Igual que pasa con el tema de la definición de la pantalla. A primera vista, puede parecer que los contenidos en súper alta definición del nuevo iPad puedan resultar realmente más atractivos que la definición inferior de los modelos de Samsung. Esto esmucho más engañoso de lo que pensamos, primero, porque la calidad de las películas de alta definición que hoy podemos encontrar tienen como mucho 1.080 líneas de resolución. ¿para qué podemos querer 2.048? Aún más, en un tamaño de pantalla como el de estas tabletas, pretender que apreciamos esta diferencia de resolución es una falacia. Realmente nos cuesta diferenciar una película de 625 líneas de otra de alta definición (1.080) en una tele de 32", en un pequeñísimo monitor de 9 o 10", resulta un ejercicio futil e imposible.

En resumidas cuentas, estamos ante dos familias de tabletas muy interesantes. Lo que va a determinar que nos decidamos por una o por otra es el interés que pongamos en el tamaño que deseamos para nuestro dispositivo, la versatilidad de su sistema y el precio.

La versatilidad tiene que ver con el tipo de aplicaciones disponibles y las posibilidades que tengamos de sacarle partido a sus prestaciones multimedia y de Internet. El precio, en el caso de los iPad, por un lado va desde los $7, 600 hasta los $12600 mientras que si queremos un Galaxy Tab, las opciones son más asequibles: desde $6000 pesos podríamos hacernos con el Samsung Galaxy Tab 2 de siete pulgadas.¿Tú que opinas? deja tus comentarios


Sobre esta noticia

Autor:
Ddsmedia (2658 noticias)
Fuente:
ddsmedia.net
Visitas:
4327
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.