Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Patiobonitoaldia escriba una noticia?

Por qué la justicia no avanza en las denuncias contra Álvaro Uribe con la misma celeridad que lo hizo con Sigilfredo López

18/05/2012 15:55 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

imageNo vamos a hacer de abogados del diablo en el caso del ex diputado Sigifredo López, pues ya muchos de nuestros lectores habrán leído que siempre hemos dicho: "Nada nos sorprende en este país", y no nos sorprende, porque de esta fauna política que nos mal administra, cualquier cosa tenemos que esperar.

Lo que sí llamamos la atención es en la incoherencia judicial con que se mueve la administración pública del país, donde se habla de igualdad pero hay instancias diferentes para la aplicación de la justicia según los personajes, pero los de cuello blanco son juzgados por los de cuello blanco, y los del común y corriente, los juzga la llamada justicia ordinaria, por cierto, muy ordinaria para tomar decisiones.

Por qué las valoraciones judiciales no avanzan con la misma celeridad en todas las investigaciones, es la pregunta cotidiana que nos hacemos los ciudadanos de a pie.

No se entiende que en el único caso donde la justicia colombiana avanzó a velocidad asombrosa, fue para contentar a Álvaro Uribe Vélez, cuando el sonado caso de las amenazas a sus hijos Simón y Gerónimo, a cuyo presunto autor lo favoreció que el paisa ya no es presidente, de lo contrario todavía estaría procesado como el más peligroso de los terroristas, en ese caso la justicia nunca falló en derecho, siempre emitió fallos en política y aunque lo haya exonerado de todo cargo como debió ser desde el principio, lo hizo más por la confianza de que Uribe ya no tiene el mismo poder que le otorgaba ser presidente, que el convencimiento de que ese joven fue injustamente detenido.

Esa misma celeridad no la ha mostrado la justicia colombiana pese a diferentes denuncias hechas en contra del ex presidente Uribe, por la presunta conformación y apoyo a grupos paramilitares, denuncias que se han hecho basadas en testimonios de desmovilizados tanto de la guerrilla como de las AUC.

Sin embargo hoy Sigifredo López, único sobreviviente de la masacre de las FARC que terminó con la muerte de sus compañeros de cautiverio, está siendo procesado y detenido porque según testimonios de desmovilizados de las FARC, el ex diputado fue cómplice de estos hechos.

Creemos que el ex diputado no la tendrá fácil, pues tuvo la no sabemos si buena o mala suerte, de resultar como el único sobreviviente de esa masacre, es como si la sentencia en esos casos es morir, de lo contrario eres cómplice.

En 1988 caí preso acusado de pertenecer al entonces grupo guerrillero M-19, fui capturado por efectivos del batallón Nueva Granada de Barrancabermeja, luego de unos cariñitos que hacen esas brigadas militares fui trasladado a la cárcel de esa ciudad en Santander.

Lo normal en esos casos, era que luego de una captura de esas, la suerte del capturado después de la tortura era la desaparición o la muerte con cuerpo presente en alguna fosa o en la autopista a Bucaramanga.

Alguien que vio el momento de mi captura, (amiga de la USO) avisó a activistas de la ciudad, ellos se comunicaron con el Procurador de entonces Horacio Serpa Uribe, quien no sé si personalmente o a través de uno de sus funcionarios, llamó al batallón advirtiendo que sabían de mi retención y que debían responder por mi vida.

Eso paró la tortura, fui trasladado a la cárcel de Barrancabermeja, de donde un día antes de que el M-19 le diera la libertad al entonces secuestrado Álvaro Gómez Hurtado, yo recobré la libertad, de la misma forma que lo hizo Gustavo Petro y otros compañeros que se encontraban ahí privados de la libertad acusados de los mismos hechos.

imageEl caso aquí es que después de salir de prisión mi vida se volvió un infierno, en vez de esconderme de los militares y el MAS (nombre con que se conocía al paramilitarismo), tenía que esconderme de las FARC, el entonces EPL y de algunos compañeros del M-19, quienes no podían asimilar que yo haya salido con vida del batallón Nueva Granada, o sea, la consigna era, que tenía que salir muerto, de lo contrario era acusado de infiltrado o que en la tortura se vendió al resto de la bandola.

Lo curioso es que eso no era lo mismo que pensaban de los altos mandos, ellos sí podían salir con vida de las guarniciones militares, ellos sí podían tener de escoltas a policías y militares y las FARC no decía nada (me refiero a los altos dirigentes de la UP), pero para el militante de abajo, hablar con un policía en esa época, era firmar su sentencia de muerte. Para nadie es un secreto que la misma FARC mató a un gran número de militantes de la UP por simple paranoia.

No sé si en este caso sirva la ilustración para analizar lo que está o puede estar pasando con Sigifredo López, no lo conozco, no sé quién es, simplemente creo que el argumento más grande que se puede estar usando en su contra, es la misma suerte de haber resultado vivo, en el caso contrario, hoy sería otro héroe nacional. A veces es mejor morir que vivir.

Pero sí está siendo procesado con base al testimonio de un desmovilizado y las famosas llamadas interceptadas, entonces por qué la justicia no valora de la misma forma los testimonios que son más, en contra del ex presidente Álvaro Uribe Vélez. Dejo el interrogante.

VER AQUÍ VIDEO


Sobre esta noticia

Autor:
Patiobonitoaldia (1190 noticias)
Fuente:
patiobonitoaldia.org
Visitas:
500
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.