Globedia.com

×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Pensamiento Alternativo escriba una noticia?

La recesion se extiende

23/05/2009 11:38 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La recesión se extiendepor Eduardo Sarmiento Palacio

Es una falacia creer que lo peor ya pasó. Hay que buscar alternativas como dirigir el crédito, intervenir el tipo de cambio y financiar el déficit fiscal con emisión directa.

En la última columna mostré cómo la recuperación de la Bolsa de Valores en Estados Unidos suscitó una gran euforia en los círculos influyentes de ese país y señalé que la aparente mejoría no se reflejaba en los índices más representativos de la actividad real, como la producción, el empleo y el crédito. Algo similar ocurre en Colombia: las autoridades económicas y los círculos de estudio y afines negaron durante 2008 el desplome de la economía colombiana y hasta octubre sostuvieron que ésta estaba blindada y crecería al 4, 5%. Ahora, que la economía está en plena recesión técnica, se abrió camino la interpretación de que lo peor ya pasó y que la economía se normalizará al final del año. La confusión fue reforzada por la encuesta industrial de la Andi, que revela una caída de 6% en relación con el mismo trimestre del año anterior y una disminución en marzo con respecto a febrero, y los directivos la presentaron como un resultado positivo. Al igual que en el pasado, la ficción proviene de comparar un mes con Semana Santa, con otro sin ella. Los indicadores gruesos de la economía, como los ingresos fiscales, las importaciones, las exportaciones, la industria y la construcción, revelan caídas entre 10 y 20%. Por lo demás, los sectores de servicios y comercio, que evolucionaban rezagados, se desaceleran rápidamente; el transporte de pasajeros cae y el de carga se desploma. Para completar, la dolencia se riega como pólvora: dieciocho de los veinte sectores industriales revelan índices negativos. Uno de los indicadores más preocupantes es la caída de 20% de los productos minerales no metálicos, que incluyen los principales materiales de la construcción. El número no sólo confirma el enorme deterioro de la construcción, sino que constituye una clara señal de que los anuncios de la ampliación de la infraestructura física no arrancan. Hoy la crisis en los países emergentes, como Colombia, es mucho más pronunciada que en 2008. La explicación la he presentado de tiempo atrás. La intervención de los Estados Unidos para aumentar la liquidez, cuando la tasa de interés de referencia había llegado a cero, generó una congestión de liquidez y tasas de interés negativas que frenaron los capitales que antes venían a financiar el déficit de la balanza de pagos. El déficit en cuenta corriente de Estados Unidos bajó la mitad en tres meses y los flujos de China dejaron de aumentar en el mismo período. La burbuja se infla a cambio de reducir otras fuentes de financiación y cerrar los mercados internacionales. El estado de los países como Colombia rememora las crisis cambiarias. El país se enfrenta a un exceso de ahorro propiciado por los anteriores errores de política económica, la recesión y ahora al cierre de los mercados internacionales. Se encuentra ante la necesidad de ampliar la demanda efectiva y moderar el desbalance de la cuenta corriente, y las recetas convencionales son inapropiadas para lograrlo. La baja de la tasa de interés es inefectiva, porque el público no está dispuesto a recibir la liquidez. Así, el recorte de la tasa de referencia de 10 a 6% coincidió con una reducción de 9% de los desembolsos de crédito. La ampliación del déficit fiscal dentro de un régimen de cambio flotante genera revaluación, agrava el desequilibrio de la balanza de pagos y desplaza el empleo. A pesar de los monumentales errores de política y predicción, no se advierte una voluntad para reformular las teorías y avanzar en un nuevo modelo. Las soluciones se buscan en los mismos dogmas y recetas, se calibran con el último dato, y las fallas de previsión se subsanan modificando las metas. Así, el Gobierno intenta bajar la tasa de interés dentro de criterios de inflación objetivo e incrementar el déficit fiscal dentro del marco de tipo de cambio flotante y financiación externa. En fin, la recesión se profundiza y se extiende y no se vislumbra una actitud decidida para revertirla. El alcance de la política macroeconómica se ve seriamente limitada dentro del marco institucional existente; es necesario ir mucho más lejos dirigiendo el crédito, interviniendo el tipo de cambio y financiando el déficit fiscal con emisión directa. Por lo demás, no se puede esperar que las políticas monetarias y fiscales contrarresten el desplome económico internacional y el colapso exportador. No hay más alternativa que apartarse de la ortodoxia de libre comercio; es indispensable revisar la estructura arancelaria y la política salarial para orientar la producción en favor del mercado interno. Quiérase o no, el cambio de modelo es el único camino para superar la recesión y morigerar el desbalance externo. Fuente: EL ESPECTADOR

___________________________________


Sobre esta noticia

Autor:
Pensamiento Alternativo (22 noticias)
Fuente:
teoriaypracticaeconomica.blogspot.com
Visitas:
412
Licencia:
Distribución gratuita
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.