Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que 20minutos.es escriba una noticia?

Las dos Españas

22/11/2018 19:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

CARMELO ENCINAS. DIRECTOR DE OPINION DE '20MINUTOS'

image

Comparto la tesis de mi admirado Manuel Vicent sobre la existencia de dos Españas. No aquellas Españas de Machado de las izquierdas y derechas, sino la de quienes trabajan en silencio y emplean su talento y esfuerzo en levantar un país en abierto contraste con esa otra de los que, atribuyéndose una supuesta vocación de servicio, no hacen cosa distinta que emponzoñarlo todo y crear un problema para cada solución.

Algunos ejemplos notables hemos sufrido esta semana con el sonrojante episodio de la renovación frustrada del Consejo General del Poder Judicial o las escenas de gamberrismo en el Congreso vertiendo estiércol y serrín. La crispación provocada y el insulto están a la orden del día irritando y complicando la vida a una ciudadanía a la que en teoría se deben.

Esto no va de colores; a los golfos, parásitos o macarras infiltrados en lo público les vale cualquier etiqueta, al igual que hay gente valiosa, trabajadora y honesta en todos los tramos del arco político. Haría falta identificar a los primeros a tiempo y sacarlos del carril antes de que alcancen posiciones donde puedan ejercer su nefasta influencia sobre el sistema y sus administrados.

No es fácil, quienes practican el cantamañanismo emplean técnicas de engaño muy sofisticadas que los hacen parecer socialmente útiles. En España los partidos nunca mostraron empeño alguno en desarrollar mecanismos de selección que permitan cortar la trayectoria de los arribistas y despejar el camino de los que realmente aportan. Más bien solemos verlos aupando a inútiles susceptibles de adaptarse a los manejos de otros tan incompetentes y aprovechados como ellos.

Así estamos como estamos, inmersos en una dinámica política muy alejada en términos generales del interés común. Como norma general, debiéramos advertir, recelar y apear a quienes, incapaces de promover iniciativas que contribuyan a resolver los problemas reales, se afanan en proponer soluciones milagro como los falsos curanderos o, lo que es peor, crear conflictos artificiales que les convengan.

El ejemplo más flagrante es el del independentismo, dañando y quebrando a la sociedad que dicen defender, pero no es el único. El politiqueo barato y el frentismo estéril es moneda corriente que nunca debiera circular, y ello ocurre hasta el punto de que, si por la actividad política fuera, la imagen de España ante el mundo sería penosa.

Lo cierto, por fortuna, es que la sociedad civil contrarresta con creces tal desatino ofreciendo al exterior una proyección de país absolutamente envidiable. Con sus desequilibrios, que sin duda los hay, y no menores, España está considerada por ahí fuera como una nación rabiosamente libre, segura, longeva y mayoritariamente feliz. Ello quiere decir que su ciudadanía posee un talento, unas capacidades y una vitalidad muy superior a la media de quienes la representan. Y esa es la España que nos merecemos, no esa otra empeñada en helarnos el corazón.


Sobre esta noticia

Autor:
20minutos.es (41662 noticias)
Fuente:
20minutos.es
Visitas:
1170
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Lugares

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.