Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que San Luis escriba una noticia?

Las fichas de poner

15/11/2012 20:00 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

Viniendo de quien viene lo que viene es de suma relevancia

Europa  Press

Viniendo de quien viene lo que viene es de suma relevancia. En su última columna, publicada en EL TIEMPO, Daniel Samper Pizano, uno de los más grandes periodistas del país, reconoce lo que, gracias a internet, muchos descubrimos hace tiempo: que los grandes medios de comunicación fungen hoy en día como simples y llanos mercaderes al servicio del poder que todo lo puede. O sea, del dinero.

Al respecto, una pista nos dio el director de Semana, Alejandro Santos, en su más reciente entrevista. Le preguntaron: “¿Los medios siguen siendo el cuarto poder?”, y él respondió: “Yo diría que el segundo. Que el lector adivine cuál es el primero”.

Pues bien, ahora ya sabemos cuál es el primero. Pacific Rubiales, el Estado o cualquier ente —persona o cosa— que tenga en su billetera el poder para poder.

Pero, ¿para poder qué?

¡Direccionar todo lo demás!

A ver, reconstruyamos este asunto. Si asumimos que el primer poder es el dinero y que los medios, como muy bien lo dijo el doctor Santos, son el segundo y que personajes tipo W son obsequiosos ante el dios de la fortuna, todo lo demás, incluyendo los tres poderes del Estado —de no ser que la fuente de ingresos de los medios, en un porcentaje al menos significativo, sea el mismo Estado—, son simples fusibles de quitar y poner.

Un fenómeno que podemos ilustrar mejor si intentamos responder a la pregunta: ¿A quién le debe Santos la presidencia?

1) Uribe, claro está. Porque nadie en realidad votó por Santos.

2) A esa hipócrita manera que tiene Santos de hacer política. En últimas, la mano con la que cañó al electorado.

3) A la revista Cambio.

¡Sí!, a la revista Cambio. Porque, si somos atentos y miramos los detalles, en principio el uribismo tenía, no uno sino dos serios candidatos. Andrés Felipe Arias y Juan Manuel Santos. Y Arias, que era marca registrada, estuvo muy cerca de la presidencia, incluso más cerca de lo que nunca estuvo el hoy presidente Santos, hasta que la revista Cambio direccionó el “escándalo” —nivel al que los mismos medios lo elevaron— hacia él. Así, mientras a uno se le despejaba el camino hacia la casa de Nariño, los medios se rasgaban las vestiduras y lanzaban todo tipo de hipótesis en torno a la culpabilidad de Arias. Un dele que dele que al final hizo mella en la opinión y en la “justicia”, otra ficha de poner.

@Fe_derrata


Sobre esta noticia

Autor:
San Luis (31 noticias)
Visitas:
806
Tipo:
Opinión
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas
Empresas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.