Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Gl1514290268422 escriba una noticia?

Los primeros dientes del bebé

29/12/2017 06:06 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

La dentición del bebé es un tema que preocupa de manera global a un público muy variado, entre los que se encuentran los profesionales dentistas pediátricos

La dentición del bebé es un tema que preocupa de manera global a un público muy variado, entre los que se encuentran los profesionales dentistas pediátricos,  aunque especialmente a aquellos padres primerizos que esperan con ansia el momento en el que erupcionen esos primeros dientes de su pequeño bebé.

En primer lugar diremos que,  la erupción dentaria en los bebés no tiene lugar de forma caótica, por lo que los deseados dientes saldrán al exterior dispuestos habitualmente en un orden específico, aunque es importante señalar que en muchas ocasiones, este orden puede verse alterado  y desde luego no tiene porqué significar que ocurra nada patológico.

Es importante resaltar, que todos y cada uno de las piezas dentarias comienzan su formación aún cuando el  feto se está gestando en el útero de la madre, por lo que aunque no puedan verse en el momento del nacimiento, se mantienen enterrados en las encías del bebé.

Será hacia los cuatro meses aproximadamente cuando comience la cuenta atrás. Entre los cuatro y los nueve meses se espera la erupción de los primeros dientes temporales, que serán habitualmente los incisivos centrales del maxilar inferior. En ocasiones brotarán de uno en uno, y en otras los dos a la vez, pero en cualquiera de los casos, estos serán habitualmente los primeros en ver la luz.

Les continuarán los incisivos centrales superiores, conocidos comúnmente como “las paletas”, en torno a los cuatro u ocho semanas más tarde y seguidamente los incisivos laterales superiores. Los incisivos laterales inferiores surgirán aproximadamente un mes más tarde, con lo que hasta ese momento, alrededor de los diez o doce meses, tendremos los cuatro incisivos superiores e inferiores. Esto permitirá a los bebes cortar el alimento con más eficacia, aunque para muchos bebes, la ausencia de los incisivos no implicará necesariamente que no puedan cortar la comida, ya que pueden llevar a cabo esta labor con las propias encías e incluso masticar como si de muelas se tratasen. En cualquier caso, estos tiempos de aparición serán siempre relativos y dependerán de la evolución de cada bebe.

Bebé mostrando sus primeros dientes

Tras la llegada de los incisivos, surgirán los primeros molares temporales, tanto superiores como inferiores y finalmente los caninos. Se inicia pues en este momento un intenso debate en el que se tratan los síntomas asociados a la erupción dental. Entre otros muchos indicios relacionados, se suele hacer referencia en este periodo tan importante a la fiebre, malestar general, babeo excesivo, dolor, exceso de necesidad de morder todos los objetos, etc.

A este respecto es importante señalar varias cuestiones. En primer lugar no todos los casos cursan con los mismos síntomas ni son percibidos por el individuo de igual manera. Bien es sabido que el dolor es un síntoma subjetivo, cuya interpretación se asociará al umbral del dolor de cada persona. Esto quiere decir que, dependerá de la percepción de cada bebé la evolución del proceso.

Es posible encontrar casos en los que la erupción dentaria curse sin dolor aparente. Sin embargo, se encuentran muchos casos en los que el bebe se muestra molesto y bastante irritable. De hecho, esta situación puede provocar alteración temporal del sueño, ya que al parecer,  el dolor dental es un dolor pulsátil, que se caracteriza por percibirse de forma más aguda por las noches, pues se incrementa en posición horizontal. Además la atención se focaliza más en el dolor, puesto que los bebes no estarán  tan entretenidos como pueden estar a lo largo del día con todos los estímulos externos que les rodean.

Para tratar este dolor, atenderemos siempre a las indicaciones del pediatra. En cualquier caso, debemos evitar absolutamente el uso de aspirinas para los bebes, ya que su ingesta en niños de corta edad está relacionada con el Síndrome de Reyeque se trata de una rara pero grave afección, que cursa con daño cerebral súbito y problemas hepáticos. Del mismo modo evitaremos toda la medicación de uso tópico que contenga benzocaína, relacionado con la hematoglobinemia, enfermedad en la que desciende de manera brusca el nivel de oxígeno en sangre.

Es importante destacar que,  en el caso de que se desarrolle un proceso febril a la par que vayan surgiendo los denominados “dientes de leche”, será necesario consultar con el pediatra de referencia, ya que la erupción dentaria en sí, no cursará con elevación de la temperatura y si tal cosa ocurriese, pudiera estar coincidiendo con una infección ajena al tema que nos ocupa. Del mismo modo, un proceso diarreico tampoco está justificado en tal caso, aunque puede ser que si se note cierta diferencia en las deposiciones, tornándose algo más acuosas,   debido al aumento de creación y deglución de saliva del bebe durante este proceso.

Respecto a la necesidad de morder, se suele recomendar el uso de masticadores o mordedores para calmar esta situación tan complicada, tanto para padres como para bebes. Ofrecer un objeto que puedan mordisquear, a poder ser frío, pero no congelado (para evitar quemaduras), ayudará a masajear las encías y a aliviar esas pequeñas molestias.

Como comentábamos anteriormente se produce un babeo excesivo durante esta etapa de dentición. Esto puede dar lugar a pequeñas erupciones o enrrojecimiento e irritación de la piel circundante de la boca, de la zona del pañal e incluso en el pezón de la madre lactante. Esto sucede porque el ph de la saliva cambia, volviéndose más ácida y provocando irritación en la zona de contacto con la piel. Para evitar estas situaciones o al menos minimizar al máximo los daños, hay que tratar de mantener las zonas de posible lesión lo más limpias posibles e hidratadas. Del mismo modo es importante mantener tanto el pañal como la ropa seca, cambiándola tantas veces como sea necesario y haciendo uso de baberos.

Es importante recordar que la higiene oral del bebe no comienza cuando surgen los primeros dientes temporales, sino desde el principio de sus días. Hay que prestar atención a sus encías vacías y pasar una gasita húmeda por la boca del bebe para eliminar restos de leche tras cada toma. Sin duda una vez que ya surgen los primeros dientes haremos más hincapié en las piezas que tenemos, manteniéndolas limpias y cuidadas a través de cepillados con cepillos de de celdas blandas y agua. No será hasta aproximadamente un año de edad, cuando se pueda comenzar a usar pasta de diente sin fluor.


Sobre esta noticia

Autor:
Gl1514290268422 (13 noticias)
Visitas:
4320
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Etiquetas

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.