Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ordos escriba una noticia?

Machismo poetas y poetisas en América

12
- +
22/12/2017 05:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

América debe su nombre a Américo Vespucio, pero curiosamente su nombre fue feminizado para eternizar al mayor de los continentes del planeta, no porque se pensara en la igualdad de género, sino más bien porque el resto de los continentes eran femeninos de antaño

Que nadie se llame a engaño, el hombre y su machismo impregna toda la sociedad y la historia, desde hace miles de años.

No era así en los albores de la civilización, donde las diosas gozaban de las simpatías de las primeras sociedades y las ciudades estado, antes de la aparición de los monoteístas judíos.

En aquellas sociedades las diosas de la creación, de la vida y de la fertilidad eran mujeres, eran todas mujeres, hembras representadas con toda la expresividad de sus cuerpos desnudos que no escandalizaban a nadie, salvo a los Abrahanistas, primero judíos después cristianos y más tarde musulmanes.

La Epopeya de Gilgamesh, la primera y la más antigua obra de literatura conocida, habla precisamente de las maldades de un rey hombre, que abusa de las mujeres de su reino y que se enfrenta a la diosa Ishtar para defender sus desmanes e imponer su voluntad  en la tierra.

La lectura de Gilgamesh resulta reveladora de las esencias y los orígenes de gran parte de la Biblia a la vez que refleja el inicio y la implantación del machismo, desplazando a las diosas del papel creados de vida para otorgar al hombre el papel de creador del universo. (ver enlace)

Así vemos que la literatura no es algo inocuo, más bien al contrario ha sido es y seguirá siendo un arma imprescindible para imponer el pensamiento que domina las sociedades.

Y el machismo es una parte importante de ese lenguaje y una forma de dominación que sólo favorece a los hombres y somete a las mujeres.

Cuando decidí comentar el mundo de la poesía en lengua castellana, dirigí la mirada al gran continente, a la América de mi infancia y adolescencia, donde estudié las primeras letras.

A estas alturas de artículo el encabezamiento es evidente, pues cuando se recorren las redes o llegan sus mensajes, se pueden medir y valorar muchas de las interacciones que genera este medio global que une al planeta.

El machismo es una de las lacras más importantes de América Latina

Y ese es el meollo de la cuestión, hace días saltó en una de mis redes un mensaje de respuesta a una poetisa que había publicado un poema.

Acudí a la lectura del mensaje y la sorpresa fue mayúscula a le ver el contenido de la respuesta, una extensa carta cargada de egocéntrico machismo, improcedente e incluso insultante por sus formas.

Venía el macho en cuestión a presumir de sus dotes literarias y de sus atributos como amante invitando a la poetisa a probar sus habilidades amatorias desinhibidas en lo tocante al tabú de las relaciones anales.

La “carta” es un cúmulo de improperios machistas hilvanados torpemente y que dejan al descubierto la cosificación de la mujer y el desprecio a su condición femenina.

Pero no queda ahí el asunto, el poema de la poetisa hacía especial referencia al machismo y al feminicidio, para obtener a cambio una respuesta machista y despreciativa al mensaje del poema.

O bien nadie reparó en el mensaje o bien --como yo—calló y guardó silencio ante el despropósito del autor, lo cual nos convierte en cómplices de una actitud intolerable en una sociedad civilizada.

Como escribir este artículo no me exime de responsabilidad he corrido a su comentario para censurarle, algo que ruego hagamos todos y todas ante semejantes comentarios que denigran a las mujeres, las convierten en objetos sexuales y seres de segunda clase.

La próxima será elaborar una lista de indeseables en las redes y en concreto en las redes de poesía y literatura, sin necesidad de caer en el puritanismo y menos en la caza de brujas.

El respeto y la libertad de expresión están reñidos con la chabacanería, la vulgaridad y el machismo.

 

@ordosgonzalo

 

 

gonzalo   alvarez-lago   garcia-teixeiro


Sobre esta noticia

Autor:
Ordos (1174 noticias)
Visitas:
94
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.