Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Ordos escriba una noticia?

Malva, o el fusilamiento de Pablo Neruda

21/02/2018 11:33 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

El libro fue publicado en Holanda en 2015, es decir hace casi tres años, fue presentado en la Feria del libro de Colombia en 2017, la agencia EFE lo reseñó en Abril de 2017, pero curiosamente es ahora cuando se difunde forma simultánea en varios medios españoles

     

La historia ha dado cuenta de numerosas venganzas literarias en las cuales los autores injurian y destrozan a sus adversarios con libelos cargados de ponzoña, pero en el caso de Hagar Peeters se trata de dar una patada en el trasero de Pablo Neruda en lugar de darla en el trasero de su padre.

Uno de los mecanismos de defensa del subconsciente es el de la traslación, se trata de disfrazar lo que es difícil o imposible de aceptar, convirtiéndolo en algo más aceptable para nuestra mente, para nuestro Yo.

De esta forma si trasladamos a otros, nuestros pecados estamos redimiendo nuestras culpas y frustraciones.

Este es el caso de Hagar Peeters, la hija de un sociólogo holandés que desarrolló su trabajo en Chile durante el gobierno de Salvador Allende, el cual “abandonando” a su única hija “cuando más lo necesitaba” según sus propias palabras, en una entrevista concedida al diario colombiano El Tiempo, del que entresacamos algunas de sus declaraciones para este artículo.   

Su padre, Herman Vuijsje, es un hombre comprometido, que ha dedicado gran parte de su vida a temas sociales y a la solidaridad con Chile en los tiempos de la dictadura de Pinochet, algo que le sitúa en el mundo de Pablo Neruda, escritor y militante comunista.

Y es aquí donde hay que ver el centro del odio de Hagar Peeters, el odio a los comunistas, a los ateos, esos que comen muchachitos y matan monjitas.

Cuando te haces célebre por denunciar los crímenes de tu padre, eres perdonado más fácilmente, así que si eres más célebre que tu padre puedes matarle más fácilmente y obtener el perdón inmediato, matas dos pájaros de un tiro.

Y esto resulta más fácil y menos doloroso (costoso anímicamente) si al que matas es al Alter Ego de tu padre y no a él mismo. Destruyendo la imagen de Neruda, destruyo la imagen de mi padre, venganza consumada.

Hagar Peeters: Cuando era joven escribía en un diario. Pero me aburría repetir todo el tiempo lo que había pasado en la vida real. Descubrí que la realidad se puede acercar más desde la ficción.

Quien escribe para destruir moralmente a otro, no merece más que el desprecio

¡Había tantas similitudes entre la figura de mi padre y la de Neruda! Padres ausentes, muy de izquierda, que trataban de escribir sobre la gente marginada y silenciada y darles una voz, pero que al mismo tiempo no podían tener algo íntimo entre padre e hijo.

Pero Hagar ignora o ignoró conscientemente que no sólo Malva fue rechazada por Neruda, también lo fueron Oskar Matzerath (el hijo de Gunter Grass), Lucia Joyce (la hija de James Joyce), Daniel Miller (el hijo de Henry Miller), escritores más próximos a su mundo cultural.

Hagar juega de forma maniquea olvidando las circunstancias y el papel de los personajes, inmersos en plena Guerra Civil española y a las puertas de la Segunda Guerra Mundial.

Hagar, quiso vengarse de aquellos que distrajeron la atención de su padre cuando ella era una niña abandonada en Holanda, trauma infantil con secuelas hasta alcanzar la fama consumando su venganza, sin que sepamos si se debe a su complejo de Electra o un extraño complejo de Edipo.

En una entrevista de la Agencia EFE dice:

"Para mí era importante crear la voz de un personaje que pudiera entender a su padre y que quisiera saber quién era y lo que pensaba, pero a la vez buscaba resaltar esa rabia que sienten los niños cuando su padre no les presta atención. Esos dos aspectos cumplieron un objetivo claro: darle humanidad a Malva", afirmó Peeters a Efe.

Finalmente decir, que el chileno Fernando Lizama-Murphy, también se ha dedicado a sembrar el odio hacia Pablo Neruda, con lo cual podemos presagiar el nacimiento de un frente antinerudiano de marcado carácter anticomunista muy propio del fascismo y el nacional catolicismo, siempre fieles a la consiga de destruir al adversario por la vía de la difamación y las medias verdades que resultan más dañinas que las mentiras.

La poesía ha sido desde siempre creación y estímulo de los mejores y más hermosos sentimientos del hombre. Nada que ver con la obra de la señora Hagar, que tiene su origen en el odio, el rencor, el revanchismo y la sed de venganza.

Llama poderosamente la atención esta campaña dirigida a destruir la imagen del poeta, que como siempre viene de la mano de la derecha.

Pero también llama la atención el odio y el rencor que pueden llegar a alcanzar algunos hijos respecto a sus padres.

 

 

 

 

@ordosgonzalo

 

 

gonzalo   alvarez-lago   garcia-teixeiro


Sobre esta noticia

Autor:
Ordos (1231 noticias)
Visitas:
4586
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.