Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Delegadof escriba una noticia?

Metodologías y enfoques pedagógicos

25/08/2018 07:50 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

No se puede entender las corrientes pedagógicas contemporáneas si no es en contraste con la llamada Educación Tradicional

INTRODUCCIÓN No se puede entender las corrientes pedagógicas contemporáneas si no es en contraste con la llamada Educación Tradicional. La Educación Tradicional que comprende ciertas concepciones y procedimientos pedagógicos que han sido motivo de crítica por los grandes pensadores de la historia. Recordemos a Sócrates frente a la Educación Tradicional griega o las ideas renovadoras de Cicerón y Quintiliano respecto a la romana. Así mismo, recordemos en el Renacimiento a humanitas como Vittorino da Feltre, Erasmo y Montaigne, enfrentados a la Educación Medieval de carácter dogmático y autoritario. En el Siglo XVII a Locke, en el Siglo XVIII a Rousseau y Pestalozzi y en el Siglo XIX a Froebel y Herbert. No obstante estas críticas y lo valioso de ellas, la Educación Tradicional ha perdurado hasta nuestros días en la práctica real y concreta de la Educación diaria y cotidiana de las escuelas. El presente ensayo pretende reflexionar sobre la Escuela Nueva que se consolida como proyecto pedagógico innovador durante las primeras décadas del siglo XX y XXI. La escuela Nueva privilegiará la acción y la actividad al postular que el aprendizaje proviene de la experiencia y convertirá así al niño en el actor principal de la Educación, en el centro sobre el cual debe girar todo el proceso Educativo. CARACTERÍSTICAS DE ESTA LLAMADA EDUCACIÓN TRADICIONAL a) Una educación centrada en los contenidos cognoscitivos que el maestro transmite y el alumno debe dominar (Educ. Intelectualista). b) El alumno debe dominar los contenidos memorizándolos y evocándolos cuando los requiera el maestro (Educación Memorística). c) Como el alumno debe memorizar los contenidos, su conducta debe ser pasiva y receptiva para captar fielmente el contenido (Educ. Pasivo-Dependiente). d) El alumno está obligado a dominar los contenidos que se le enseñan, no importa sino responden a sus intereses, capacidades, etc.(Educación Homogeneizante). e) La escuela y el maestro cumplen un papel central en el proceso educativo a tanto representantes de los modelos culturales que se transmiten (Educación .Magistercentrista). f) El alumno desde muy pequeño acata el principio de autoridad del director, del maestro y acepta pasivamente cualquier presión que haga sobre él (Educación Autoritaria). g) Para potenciar el dominio de los contenidos por parte de los alumnos se fomenta la competencia entre ellos (Educación Competitiva y Meritocrática). h) Se considera que el lugar natural de la educación es la escuela y dentro de ella el aula de clase (Educ. Escolarizante). i) Se considera que el mejor y exclusivo o material didáctico es el libro, pues no es indispensable el contacto directo con la naturaleza (Educación verbalista y libresca). ANTECEDENTES DE LA ESCUELA NUEVA Y LA PEDAGOGÍA ACTIVA: Para Piaget, educar es adaptar al niño al medio social adulto, es decir transformar la constitución psicobiológica del individuo en función del conjunto de aquellas realidades colectivas a los que la conciencia común atribuye un cierto valor. Hay dos términos en la relación que constituye la educación: por una parte el individuo en crecimiento; por otra los valores sociales, intelectuales y morales en los que el educador está encargado de iniciarle. De esta manera el educador, ha llegado implícita y explícitamente, a considerar al niño como un hombre pequeño al cual instruir, moralizar e identificarlo lo mas pronto posible con sus modelos adultos, es decir como una materia resistente a la que hay que enderezar más que informar. Si bien es cierta la infancia significa la preparación para la edad adulta, no se deduce de ello que sea preciso informar al niño, suponiendo como modelo al hombre ya hecho. “Observar la naturaleza decía Rousseau, y seguir el camino que ella os trace”. La infancia tiene maneras de ver, de pensar y sentir que les son propias, nada tan insensato como querer sustituirlas por las nuestras. Esta es la idea central generadora de un conjunto de planteamientos que se desarrollaron en el siglo XX y a los cuales se conoce como Educación nueva y pedagogía activa. Ciertamente las ideas de Rousseau no se limitan a ésta ya de por si genialidad, y que dará lugar aun verdadero giro copérnicano en la pedagogía. Entre los seguidores de Rousseau al menos Pestalozzi (1746- 1827) discípulo de Rousseau y Froebel (1782-1852) discípulo de Pestalozzi han llevado a la práctica escolar parte de sus ideas. El método de Pestalozzi se funda en la acción, tanto porque el niño encuentra por si solo los diversos elementos del saber al igual que los desarrollos sucesivos como porque se ve obligado, a través de unos signos representativos o construcciones, a hacer visible y sensible lo que ha conseguido. Este principio en virtud del cual el niño, sustituye el libro con su experiencia personal, las imágenes con la naturaleza y los objetos, los razonamientos y las abstracciones con ejercicios y hechos, se aplica en cada momento de la instrucción y a todas las ramas del saber. Se recurre a la acción en todas sus modalidades y formas. El niño observa, investiga, recoge materiales, experimenta más que estudia, actúa más que aprende. La aplicación de las ideas de Pestalozzi a la educación de los párvulos es obra de Federico Froebel (1782-1852). En ello reside el mérito perdurable de este ilustre pedagogo, creador de los “Jardines de Infancia” (Los Kindergarten). La Pedagogía de Froebel es una Pedagogía de la actividad espontánea, en ella la pedagogía debe considerar al niño como actividad creadora y despertar mediante estímulos las facultades de éste, propias para la creación productiva. LA EDUCACIÓN NUEVA A fines del siglo pasado y principios del presente se inicia un vigoroso movimiento de renovación educativa y pedagógica. A este vasto movimiento se ha conocido como “Educación nueva”. Se trata de una corriente que busca cambiar el rumbo de la educación tradicional, intelectualista y libresca, dándole un sentido vivo y activo. Por esto también se ha dominado a este movimiento la escuela “activa”. Las “Escuelas Nuevas” surgen como una reacción contra los viejos sistemas educativos. La obra de acción de estas instituciones es más prácticas que doctrinales, introducen nuevos usos y estilos de enseñanza. Las “Escuelas Nuevas” aparecen a fines del siglo pasado y principio del presente y se caracterizaron por: a) La Educación integral (moral, estética, laborales, manuales, etc.) en contra del predominio intelectualista. b) La vida en el campo, porque éste es el medio más propio para el niño. c) Es posible la coeducación. d) Sistema e internados. LA PEDAGOGÍA ACTIVA Una de las más influyentes corrientes pedagógicas contemporáneas es sin duda la llamada pedagogía activa. La pedagogía activa cubre una amplia gama de escuelas y propuestas metodológicas. Podemos caracterizar a la pedagogía activa desde tres puntos de vista. 1) Desde el punto de vista psicológico parte del impulso creador y constructor de los intereses y necesidades del estudiante (niño). La pedagogía activa, como señala Francisco Larroyo (1986), da un nuevo sentido a la conducta activa del educando. Funda su doctrina en la acción (experiencia) actividad que surge del medio espontáneo o solo es sugerida por el maestro; una actividad que va de dentro hacia fuera, vale decir, autoactividad. La actividad pedagógica así concebida se halla en relación de dependencia de las necesidades e intereses del educando; es, en otros términos, una actividad funcional. 2) Desde el punto de vista pedagógico, la pedagogía activa ha llegado poco a poco a este concepto de la autoactividad. Cinco son los principios en que se funda la pedagogía de la acción: autoactividad, paidocentrismo, autoformación, actividad variada o múltiple y actividad espontánea y funcional. 3) Desde el punto de vista social, la pedagogía activa favorece el espíritu de solidaridad y cooperación de los alumnos y la comunidad de éstos en los alumnos. Como vemos la pedagogía activa se fue gestando a partir de Rousseau hasta convertirse en un movimiento dominante. LA EDUCACIÓN NUEVA Y LA PEDAGOGÍA ACTIVA EN LA EDUCACIÓN ACTUAL La escuela nueva prepara en cada niño, no solo el futuro ciudadano capaz de cumplir sus deberes para con la patria, sino también con la humanidad. Es el principio de la “paz por la escuela”, que mas tarde sirvió de motivo fundamental para organizar la UNESCO. La escuela es una de las instituciones más tradicionales más resistentes y más renuentes al cambio, en una palabra, más conservadoras. Por ésta razón las innovaciones educativas, hoy en día, tardan mucho en consolidarse, divulgarse y generalizarse en el medio. Conocemos que el autoaprendizaje, transforma de raíz las relaciones entre el maestro, el alumno y el saber. Proceso entonces, que tendrá que realizarse en donde el alumno es el centro de todo proceso educativo; él es quien debe auto guiarse a partir de su propia experiencia. La nueva escuela y la pedagogía activa defenderán entonces la acción como condición y garantía del aprendizaje. CONCLUSIONES: 1. Se rechaza la escuela memorista y se hace hincapié en la formación del espíritu crítico por la aplicación del método científico: observación, hipótesis, comprobación y ley. 2. Se respeta y cultiva la vocación de los alumnos. 3. Enseñanza activa y objetiva. 4. Decidida importancia al dibujo y las materias expresivas. 5. La enseñanza se basa en los intereses del niño. 6. Enseñanza individualizada. 7. Socialización de todas las actividades de la escuela. REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS Ausubel y Adla. (1988). Psicología Educativa: Un punto de vista cognoscitivo, Trillas, México. Bruner J. (1986). Desarrollo cognitivo y Educación: Morata, Madrid. De Zubiría Samper, Julián. (1994). Los Modelos Pedagógicos, Ed. Fundación Alberto Mekani, Santa Fé de Bogotá. Flores R. (1994). Hacia una Pedagogía del conocimiento. Mc Graw-Hall, Bogotá. Freire, P. (1973). La educación como práctica de la libertad. Buenos Aires, Siglo XXI. Luria, Leontiev y Vygotsky. (1973). Psicología y Pedagogía, Akal, Madrid. Novak Joseph. (1982). Teoría y práctica de la educación, Alianza Editorial, Madrid. Piaget Jean. (1973). Psicología y pedagogía. Barcelona, Editorial Ariel. Rogers, C. (1972). Libertad y creatividad en la educación. Buenos Aires, Paidós. Skinner B.F. (1985). Aprendizaje y comportamiento (Antología) Martinez Rcca, Barcelona.


Sobre esta noticia

Autor:
Delegadof (78 noticias)
Visitas:
4170
Tipo:
Opinión
Licencia:
Copyright autor
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.