Globedia.com

×
×

Error de autenticación

Ha habido un problema a la hora de conectarse a la red social. Por favor intentalo de nuevo

Si el problema persiste, nos lo puedes decir AQUÍ

×
cross

Suscribete para recibir las noticias más relevantes

×
Recibir alertas

¿Quieres recibir una notificación por email cada vez que Uterodemarita escriba una noticia?

Un miserable gobierna la capital del Perú

04/11/2016 10:10 0 Comentarios Lectura: ( palabras)

image

Foto: Captura web RPP

Escribe: José Alejandro Godoy

Esta mañana, amanecimos con la mala noticia de un incendio en Cantagallo. Específicamente, en la zona donde, desde h ace 16 años, habitan compatriotas shipibos en condiciones bastante precarias. Si bien no hay víctimas que lamentar, sus viviendas han quedado destruidas.

A los minutos de reportada la noticia, el sujeto que funge de alcalde de la ciudad, Luis Castañeda Lossio, solo atinaba a prometer carpas en una zona igualmente precaria (Martinete) y no tenía empatía alguna con las familias que acababan de perder el lugar donde habitan.

Peor aún, Castañeda solo atinaba a echarle la culpa a la gestión anterior por la falta de reubicación de los ciudadanos que viven en Cantagallo. Este funcionario público pretendía que Lima olvide que fue él quien evitó que el proyecto Río Verde, que contemplaba dicha acción estatal (así como la revaloración de la ribera del río Rímac en la parte que corresponde al Centro Histórico), finalmente se concretizara.

El poco empático alcalde, que solo aparece en microondas complacientes y que se corre de las preguntas agudas (hoy en RPP las hicieron), pretendió que los ciudadanos seamos amnésicos frente a la realidad: él negoció, cuando era autoridad recién electa, que no se firmara la adenda del contrato para que Río Verde sea una realidad. A cambio, nos colocó un bypass que no ha solucionado los problemas de tránsito de la zona donde fue instalado y, además, le ha traído serios cuestionamientos.

El señor Castañeda pretende que también olvidemos que negociaba por lo bajo con OAS para que pararan la publicidad de Vía Parque Rímac. Con un "no recuerdo" que solo se escucha en autoridades que tienen tremenda mochila de ineficiencia y, vamos a decirlo claro, serias acusaciones de corrupción, pretende que los vecinos no le reclamemos por sus arreglos debajo de la mesa.

Y si bien hoy hubo algunos periodistas que alzaron la voz e hicieron las preguntas que el alcalde solo atinó a evadir, otros se desviven pidiendo colectas. Ante la emergencia, toda ayuda es necesaria (y es necesario estar atentos a apoyar a nuestros hermanos que han quedado damnificados). Pero se trata, en muchos casos, de los mismos que omiten siquiera hacer una crítica a una autoridad que no tiene el más mínimo escrúpulo ni le da la gana de contestar los reclamos de los ciudadanos y de la prensa que si lo fiscaliza.

Ayer, haciendo gala de la prepotencia que la caracteriza, la gestión Castañeda pretendió evitar que dos congresistas pudieran ingresar a ver las sesiones de Concejo Metropolitano. Y, cuando finalmente lo hicieron, las graderías destinadas al público estaban ocupadas por trabajadores municipales. Peor aún, la teniente alcaldesa, que solo atina a hacerlas de escudera mediática de un sujeto que no se atreve a dar la cara cuando las papas queman, comenzó a hacer gala ? en redes sociales ? de modales que distan mucho de una autoridad y la emparentan más con la arrabalería.

Es hora que el alcalde de Lima deje de suponer que quienes cuestionan su gestión son fans de una alcaldesa que, teniendo ideas relativamente claras sobre lo que había que hacer con la ciudad, falló clamorosamente en hacer política para llevarlas a cabo. Sus críticos no son villaranistas. Son vecinos que ven que la ciudad está dejada al capricho de un sujeto que no atina a decirnos si habrán 3 o 5 bypass destrozando la avenida Salaverry, que no responde por la reforma del transporte, que ha mediocrizado la vida cultural de la ciudad, que ha dejado de lado cualquier plan de largo plazo a cambio de los aplausos por legarnos un mamarracho de capital o de los marcartistas más ramplones que tenemos en Sudamérica.

Los fans (y trolls) del señor Luis Castañeda Lossio repiten que es "el mejor alcalde de la historia". Además de insultar la memoria de Alberto Andrade y olvidar lo que hizo Luis Bedoya Reyes por la ciudad, este rasgo de mesianismo solo recuerda al totalitarismo norcoreano que rinde culto a su líder con frases de ese tipo.

Es hora de que los limeños le pongamos un alto al miserable que funge de alcalde de la ciudad. Y que deje de correrse de nuestros reclamos.


Sobre esta noticia

Autor:
Uterodemarita (4842 noticias)
Fuente:
utero.pe
Visitas:
590
Tipo:
Reportaje
Licencia:
Creative Commons License
¿Problemas con esta noticia?
×
Denunciar esta noticia por

Denunciar

Comentarios

Aún no hay comentarios en esta noticia.